Relación con la mujer casada mayor

El día que me enamore de de una Mujer mayor

2020.09.11 11:00 SnowLothbrok El día que me enamore de de una Mujer mayor

Hola tengo 26 años soy un chico Les contaré una historia muy personal, es la verdad... Un secreto que nadie sabe tal vez en lo que a ustedes concierne sea una cosa de importancia nula, ya que es algo que tiene que ver más de mi vida privada que de cualquier otra cosa... En fin, estos días eh estado melancolico, me quedo sentado, pierdo la mirada, me pregunto porque me siento así, si nada me va mal, no hay problemas, son días tranquilos, estoy raro... Me dedique a buscar un rostro conocido en las fotos de mis galería hoy mismo, dicho rostro que perdí de vista a lo largo de los años, si así es, se trata de una mujer que fue muy especial en mi vida, algunas veces ando ocupado haciendo esas que yo hago, tengo que cumplir con muchas cosas, deberes, mis proyectos... Cosas que me ocupa la mayor parte del tiempo, pero muchas veces me pregunto si dejo margen para... Otras cosas... En fin les hablaba de esta mujer ella era mayor que yo en aquel entonces yo tenía 23 y ella 26, ya era una persona muy madura, una mujer hermosa, yo en aquel entonces estaba recién casado con alguien más, vamos a llamarla "Pan" (es su sobrenombre) ella era una persona totalmente narcisista y me trataba muy mal, vivíamos juntos pero me corrió, hasta me mandaba a dormir al suelo, en un plazo de algunos meses planeabamos volver pero ella me daba largas, y me enteré que era infiel conmigo, para ese entonces mantenía una relación amistosa con esta chica mayor, la llamaremos "May"; ella y yo nos fuimos conociendo mediante Facebook, es fanática del Lol pero estaba casada y ya tenía 2 hijos, pero su esposo la engañaba, nos consolabamos mutuamente, yo solo la había visto en fotos, en fin... fui tan apasionado de ella como ella de mi, fue la ultima relación más pasional, intensa y romántica que haya tenido en toda mi vida, a la fecha no eh sentido algo similar, tal vez fue mi ingenuidad la que no sabia donde detenerse porque a esa edad yo buscaba cosas que en la actualidad ya no eh buscado en ninguna otra mujer... Lo nuestro era algo imposible y lo sabíamos ambos, conectabamos tanto que hasta daba miedo.
El día que May y yo nos vimos por primera vez fue en un cine dentro de la sala por miedo a que la viera su esposo, nos besamos por primera vez. Realmente cuando la vi por primera vez quedé muy impactado porque ella es una mujer muy hermosa, no podía creerlo, era como un sueño Ese mismo mes su esposo se fue de la ciudad por temas del trabajo, ella me llamó para que fuera a verla, y yo con miedo pero enamorado fui, esa noche, en la sala de su casa, con las luces bajas, me dijo algo que nunca olvidaré: "no importa lo que pase, esta noche estas conmigo y nada ni nadie importa, ni lo mal que la hemos pasado antes, no importa nada en el mundo solo que estamos juntos" Esa noche hicimos el amor, bailamos un poco, recorrí cada parte de su cuerpo con mis manos, nos amamos mucho, fue la noche más romántica de toda mi vida, me fui como a las 5 de la madrugada en un taxi, y me mando un mensaje con una canción que me dedicó, es esta: https://youtu.be/mSBo57dQwSY Y yo le dedique estas dos que describe muy bien lo que nos pasó: https://youtu.be/6BmGWjmtHZA https://youtu.be/c0Ey7nVhdrU Fueron esta y la siguiente noche que estuvimos juntos, hablando de cómo sería nuestras vidas si nos hubiéramos encontrado antes Después de todo eso seguimos hablando, hasta el momento que sabíamos que esto se debía detener por el bien de sus hijos, si la amas dejala ir, dice el dicho, cualquiera diría que es estúpido, pero hay veces que por mas que alguien sea perfecta para ti no significa que las cosas vallan a ser así... Yo no me aferre pero sin duda los momentos que pasamos juntos jamas los olvidaré y espero que ella tampoco, se que algunas veces ella tambien me recuerda... Lo sé porque realmente nos llegamos a amar, amarnos bien sin celos, sin condiciones, sin horarios... Al final me divorcie de Pan osea mi ex, ella terminó buscándome, y pidiendo perdón, y yo le conté lo que pasó, y que ya no la quería volver a ver en la vida, aprendí mucho que la persona que te ama no te humilla y el cariño que me demostró May me hizo darme cuenta que ella y yo estábamos con personas tan asquerosas y que no nos merecían, yo no me sentí mal ya que Pan me había engañado antes de que yo saliera con May y después de todo a ambos nos trataron mal y nos engañaron, pero bueno... En fin como les decía... Hoy buscaba esos recuerdos, porque a pesar de que vivimos a una ciudad de distancia, no la eh vuelto a ver, no hablamos mas por el bien de ambos, y creo que jamás volverémos a hablar pero... Me gustaría volver a verla tan solo una vez más... Hoy encontré lo que estaba buscando y fue como revivir esos recuerdos que yo había guardado en la alacena y cerré con llave... Lo nuestro era sincero y no creo que lo vuelva a vivir... Por eso no me esfuerzo mas en buscarlo, porque yo nunca la busque a ella, solo un día paso... Y jamas olvidaré ese momento que la vi Como dije nunca antes había contado todo esto pero ya ah pasado un tiempo y decidí compartirlo... Aquí... Tal vez a alguien le parezca interesante esto, tal vez no pero sin duda... Me libera de algo que me eh guardado por muchos años... NADIE LO SABÍA HASTA HOY Creo que aveces estas cosas pasan, y que la vida nos juega una broma cruel, nos une a personas que no nos merecen y nos separa de las personas a las que pertenecemos... Un amor imposible, tan dulce y amargo a la vez... No tengo ningún recuerdo malo de ella, todo fue perfecto, y no me arrepiento de nada DE NADA y solo nosotros dos cuando nos abrazabamos tan fuerte sabiendo que era la última vez que nos veríamos sabíamos cuanto deseábamos estar juntos.
La extraño tanto...
submitted by SnowLothbrok to espanol [link] [comments]


2019.09.29 19:42 Davidemagx Cuando me las cobró el karma (historia real de mi vida)

Reddit
Bueno, vamos a la historia. Trataré de relatarlo bien y con detalle, esto me sucedió de verdad.
Hoy en Historias de la Vida Real: Tirate un karma!
Escrito y protagonizado por: Éste pelotudo.
Corría el año 2005, localidad de Sáenz Peña (Chaco) hacían unos meses había caído en la falopa y los excesos. Era habitual para mí terminar los fines de semana en un telo o habitación cualquiera, con una o más personas, duro de haberme metido el talco por el nazo y con olor a sexo del sucio. Mucho ruido, poca gloria. Ya venía de pasar por abuso sexual a manos de una mujer mucho mayor que yo (yo tenía 19 y ella 35) lo que fue el puntapié de un descanso de a ratos gradual y meticuloso y de a otros retos abrupto y vertiginoso. En otro post contaré esa parte… bien, va la cuestión que mi cabeza era un embrollo de pijas, conchas y culos que no se sabían de quiénes eran, sólo que al final del día el que terminaba culiado por la vida era yo mismo.
Cuando no tenía fiesta loca me ocupaba de procurarme a alguien para tener donde morir el vicio. ¿Se acuerdan del mIRC y del MSN? En ésa época eran the shit para el levante y fue allí, en mIRC, que conocería a (llamémosla) Graciela, una mujer de 33 años, casada y con hijo. Marido viajante, solía estar fuera de la casa por días enteros. La cosa con la Gachy fue bastante rápido, después de un rato que pudieron haber sido un par de unos o unos minutos pasamos a algo más personal, el MSN y tras dos días de chat diario y casi constante finalmente acordamos encuentro para un día martes que ella estaría sola en su casa ya que el marido y el hijo de 9 años (no pierdan ése dato) se irían de viaje y no vendrían sino hasta el día siguiente.
Bien, llega el martes y me presento en su casa, en un barrio que quedaba en una zona medio turbia. A ésta altura ya nos comunicabamos via sms (nostalgia pura) y para calentonear nos tirabamos un mms aprovechando que Personal y CTI tenían una grieta en el sistema y se la podía explotar para el internet gratarola, y nos pasabamos fotos/videos o audios. Volviendo al encuentro, la mujer no estaba mal, morocha, ojos negros, pelo largo y lasio. Tatuajes en el hombro izquierdo, cintura y pierna izquierda. Medidas? No sabría. Estaba bien. Rellenita pero bien tallada. 1,60 de altura y labios rojos carnosos. Era toda un eye candy.
El encuentro fue bien, de esos fuertes y violentos en los que se rompe una costilla de la cama y quedan marcadas las nalgas y sangrando la espalda. Fuerte la cosa… los encuentros se repitieron a lo largo de unos meses y se detuvieron de golpe porque nos estábamos encajetando.
Fastforward 10 años. Sobrio y mejorado yo estaba viviendo en otra localidad. Llevaba un año de novio y la cosa iba en serio, mi ex pareja tenía 22 años. En un momento tuvimos algún problema que no pudimos resolver bien y quedamos picados, yo la amenacé con meterle los cuernos y ella amenazó con lo mismo, para que vean la extensión del conflicto. Salimos un fin de semana y en medio de una borrachera ella agarra para un lado y yo para otro. Nos terminamos perdiendo el rastro por unas horas. Yo terminé saliendo del pub y yendo a un bar, sentado en la barra, tomando gaseosa para aplacara el alcohol y cuando tuve la cabeza fría encaré al rancho.
Al llegar me encuentro ya con la puerta sin llave, entro y veo ropa que no era mía en el suelo. Voy a la pieza y ahí estaba mi (ex)pareja con un pendejo. Ella completamente en bolas y con las gomas todavía gratinadas, dormida. El tipo tirado al lado, dormido y con el Ignacio al aire… Ahora, dirán “Ya me imagino tu bronca”, “Lo habrás querido matar!” “Lo habrás cagado a trompadas!”, bueno… Sí, sí y no… Tenía la cabeza en frío, siempre un tipo analítico y por sobre todo diplomático y comprensivo. Entendí que todo aquello había venido de la mano de nuestros problemas y que el pibe no tenía la culpa. Lo más tranquilo que pude le dije que se vistiera y saliera al comedor. Yo fui y preparé café mientras y serví 2 tazas, una para él y otra para mí.
El flaco salió con los ojos llorosos y casi tembalando de miedo. Lo invité a sentarse en una punta de la mesa para charlar. Quedó en borrar el número de mi pareja perderse. Que él igual no era de la misma localidad y que se iría y no iba a volver más. Era un bien pibe, posta. En eso mi novia se levanta y se pone blanca como papel. Tranca palanca, le serví un café y nos pusimos a charlar los tres sobre el asunto. Aclarados los panoramas, resueltos los dramas y expedidas las disculpas ya sólo nos quedó charlar de onda. El pibe era de Sáenz Peña, 19 años. Hijo de ama de casa y padre viajante y vivía en un barrio que quedaba en una zona medio turbia… padre viajante… barrio en zona medio turbia… me suena… Charlando un poco más logro que me muestre el celular una foto de los viejos, alegando que tal vez conocía yo al padre de alguna vuelta de la vida. Chan! Eran nada más y nada menos que Graciela y el marido viajante! El pibe que se había garchado a mi novia era el mismo nene de 9 años de aquella época, 10 años más grande! No dije nada, ni una sola palabra, sólo se me cruzó por la cabeza “el círculo de la vida, lección aprendida”… Cuidado con el karma, gente. No siempre llega de inmediato. A veces se toma su tiempo para pasar a cobrar la deuda.
Mi novia y yo arreglamos los problemas y seguimos juntos 2 años más (dejen de leer ya los que quieran quedarse con el lado gracioso de la historia, los que quieran respuestas al qué nos pasó después, sigan). Al tiempo de aquello ella quedó embarazada (de mi) y vinieron nuestros hijos, gemelos. Íbamos bien hasta que perdimos a uno de ellos y no superamos su muerte. De a poco nos fuimos olvidando de que éramos una pareja, crecieron los silencios y se acentuaron las angustias. Resolvimos terminar la relación por nuestro bien y seguir nuestros roles de padres por separado.
Hoy nos llevamos muy bien y mejor que en ésa época. Nuestro hijo tiene 4 años y vive un poco más conmigo que con ella por resolución de ambos pero bien, siempre, nuestro hijo es feliz y estamos para él que es lo que realmente importa.
Bueno, esa es una de mis tantas historietas de vida.
Esto fue Tirate un Karma para Nintendo 64 y espero que les haya gustado. (¡Action!)
submitted by Davidemagx to argentina [link] [comments]


2019.08.21 08:34 FeskovAgencySpain EX-CHILDFREE: POR QUÉ LAS PERSONAS QUE NO QUERÍAN TENER HIJOS CAMBIAN SUS CREENCIAS

El término "childfree" (sin hijos por elección) apareció en los Estados Unidos en oposición al término "sin hijos". Se utiliza para aquellos que conscientemente no quieren tener hijos. Los partidarios del movimiento libre de hijos dicen que no sienten la necesidad de ser padres y no quieren renunciar a los beneficios de la falta de hijos. La ausencia de niños permite una mayor libertad personal, le permite centrarse en su carrera, viajar, cuidarse y cuidar su desarrollo.
No hay estadísticas exactas sobre el número de personas sin hijos por elección en el planeta. La información más completa sobre este fenómeno se encuentra en los EE. UU., donde se originó el movimiento childfree y es más activo. Hoy en día, en los Estados Unidos, hasta el 25% de las mujeres dicen que no quieren tener hijos y su número está en constante crecimiento según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los EE. UU. en los últimos años.
Celebridades como Jennifer Aniston, Cameron Diaz, Kim Catroll se encuentran entre las famosas personas sin hijos por elección.

¿Por qué la gente se vuelve libre de hijos?

Esta pregunta es bastante difícil de responder, porque cada uno tiene sus propias razones para abandonar la idea de tener hijos. De acuerdo con los simpatizantes del movimiento childfree, la razón de esto es el temor de que la maternidad o la paternidad los llevará fuera de su zona de confort, su situación financiera desfavorable, su falta de voluntad para renunciar a una carrera exitosa.
Muchas mujeres también tienen miedo del embarazo y el parto, creen que se volverán menos atractivas y que tener un bebé afectará negativamente su relación con un hombre.
Sin embargo, muy a menudo todos estos argumentos se desvanecen con el paso de los años y, a partir de los 40 años, las personas sin hijos por elección entienden que quieren ser padres.

Ex-childfree y parto

Las historias sobre cómo las personas libres de hijos convencidas se convierten en padres no son infrecuentes. A la edad de 40 años, la mayoría de las veces, una mujer y un hombre ya han participado en un plan de carrera, los problemas financieros se han estabilizado, ya tienen su propia vivienda, han habido suficientes viajes, aventuras y conciencia de sí mismos. Y el nacimiento de un hijo para una pareja que previamente profesó los principios de ser libres de hijos se convierte en una necesidad.
Como regla general, las personas ex-childfree son buenas mamás y papás. Disfrutan realizando sus nuevos roles familiares, saben cómo encontrar un lenguaje común con los niños y, a menudo, se ríen de sus creencias anteriores.
Sin embargo, cuando las parejas mayores de 40 años toman la decisión de tener un bebé, a menudo surgen problemas en el camino de la ejecución de sus nuevos planes: resulta que ya no pueden quedar embarazadas y dar a luz a un bebé.
El diagnóstico de "infertilidad" después de 40 años es bastante común. A medida que las mujeres envejecen, la reserva ovárica de los ovarios disminuye, lo que conduce a problemas con la concepción. En el lado masculino, a menudo hay una disminución en el número de células de esperma y su movilidad en el esperma. También aparecen otros problemas de la edad, con el resultado de que los especialistas en fertilidad pasan un veredicto de "infertilidad".
Más recientemente, solo una forma de salir de esta situación sería la adopción de un niño. Pero no todos están listos para decidir sobre esto.
Sin embargo, la medicina reproductiva moderna ofrece otra oportunidad. El uso de óvulos de donantes y una madre sustituta ayudará a superar cualquier dificultad y hará posible el nacimiento de un niño.

La maternidad sustituta ayudará las personas con el diagnóstico de "infertilidad" a convertirse en padres

La maternidad sustituta es una tecnología reproductiva moderna que los ayudará a convertirse en padres, incluso si les han diagnosticado infertilidad. La madre sustituta que elijan en la clínica llevará y dará a luz a su bebé. Al mismo tiempo, estarán al tanto de todo lo que está sucediendo, podrán seguir el desarrollo de su bebé y, si lo desean, podrán asistir al parto.
En el Grupo de Reproducción Humana de Feskov hay una base extensa de madres sustitutas, de las cuales pueden elegir una madre sustituta para su bebé. La clínica realiza una selección muy estricta: las mujeres con buena salud y una mente sana se convierten en madres sustitutas. Están listas para ayudarlos a convertirse en padres y están preparadas psicológicamente para su función. En el Grupo de Reproducción Humana de Feskov se le ofrecerá apoyo legal completo. Tan pronto como nazca el niño, se le entregará a ustedes y se completarán todos los documentos legales, en los que aparecerán como padres.
Si los óvulos y el esperma de su pareja se usan para producir el embrión, el niño será 100% genéticamente suyo. Pero incluso si el material genético de uno de su pareja resulta inutilizable, pueden usar óvulos o espermatozoides de donante, y luego el niño seguirá teniendo el 50% de sus genes.
El hecho de que la fertilización ocurra in vitro les dará la oportunidad de utilizar el servicio adicional. Antes de colocar el embrión en la cavidad uterina, se puede comprobar si hay enfermedades genéticas e incluso elegir el sexo del bebé.
Muchas parejas casadas que están pensando en el uso de la maternidad sustituta temen que la madre sustituta no quede embarazada o que el embarazo falle. Esto es realmente posible. Pero el Grupo de Reproducción Humana de Feskov ofrece paquetes que garantizan un resultado exitoso. Al pagar un paquete de este tipo, obtienen una gama de servicios, que incluye repetidos intentos de lograr un embarazo hasta obtener el resultado.
Todo esto significa solo una cosa: si fueron libres de niños, pero cambiaron de opinión y realmente quieren tener hijos, ¡pueden cumplir su sueño! Si no tienen miedo al cambio y resuelven resueltamente las dificultades que surgen en el camino, ¡el bebé con el que sueñan seguramente aparecerá en su familia!
https://maternidad-subrogada-centro.es/childfree-baby.html
📷
submitted by FeskovAgencySpain to u/FeskovAgencySpain [link] [comments]


2016.04.29 17:03 Falkain ¿Consejos (para mujeres) para que ni las agredan sexualemente y no las violen? Leed esto majos..

Hoy toca salir por la noche. Has quedado con tus amigas y vais a ir de bares y a bailar después. Antes, te vistes con la ropa con la que te ves guapa, te maquillas, te peinas y hasta es posible que decidas ponerte unos tacones y que llenes tu bolso de tiritas por si le hacen a tus pies aquello que los tacones hacen: destrozarlos. Te miras al espejo unas cuantas veces para confirmar que te gusta cómo te has vestido, te sientes guapa (sin pensar en si la imagen que tienes es realmente la que te gusta o la que le gusta al patriarcado, porque ese es otro tema) y contenta porque te apetece ver a tus amigas y pasártelo bien. La noche transcurre sin incidentes, aparte de los típicos moscones molestos, algún piropo que no te apetecía oír y un par de babosos que te han mirado de una forma que ha hecho que la piel se te erizara, pero vamos, lo normal (¿o no debería ser lo normal?). Se ha hecho tarde y te duelen los pies. Probablemente te hayas preguntado un par de veces por qué has tenido que ponerte esos zapatos o esa falda que no te deja sentarte con comodidad, pero tus amigas te han dicho lo guapa que estás y ese chico que te gusta también, así que te sientes atractiva y contenta e incluso es posible que un poco más contenta de la cuenta gracias al último chupito al que el camarero ha insistido en invitaros. Te despides de tus amigas que viven en otro barrio, pero, antes de irte, todas te dicen que tengas cuidado y que escribas al llegar o cosas así, porque las mujeres sabemos que cuando una va sola a esas horas siempre corre algún riesgo. Sales de la discoteca y piensas en coger un taxi, pero vives a 15 minutos y te has gastado más dinero del que debías esta noche, así que empiezas a caminar. De camino a tu casa hay zonas iluminadas y zonas que no lo están tanto, pero es un trayecto relativamente seguro que haces a menudo. A estas horas ya no queda mucha gente por la calle. Delante de ti, una pareja que camina de la mano se mete en un portal cercano y, de pronto, te ves sola. Sacas el móvil o lo llevas en el bolsillo del abrigo, jugueteas con las llaves y cosas así. Alguien dijo algo en un programa de la tele sobre llevar las llaves en la mano, para que parezca que estás a punto de llegar. Empiezas a sentir un poco de miedo, pero te dices que eres tonta, que no va a pasar nada. Que has visto demasiadas películas. Al cruzar el parque, un hombre se acerca y camina detrás de ti. No lo ves, aunque oyes sus pasos cerca. Ahora sí estás asustada, pero no quieres que se te note. Por un lado crees que estás siendo ridícula: «Solo es alguien que va a su casa», te dices. Por otro lado, otra vocecilla te pregunta: «¿Y si no?». Llegados a este punto y como correr sería absurdo porque, primero, no sabes si te persiguen y, segundo, llevas esos malditos tacones, sacas el móvil y finges que hablas con tu novio o con tu padre. Te aseguras de decir en alto que ahora mismo llegas o que os encontráis en la próxima esquina, pero al mismo tiempo te sientes algo ridícula, porque el hombre que va detrás puede no tener el más mínimo interés ni en ti ni en tu conversación. De pronto te sientes culpable por tu aspecto: «Si no me hubiera puesto esta falda tan corta, si me hubiera pintado menos…». Al poco llegas a tu casa. Respiras tranquila y sientes que te has asustado por nada. Aun así, mandas un mensaje a tus amigas para que sepan que estás bien. La vida de una mujer transcurre entre situaciones tan absurdas como estas. Y no absurdas por el miedo, sino por tener que vivirlo. Absurdo por esa normalización de la violencia a la que somos sometidas mediante el miedo. Sabes desde niña que eres una víctima potencial de desalmados que pueden usar tu cuerpo a placer en cualquier momento y, al mismo tiempo, la sociedad te obliga a enseñarlo y a embutirlo en una talla 36, aunque si finalmente ocurre lo peor, eso se usará para condenar tu conducta porque se entiende, supongo, que en toda relación sexual no consentida también participan dos, el que agrede y la que se ha buscado que la agredan por vestirse como una puta.
En España, de todos los delitos denunciados, menos del 1% es una agresión sexual y en las cárceles tan solo el 5% de presos cumplen condena por este tipo de delito. La incidencia de las agresiones sexuales es muy baja en comparación con otros hechos típicos y aun así, la alarma social que generan es altísima, aunque no me queda claro si esa alarma es, en ciertos casos, por verdadera empatía hacia el infierno que ha vivido (y vivirá) la víctima o por algo mucho más relacionado con la cosificación de la mujer y esa cultura del “machismo amable” que se empeña en tratarnos a las mujeres como objetos preciosos a los que proteger. No digo, desde luego, que se deba restar importancia a tales actos, nada podría estar más lejos de mi planteamiento viendo que la cultura de la violación se perpetúa en cada sociedad de nuestro planeta, pero sí creo que habría que ver el asunto desde una dimensión más realista atacando el problema desde su origen. Vamos a matizar: el índice de violaciones es bajo, pero el de agresiones y abusos, no. Cada una de nosotras ha sufrido a lo largo de su vida algún tipo de manifestación de esta forma de violencia machista, bien sea en el colegio, cuando los compañeros jugaban a tocar el culo o levantar la falda de las chicas, bien por algún profesor de gimnasia más sobón de la cuenta, cuando vamos en el metro y un tipo decide frotarse con nosotras, cuando por la noche alguien se pega demasiado mientras bailas, cuando un ligue no entiende la palabra no a la primera… Es una violencia constante que hemos sufrido y sufrimos a lo largo de nuestra vida todas y cada una de nosotras y, sin embargo, nadie se lleva las manos a la cabeza por ello incluso se frivoliza al respecto. Una mujer vive su vida como víctima desde que es una niña, porque sí, los hombres son los victimarios, pero tu obligación como mujer es no provocarlos, ya que al parecer la sociedad supone que el nacer varón te convierte en un ser desprovisto de voluntad, un violador nato, atávico, que al ver a una mujer atractiva pierde completamente la racionalidad y la ataca cual león hambriento tras gacela coja. Si nos ponemos a pensarlo fríamente, esta cultura, esta sobredimensión del fenómeno de la violación y la despenalización social de las conductas diarias que finalmente desembocan en la agresión, hacen que todas las mujeres seamos víctimas constantes y vivamos bajo un estado de paranoia absoluto. Cuando agreden a una nos agreden a todas, porque el miedo se contagia y se expande como las ondas en el agua. Vivimos así. Eso es lo más sangrante. Sabemos que no debemos ir solas, que no debemos hablar con extraños, hacer autostop, vestir de determinada manera, beber más de la cuenta… Sabemos que nos pueden dañar y vivimos suponiendo que puede pasarnos en cualquier momento, algo que es tan sumamente aberrante que no comprendo cómo no nos ha dado todavía por llevar un hacha en el bolso. Por el contrario, los hombres no saben qué deben hacer para cambiar esto y probablemente la mayoría de ellos ni siquiera se plantean cuál es nuestra situación y qué medidas podrían tomar para que nos sintamos más seguras y no vivamos con miedo. Y para rizar el rizo, el Gobierno crea una lista para prevenir las agresiones sexuales (por si aún no teníamos bastante miedo) en la que nos dice cosas como que corramos las cortinas de casa y dejemos luces de varias habitaciones encendidas para que no parezca que estamos solas, que no caminemos por zonas solitarias ni solas ni acompañadas, que no pongamos en el buzón más que las iniciales o mi favorita: «Antes de aparcar su vehículo mire a su alrededor, por si percibiera la presencia de personas sospechosas (¿perdona? ¿llevan algún tipo de estigma reconocible?, ¿un cartel luminoso acaso?). Haga lo mismo cuando se disponga a utilizar su coche. Antes de entrar, observe su interior. Podría encontrarse algún intruso agazapado en la parte trasera». Porque ya no se trata solo de culpabilizar a la mujer, no. Se trata de atemorizarla hasta extremos patológicos, pero claro, por su bien, no vaya a ser que un pobre chiquillo con las hormonas descontroladas vaya y la viole. ¡Por Dios! ¿En qué cabeza cabe? Ninguna de estas listas tan bien pensadas dice a los hombres qué pueden hacer para no agredir a una mujer y ni siquiera les dicen qué hacer para diferenciarse de un violador o cómo hacer para no asustarnos cuando vamos solas por la calle (algo tan simple como «no seas capullo y cámbiate de acera» no sería para tanto ¿no?). Es más, tampoco hay una lista de recomendaciones que les digan a los hombres qué hacer si ven que otro está agrediendo a una mujer. Pero, además, estas recomendaciones no son solamente injustas, machistas y poco realistas, es que encima son contraproducentes, porque en la mayoría de las agresiones sexuales, agresor y víctima se conocían, es decir, que tú le pides a Pepe, tu amigo del alma, que te acompañe a casa porque el Gobierno te ha dicho que no vayas sola por la noche y llega Pepe y te viola. Es más, igual Pepe no te hace nada, pero cuando llegas a casa resulta que tu padrastro ha bebido más de la cuenta y va y te viola. O puede que estés casada y que al llegar a casa tu marido decida que hoy le apetece mambo quieras tú o no, porque para eso eres SU mujer. Finalmente, parece que el mayor riesgo que tenemos de sufrir abusos o agresiones sexuales es teniendo cualquier tipo de relación con hombres, pero de eso no dicen nada las fantásticas recomendaciones gubernamentales, porque ya sería lo más. ¿Y de quién es la culpa de que te violen? Pues dependiendo del juez o jueza que te toque, será tuya o del violador, o generalmente de los dos (eso si te atreves a denunciar), porque se valorará si pusiste o no resistencia, si habías bebido o no, si llevabas vaqueros o falda, etc. Se verá cuál es tu parte en todo este asunto, porque sí, la victimodogmática se expande a estos delitos nos parezca correcto o no. Y la sociedad tomará cartas en el asunto y opinará sobre ti, sobre si la denuncia es falsa o sobre si en el fondo lo querías, ¡la carnaza está en la mesa, vamos a darnos un festín! ¿Y qué hacemos entonces? Resulta que una forma de prevención es concienciar a la víctima de un delito de qué cosas debe o no debe hacer para protegerse. Y eso es eficaz. La eficacia es un concepto que nos gusta mucho en esta sociedad capitalista, claro, pero ¿qué pasa si la eficacia está reñida con la ética, con la justicia? Pues que no sirve para nada. Por ejemplo, eficaz podría ser el toque de queda para todos los varones a partir de las 8 de la tarde. Eficaz también sería la amputación de piernas, brazos y miembro a los agresores sexuales. Eficaz para evitar la reincidencia es matar a todo delincuente condenado por cualquier delito o eficaz es que pongan una cámara en cada hogar y un chip rastreador a cada uno de nosotros. Pero si la eficacia daña, si colisiona con los derechos fundamentales del individuo, estas políticas no sirven para nada. Son socialmente dañinas y no deberían considerarse. Personalmente creo que no hay justificación alguna en una lista de recomendaciones que suponen atemorizar a las mujeres y limitar nuestra libertad. No hay excusa razonable para que el Gobierno me diga por dónde puedo andar o qué debo poner en mi buzón y, por supuesto, las luces que debo encender cuando, además, no me pagan la factura de la luz. Las recomendaciones culpabilizan sí o sí a las mujeres porque nos hacen parte activa del delito (vaya, me han violado porque olvidé mi silbato). Se debe invertir, por tanto, en concienciación y educación del victimario y, si cabe alguna lista, que sea para ellos no para nosotras.
Por Milena García.
submitted by Falkain to Feminism [link] [comments]


2015.03.18 12:10 Anacarbo Violencia familiar y maltrato infantil

MUJERES MALTRATADAS. NIÑOS MALTRATADOS:
MALTRATO A LAS MUJERES: Cuando hablamos del maltrato hacia las mujeres, algunos especialistas prefieren referirse al síndrome de la mujer maltratada. Si bien hay un importante número de hombres golpeados, la gran mayoría de los casos se tratan de personas de género femenino. Desde el punto de vista de las estadísticas, ocurre en todas las edades pero se destaca en primer lugar entre los 30 y 39 años, luego entre los 20 y 29 años y más tarde entre los 40 y 49 años, le sigue entre los 15 y 19 años, para finalizar con las mayores de 50 años. Las mujeres casadas constituyen un 66% del total, el reto lo componen novias, ex parejas, conocidas, amantes, amigas, etc.
La mayor vulnerabilidad femenina no solo se debe a causas físicas, también incide en que las mujeres suelen concentrar en la mayoría de los casos, la mayor carga y responsabilidad en la crianza de los hijos, además por diferentes cuestiones culturales condensan las tareas hogareñas y mantienen una mayor dependencia económica como cultural de los hombres. Una mujer que abandona su hogar se encuentra en mayor riesgo que un hombre, pero debe tenerse en cuenta que las mujeres que dejan a sus abusadores tienen un 75% más de riesgo de ser asesinadas por el abusador que aquellas que se quedan conviviendo.
MALTRATA A LOS NIÑOS: En el caso de los niños como en otros casos de violencia se da una relación de vulnerabilidad. Claramente los menores muestran inferiores recursos para defenderse de lo que les puede hacer un adulto. Además se debe considerar el daño emocional y los efectos a corto y largo plazo que provocan los maltratos.
En algunos casos se trata de golpeadores que fueron maltratados en su propia infancia (56.7% de los casos totales), al intervenir patrones de repetición de los modelos de crianza parentales en los diferentes tipos de castigos administrados a sus hijos, pero no ocurre de este modo necesariamente. También cabe considerar que muchos padres perciben como justos los castigos implementados, o perciben la desproporción del castigo ofrecido con las supuestas faltas cometidas, que se justifica de alguna manera (por los nervios, la pobreza, etc.). Es considerable que los mismos adultos golpeadores suelen manifestar y percibir que han golpeado a sus hijos en muchas menos ocasiones de lo que realmente lo hacen. Si bien, algunos adultos golpeadores suelen manifestar algún afecto posterior como arrepentimiento o lástimas, en muchos casos se trata de madres y padres que están a favor del castigo físico, que se emplean para "corregir" a los hijos.
http://www.monografias.com/trabajos12/violfam/violfam.shtml
submitted by Anacarbo to podemos [link] [comments]