Cosas que una mujer quiere escuchar de su hombre

Las tres sencillas cosas que TODO hombre quiere escuchar de una mujer. 06 February 2019 Compartir; Algunos hombres pueden mostrarse distantes de su pareja pero eso no quiere decir que ya no la quieran o deseen separarse, al contrario. ... lo amas y al final sabes que sus intenciones son buenas (a menos que las cosas entre ustedes ya estén muy ... Además de sentirse amadas, otra de las cosas que las mujeres buscan de un hombre es seguridad. Que un chico sea capaz de brindarle la calidez y tranquilidad que estar a salvo conlleva, no tiene precio. El mundo es un lugar cruel, y cuando una chica está triste, lo único que quiere es sentirse protegida entre los brazos fuertes de su pareja. 7 frases que toda mujer quiere oír del hombre que ama. ... Siempre es lindo escuchar que hay otras cosas aparte del físico que enamoran. Por lo tanto cuando se elogia la manera de pensar y razonar de una persona, ésta se siente especial. ... Es una manera de hacerle ver que su compañía cambio tu vida y para bien. 'TE VES FANTÁSTICA' No ... De poseer un caballero el don de la buena labia, obtendrá de ellas mucho más de lo que imagina. Si algo deben haber aprendido los hombres en el juego del amor, es que a una mujer se le conquista, entre otras cosas, calentándole la oreja. De poseer un caballero el don de la buena labia, obtendrá de ellas mucho más de lo que imagina. 1. A las mujeres les gusta escuchar que están comprometidas. Por supuesto, esto sólo funciona si es realmente cierto. 'La mayoría de las mujeres quieren escuchar su compromiso con ellos porque eso ... 10 cosas que el esposo necesita escuchar. En un esfuerzo, para darles una idea de cómo funciona la mente masculina y ayudar a enriquecer su matrimonio y que continúe mejorando con los años. Aquí te presento 10 cosas que todo esposo necesita escuchar de su esposa, sin ningún orden en particular. 1. El trabajo que haces es importante. QUE TE DA SEGURIDAD. La naturaleza hace que los hombres quieran ser el héroe de la mujer que tienen a un lado. Por eso, le gustará que lo hagas sentir importante y sobre todo que le digas que a su lado crees que nada malo puede pasarte. Hacer cumplidos a un hombre sobre su carácter es fácil y conseguirás crear una gran diferencia sobre cómo se siente en relación a una mujer. A la mayoría de los hombres les gusta escuchar que son inteligentes, encantadores y divertidos. También les gusta saber lo que piensan las mujeres acerca de las compañías que tienen. Esto ...

Chacal

2020.09.29 22:55 Virgilio9 Chacal

La multitud se encontraba toda reunida en la plaza del pueblo. Todos murmuraban y la voz de él sobrepasaba por las demás. Alicia quien volvía de los deberes, supo de lo que se trataba de inmediato.
—Hijo de perra —soltó con furia y los pueblerinos voltearon ligeramente con la castaña.
Esta frunció el ceño y sujetó algo debajo de su camisa con fuerza, y se alejó de la gente. Cuando se escuchara el estruendo del arma, sería tiempo de moverse.
Miguel Venustiano era un asesino, un bastardo corpulento. Era un ejecutor el cual los locales lo miraban con respeto y sentían una especie de sumisión que los hacían tratarlo con benevolencia. Este no era el caso de Alicia claramente. Ella solo sentía desprecio a su persona, cosa que comentaba a sus más cercanos. Su madre se preocupaba por ello en muchas instancias y temía que algo le sucediese si seguía. Siempre se lo recordaba cada que salía de casa con esa mirada seria suya.
Todos en el pueblo sin excepción alguna, habían mirado como aquel tipo mataba a los hombres en la calle como si fuesen poco más que perros. Los hincaba amenazándoles empuñado su revólver contra sus frentes, a la par de que la multitud veía. Luego apretaba el gatillo y las aves volaban alejándose de los postes, la sangre corría por el camino empedrado y el silencio de muerte se propagaba ante la fatalidad.
Él se ponía en el centro y observaba a la multitud con seriedad uno a uno, veía el desviar y bajar de sus miradas temerosas, y oía algunas oraciones regadas junto al llorar de la viuda si es que se encontraba presente. Enfundaba su arma, bajaba su sombrero y después se alejaba de ahí dejando aquel muerto como si no fuera nada. Pronto terminaría en el bar más cercano, bebiendo con exuberancia e invitando tragos. También coqueteaba con las mujeres que había en el lugar. La mayoría le hacía caso algo que no se entendía del todo. La gente decía que era por el revólver, o con amenazas de por medio, pero igual, no era el caso con certeza.
Una vez se le vio cortejando a la viuda de un tipo que había ejecutado esa misma tarde. Se rumorea por los rincones y esquinas del pueblo que la mujer haya sido un tipo de cómplice en la muerte de su esposo el señor Orozco. No se supo más, ya que al día siguiente ella se fue a quien sabe donde.
Algo turbio habrá sucedido ahí. Algo malo debió de haber hecho Miguel.
Por donde lo viera Alicia, aquel era un ser asqueroso y pecador. Un borracho y drogadicto con un pasatiempo por quitar vidas y causar desgracias, sea con balas o navajas. Estaba harta y en más de una ocasión había fantaseado cómo ella misma le cortaba el cuello o le volaba la tapa de los sesos.
No existiera tal problema si hubiera una autoridad que le frenara. Alguien que le pusiera alto a las atrocidades deliberadas de aquel hombre, pero no había nadie. Los pueblerinos optaban por rezar y palidecer ante su presencia, a observar el arma con temor e inclinarse pidiéndole a una fuerza superior que detuviera las desgracias.
Cuando se escuchó el estruendo, la castaña miró hacia arriba. La parvada volaba alejándose en el cielo azul despejado. Volvió su mirada hacia al frente y corrió a la taberna que acostumbraba el chacal. Al entrar la encontró desierta, era temprano todavía. Camino por las tablas viejas de madera e hizo un ademán al barman canoso y él correspondió junto a un joven que barría. Ella se sentó en la barra y el de mayor edad se acercó a tomar su pedido.
—Una cerveza —pidió Alicia volteando brevemente hacia la entrada.
—Disculpe, ¿qué edad tiene? —pregunto el barman con voz calmada y ella lo miro de frente.
—Los suficientes —mintió seria e indiferente.
El canoso le creyó y fue a traerle la cerveza. Ella pago una vez que se la dio y sus ojos volvieron a la entrada del lugar. Pronto Miguel pasaría por debajo del marco de la puerta. Alicia volvió al frente y metió su mano por debajo de su camisa. Nunca había estado tan decidida en su vida.
Miguel terminó por tomarse un par de minutos más. Ella lo vio de reojo desde que entró, y el se dirigió a una pequeña mesa redonda en una de las esquinas, cerca de la salida.
—¡Muero de sed! ¡Un tarro por favor! —exclamó exhausto y se sentó haciendo un leve escándalo.
El se quitó el sombrero y lo puso en la mesa. Desabotonó un poco su camisa, se estiró y dirigió su mirada a la barra de madera polvorienta, y se centro en la espalda de Alicia. Le brillaron los ojos por un instante y se quedó observándola un rato. Se rascó su áspera barba y su mirada terminó en el joven mesero que ponía la bebida en la mesa.
—Increíble el clima, ¿no crees Raúl? —preguntó Miguel y tomó el tarro.
—Es muy agradable —soltó el jovencito.
—Claro que lo es. Arrímate una silla quieres. Bebe algo conmigo, no hay mucho que hacer en este pueblo como de costumbre.
Raúl sonrió y volteó a ver al hombre canoso de detrás de la barra. Este soltó un suspiro y asintió con la cabeza, dando por hecho de que todo era un número habitual.
—Ve por tu bebida y tráeme una a mí que está ya casi se me acaba —dijo aunque no había dado ni un sorbo a su tarro.
Aquel asintió y fue a la barra. Miguel agarro el tarro y bebió hasta que la cerveza se le acabo. Eructo y limpió su boca con el dorso de su mano, luego volvió su vista a la barra y se encontró con la mirada de la castaña.
El le sonrió y Alicia regresa al frente. Las náuseas se le vinieron y apretó de lo que guardaba en su pantalón.
No era el momento, tal vez en un rato más. Cuando la tarde ascienda y los cerros empiecen a oscurecer. Cuando la plaza y la fuente de piedra, yazcan ante la temprana luz de la luna y las estrellas. Sería sumamente lo adecuado, pero la paciencia de Alicia pende de un hilo, y entre más espera, más recuerda.
No hacía mucho había encontrado a su vecina, Constancia, en lágrimas arrastrando el cuerpo de su marido por las escaleras de la entrada de su casa.
"—¡Necesito un doctor! —le pidió entre sollozos —Le dispararon, mira... —dijo y señaló el hoyo que traía en la nuca el difunto —¡Ayúdame por favor! No sé qué hacer, ¡ayúdame! —pidió y comenzó a limpiarse las lágrimas que traía en el rostro."
Alicia se quedó atónita y las miradas se asomaban desde las ventanas. La gente paraba su andar y se acercaban preocupadas y curiosas.
"—¡Ayúdenme alguien por favor! —suplico y empezó a llorar aún más —Mis hijos llegarán dentro de poco. ¡No pueden verlo así se los pido! ¡Necesita un doctor! —gritó y abrazó el cadáver —¡Por favor, alguien! —exclamó con dolor y el llanto terminó de ganarle.”
Por fin soltó el cuerpo y lloró ante la imposibilidad de un arreglo. Ante la irremediable verdad de que para la muerte no hay solución.
Desde ese momento Constancia no volvió a ser la misma por supuesto, y un día abandonó el pueblo junto a sus niños. Los sollozos todavía se escuchan cada vez que Alicia abre la puerta de su casa y voltea a las escaleras de la casa continua.
Ella conocía de vista a la familia. Por lo que veía eran amables y trabajadores, con hijos poco problemáticos.
Nadie pidió justicia por lo acontecido, así como por los demás muertos. La gente se quedaba con los brazos cruzados y solo compadecían a las familias sufridas. Se sepultaba el cuerpo y todo volvía a la cotidianidad mientras el verdugo seguía paseándose entre la gente con altanería.
“Hijo de puta” pensó y las carcajadas del chacal la hicieron volver a la realidad. Reía con el joven mientras le daba un largo trago a su bebida, y en seguida sacaba de hierba de un contenedor y se enrolaba un frajo. Dio un par de caladas y sus ojos no tardaron en ponérseles rojos como un diablo, sus risas se hicieron más sonoras, y el rencor en ella aumentaba.
Pronto volvería a buscar del mango del cuchillo de cocina que traía bajo su camisa.
A fuera el atardecer yace en los tejados de las casas. Los niños vuelven a sus casas después de haber jugado con sus amigos todo el día. Las madres preparan la comida, se cierran las tiendas y la gente lentamente regresa a sus hogares.
Los bares no tienden a hacer eso en estas horas. Ellos no duermen, ni su gente. Solo beben o piensan en silencio. Deciden y fantasean con la mirada perdida en la nada.
—Raúl, ¿quien es la hermosa muchacha de la barra? —preguntó sonriente.
—No lo sé, nunca la había visto.
—Me atrae su aspecto, pero sus miradas no —soltó y río un poco, se cruzó de brazos y luego comentó con cierta fascinación —Me encanta su cabello.
—Es muy lindo —comentó aquel mirándola.
—Tranquilo muchacho que es mía —dijo y sonrió —Tú no te preocupes, ya tendrás alguna después, y debes de saber que a una mujer se le debe amar con intensidad cuando se tiene la oportunidad.
—¿Ha amado a muchas?
Miguel y Raúl voltearon hacia atrás. Alicia lo observaba desde la barra con aquella mirada suya, con su seriedad hostil. Inevitablemente había escuchado la platica.
Él le sonrió.
—Solo a las que me lo han permitido —dijo y agregó —¿No te gustaría un trago linda? —pregunto pero ella no respondió.
Lo ignoró y volvió al frente, tomó de un sorbo de su cerveza. Las advertencias de su madre fueron reproducidas en su mente.
—Igual es tímida, igual le mate a alguien —dijo serio y dio un gran sorbo a su bebida —Sabes Raúl, he pensado en irme de este pueblo. Las cosas no son como lo eran antes, y sé que nunca lo serán.
El joven Raúl lo miró con cierta tristeza y no dijo nada. Miguel por otra parte, se veía nostálgico, tenía los ojos brillantes y cristalinos debido al alcohol.
—¿Por qué la cara tan larga? —soltó y dejó el tarro en la mesa al ver a chico desanimado —Bebé un poco, no te preocupes de nada. Tu aún eres joven, te falto mucho por vivir, deja las tristezas para la gente vieja. Al igual que la muñeca de la barra —dijo y sonrió —Dime muñeca, ¿a caso te mate a alguien? —preguntó dirigiéndose a ella y se levantó de la silla tambaleándose un poco —¿O solo ves mal a la gente preciosa?
—No creo que...
—Espérame aquí —dijo el interrumpiéndole y camino hasta llegar a la barra.
Alicia sintió el olor a alcohol y yesca que traía a sus alrededores Miguel. Ella apretó el puño con fuerza, trato de ignóralo, y él se acercó a donde yacía ella.
—A ti también te falta vivir.
—Miguel —habló el canoso acercándose —No creo que debas...
—Tranquilo viejo, solo le comento algo —le responde sin mirarlo —Dime niña, ¿te gustaría vivir un poco?
"Vivir... " se dijo Alicia, y volvió a ver la muerte ante sus ojos. Vio a la sangre en la silla y al viejo desparramado en el suelo. Vio la hierba en la casa, y a su padre moribundo, presionando la herida en su estómago, tratando de que la sangre no se le saliese.
Ella se quedó quieta al verlo en ese entonces, y aunque esté con dificultad le hablara, ella ni siquiera podía responderle. Estaba congelada con el escenario, con el olor de la sangre, viendo a la muerte. No hizo nada, era una niña después de todo. Podría haber pedido ayuda, claro, pero ya era tarde. Él había dejado de respirar y ella no podía dejar llorar.
—Veo que no hay educación aquí —dijo él y se alejó un poco, vio al barman y continuó —Supongo que solo hay gente que... —se detuvo y sintió la punzada abriendo paso por su estómago, el sabor metálico llegó a su boca, volvió al frente y la sangre empezó esparcirse en su camisa. La vio a ella mirándolo llena de cólera.
Le había clavado el cuchillo, se lo retorció dentro de sus entrañas y se acercó para que él cuchillo de cocina arribara tan hondo como se pudiera.
—Muere hijo de perra —le murmuró con odio.
Intento sacarle el cuchillo pero el la detuvo mientras gritaba con dolor. La apartó empujándola con fuerza y cayó al suelo sin el cuchillo. Miguel trato de quedarse de pie, de apoyarse en alguno de los bancos, pero falló y terminó por caer. Acabo sentado, con la espalda contra la barra adolorido y sangrante. Enseguida buscó sacar su revólver, pero este había desaparecido.
Cuando volteó con ella, la encontró levantada con el arma entre las manos. Le apuntaba muy quieta y tranquila. Lo veía con seriedad.
Apretó del gatillo, el se sacudió abruptamente por el impacto y luego se quedó quieto. Acertó en la cabeza.
El silencio se propagó y él yacía muerto. La castaña observó los alrededores, el barman estaba escondido tras la barra, Raúl estaba en una de las esquinas, temblando y mirando el arma, congelado por completo.
Alicia lo miro a él, se acercó un poco y el joven sintió terror. Se cubrió la cara casi instintivas, y ella sin siquiera parpadear apretó nuevamente del gatillo. La sangre quedó salpicada entre el piso y la pared. El jovencito se retorció un poco en el suelo y gimoteó. La castaña dio un par de pasos y lo remató en el suelo.
—Dios mío... —se escuchó detrás de ella.
Alicia volteó hacia la barra. El barman veía la escena con la mirada llorosa aún medio protegiéndose en el mueble.
Ella lo miro en silencio, se apartó del muerto y se acercó a Miguel. Esculco sus bolsillos, le sacó una buena cantidad de dinero, tomó la funda y le quitó una caja de balas. También le sacó el cuchillo y se guardó un contenedor de metal.
Cuando dejo el cuerpo, observo al canoso que acercaba al cuerpo del joven. Tenía una que otra lágrima pasando por su mejilla. Le cerró los párpados y sostuvo su mano levemente.
Ella miró la escena por unos segundos. No era que sintiera tristeza, no era que de repente se había arrepentido. Solo pensó fugazmente en el viejo, y en lo que acontecería.
Un cuarto disparo se escuchó y ella salió por la entrada en calma, mirando a los alrededores. Luego corrió y se abrió paso por el pueblo.
A fuera la luna brillaba y las casas estaban oscuras. No había muchas luces por esos rumbos y la gente ya estaba asomándose desde sus casas impulsadas por las detonaciones del arma.
Un par de personas arribaron al bar y vieron los cuerpos entre asustados e impresionados. La madre del muchacho llegaría en un rato a soltar la lágrima. La mayoría se centró en el cuerpo de Miguel Venustiano ensangrentado y tieso. Buscaron el revólver de inmediato cuando vieron de quien se trataba, pero, no estaba. La incertidumbre reino por unas semanas, luego volvieron a escuchar el detonar del arma, y la desgracia cayó al pueblo de nuevo.
S.C.R.
submitted by Virgilio9 to LiteraturaHispana [link] [comments]


2020.09.27 00:36 RadfemXX__ Hablemos de las diferencias sexuales. Otra vez

Carol Tavris
Por supuesto hay diferencias. Tome una foto de mujeres y hombres en cualquier momento y, además de los asuntos relacionados con la fisiología reproductiva, encontrará diferencias promedio en, digamos, afición por las novelas románticas, las películas de vampiros, las herramientas eléctricas y las peleas a puñetazos. Cuando era estudiante, las diferencias de interés estaban en habilidades tales como "destreza con los dedos", lo que explicaba por qué las mujeres eran mejores escribiendo y cocinando; las "hormonas furiosas" de las mujeres, que las hacían inadecuadas para trabajos serios o cargos políticos; y "miedo al éxito", que explica por qué no hay más mujeres en las profesiones. El interés en la destreza de los dedos se desvaneció cuando los hombres pusieron sus torpes patas en teclados y utensilios de cocina, y el miedo al éxito fue aplastado por la multitud de mujeres que ingresaban a escuelas profesionales.
Hay un beneficio de haber escrito sobre las diferencias sexuales durante toda su vida profesional: obtiene perspectiva. Cuando era niña, ninguna mujer estadounidense había sido astronauta, rabino, general, juez de la corte suprema o secretaria de estado. Las mujeres apenas aparecían en el radar en derecho, medicina, negocios, barman, seguros, policía, ingeniería y política. No hubo WC de mujeres en el Senado de Estados Unidos. Hombres y mujeres afirmaron alegremente que nunca trabajarían para una jefa ni votarían por una mujer. Por supuesto, algunas cosas eran mejores cuando era joven; El síndrome premenstrual no se había inventado.
También hay una desventaja de haber escrito sobre las diferencias sexuales durante toda su vida profesional: te hace sentir terriblemente viejo, tener que leer, una y otra y otra y otra vez, otra encarnación más de la visión de que los cerebros de hombres y mujeres difieren en estructura y función, diferencias que explican por qué las mujeres supuestamente son mejores en la empatía y el habla que los hombres y los hombres son mejores en matemáticas y ciencias . Te quitas el sombrero ante la generación actual de académicos, en particular Cordelia Fine, con Delusions of Gender y Rebecca Jordan-Young, con Brain Storm: The defectos en la ciencia de las diferencias sexuales , y estás agradecido de que hayan tomado el garrote como suspiras: "Aquí vamos de nuevo".
Sin duda, la revolución biomédica ha producido impresionantes tecnologías de imágenes cerebrales, revelaciones sobre el genoma humano y descubrimientos fascinantes en genética del comportamiento. Pocos científicos psicológicos todavía están librando la guerra de la naturaleza o la crianza . Recuerdo lo enojadas que estaban las académicas feministas en la década de 1970 con el modelo de crianza "biopsicosocial" de la socióloga Alice Rossi: queríamos que la parte "bio" fuera de allí. Pero esa batalla ha terminado; es la naturaleza y la crianza. Pocos científicos (o padres) creen que cualquier niño puede convertirse en algo con el entorno adecuado; Las propias predisposiciones genéticas del niño tienen algo que ver con su personalidad e intereses.
Pero si la biología en sí misma no es el enemigo en el estudio del género, el reduccionismo biológico todavía lo es. La última versión incluso tiene un nombre, " neurosexismo ", el uso de nuevas tecnologías o el lenguaje de la neurociencia para apoyar viejos prejuicios y estereotipos. He estado siguiendo los estudios de las diferencias sexuales en el cerebro durante dos décadas y todavía no me han convencido de que significan mucho, porque los investigadores perpetúan los mismos errores.
Primero, las mismas diferencias de comportamiento que desean explicar son estereotipos - "las mujeres son más empáticas que los hombres" - y luego se invoca cualquier diferencia sexual que aparezca en un escáner cerebral para explicarlos. Pero la empatía no es un rasgo fijo, como el color de ojos. Varía según la situación. Cuando los psicólogos sociales observan a hombres y mujeres en diferentes situaciones en las que se les da la oportunidad de comportarse con empatía o no, las diferencias de sexo se evaporan. ¿Son las mujeres más empáticas que los hombres en su trato con enemigos o extraños? No cuentes con eso.
En segundo lugar, incluso cuando los investigadores descubren una pequeña diferencia cerebral, digamos que en algunas mujeres, ambos lados del cerebro se iluminan mientras resuelven un rompecabezas, mientras que en la mayoría de los hombres, solo un lado lo hace, a menudo ignoran la letra pequeña: la hallazgo más importante de que los sexos no difirieron en su desempeño real en las pruebas.
En tercer lugar, los cerebros son tan idiosincrásicos como las huellas dactilares, moldeados y esculpidos por las experiencias de sus dueños a lo largo del tiempo; sin embargo, la mayoría de la gente quiere escuchar que la estructura del cerebro determina el comportamiento, no que el comportamiento afecta la estructura del cerebro. En términos de función cerebral, la superposición entre los sexos es mayor que cualquier diferencia promedio entre ellos. Sin embargo, son las diferencias las que atraen la atención, la publicidad y la financiación.
Aquí, entonces, está la ironía: en las naciones desarrolladas, donde las mujeres luchan en la batalla y los hombres cambian de pañal, los sexos se están volviendo más parecidos en sus roles, trabajos, motivaciones y valores que se asignan al trabajo y la familia; sin embargo, continúan los esfuerzos por identificar alguna diferencia esencial en el cerebro. En los muchos países en los que las mujeres están completamente gobernadas por hombres, donde incluso el intento de asistir a la escuela les pone en peligro la vida, las "diferencias" de sexo son mayores. ¿Pueden los escáneres cerebrales explicar el deslumbrante ritmo de progreso en algunas naciones y la brutal opresión de las mujeres en otras?
En todo el mundo, el mayor predictor del avance de las mujeres en la ciencia es el grado en que tienen igual acceso a la educación y las carreras, no qué mitad de sus cerebros se ilumina cuando están resolviendo un acertijo matemático. Ese es un hallazgo que no ha cambiado en mi vida y dudo que todos los estudios de escaneo cerebral que se están realizando hoy lo cambien en el futuro.
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2020.09.26 17:31 iglesiadecristocc Interpretación bíblica - Hermenéutica y Traducciones


https://reddit.com/link/j0823t/video/ws45fd8jgip51/player
HERMENÉUTICA
Para analizar un texto bíblico iniciamos con la exégesis y continuamos con la hermenéutica.
Hermenéutica es la aplicación correcta del texto para nuestro tiempo, lo que quiere decir en nuestro contexto.
Es imposible hacer hermenéutica antes de la exégesis. No es correcto empezar directamente con la aplicación del texto al hoy, aislándolo del significado original; de aquí surge el siguiente lema: "un versículo no significa hoy lo que no significó originalmente".
Alguien que pase por alto la exégesis y lea 1 Corintios 11:7 (El varón no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen de la gloria de Dios;) posiblemente llegará a la conclusión equivocada que para el hombre es pecado usar gorra o sombrero. Otros dirán que para la mujer es pecado usar pantalón, apoyándose en Deuteronomio 22:5 (La mujer no llevará ropa de hombre ni el hombre se pondrá vestidos de mujer, porque el que hace esto es una abominación para Yahvé tu Dios).
¿1 Co 11:7 se refiere al uso de gorra o sombrero? ¿Dt 22:5 dice que la mujer no debe usar pantalón? Pastores que prohíben a la mujer el uso del pantalón, NO prohíben a los hombres el uso de gorra o sombrero - esto es una arbitrariedad e inconsistencia. Un texto bíblico no puede significar hoy lo que en su momento original no significó.
1 Co 14:5 no me exige hablar en otros idiomas, ¿lo digo porque así me enseñó alguno de mis líderes religiosos? NO. Esto lo sé por haber realizado exégesis al pasaje bíblico.
3 Jn 2 no enseña que todos los hijos de Dios deben tener mucho dinero.
Al usar estos ejemplos no pretendo hacer una lista de cosas que usted debe creer, quiero más bien animarlo a sacar sus propias conclusiones. Hágase preguntas, dude de todo lo que escucha, verifique, investigue, compruebe, sea como los hermanos de Berea (... Diariamente examinaban las Escrituras para ver si las cosas eran así. - Hch 17:11).
No haga las cosas solamente porque otro las hace. Permítame ser un poco atrevido en mi próximo comentario.
Si alguien me dice: "Dios te bendiga", ¿por qué no le contesto diciéndole "Amén"? Porque me sentiría muy egoísta; al contestarle con un amén solamente estoy diciéndole que estoy de acuerdo con su buen deseo. Entonces debo corresponderle, "Gracias, Dios bendiga a usted también", no solamente a mí. Le he preguntado a varios, ¿por qué usted contesta con un amén cuando alguien le dice "Dios te bendiga"? La mayoría me ha respondido: "porque así lo hacen los demás".
No haga las cosas solamente porque otro las hace, haga lo mismo que otros solamente si usted descubre que es correcto.
¿Quién establece la interpretación correcta de un pasaje bíblico? ¿Una iglesia? ¿Un líder? Realmente todos tenemos la obligación de buscar el mensaje divino que se encuentra en los pasajes bíblicos.
VERSIONES DE LA BIBLIA
Ya que usted y yo no dominamos los idiomas hebreo, arameo y griego, necesitamos las mejores traducciones de las copias que conforman la Biblia.
Usted habrá escuchado los siguientes términos: Sinaítico, Vaticano, Alejandrino, Stuttgartensia, Masorético, Septuaginta, Pentateuco Samaritano, Del Desierto De Judea y otros; estos son manuscritos de donde se han obtenido diferentes versiones de la Biblia. No existen manuscritos originales de la Biblia, estos eran rollos de papiro que con el tiempo fueron deteriorándose y perdiéndose. Solamente del Nuevo Testamento se contabilizan unas 5,700 copias existentes, y entre ellas se dice que hay no menos de 250,000 variantes.
El proceso para llegar hasta la Biblia que usted usa fue el siguiente:
Texto original -> Transcripción (¿algunos errores?) -> Restauración -> Traducción (versiones de la Biblia)
Aunque tengo mi traducción favorita, me mantengo alerta comparando entre las mejores traducciones para evitar conclusiones apresuradas.
Algunos ejemplos de las variantes:
- 1 Corintios 7:36
Vea cómo la Reina Valera (RV) quiso hacer una corrección, en su versión 2015
RV 1960 - "Pero si alguno piensa que es impropio para su hija virgen..." RVA 2015 - "Si alguien considera que su comportamiento es inadecuado hacia su virgen..."
En la versión 2015 queda ambigua la traducción, como que ahora no están seguros si era hija la virgen, o talvez no les gustó la idea de reconocer que hubo un error en la versión 1960.
Notemos cómo lo traducen otras versiones:
Nueva Versión Internacional (NVI) - "Si alguno piensa que no está tratando a su prometida como es debido..." Biblia de Jerusalén (BJ) - "Pero si alguno teme faltar a la conveniencia respecto de su novia..."
Las versiones antiguas de las biblias se apoyaban en ciertos manuscritos, de prestigio en su momento, pero luego se han considerado otros elementos como descubrimiento de nuevos manuscritos que por ser más antiguos son más dignos de credibilidad. Por ejemplo, los Rollos de Qumrán datan entre los años 250 a.C. y 66 d.C., y fueron descubiertos en el Mar Muerto (algunos en 1946 y otros hasta en 1956). Hay copias que son más confiables que otras, y es muy importante reconocer que una institución es más seria que otra en esta difícil tarea de la traducción.
- 1 Samuel 13:13
1) RV 1960 - (Jehová - Dios - Jehová) "no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre." 2) Traducción del Nuevo Mundo 2019 - (Jehová - Dios - Jehová) "No has obedecido el mandato que te dio Jehová tu Dios. Si lo hubieras hecho, Jehová habría afianzado tu reino en Israel para siempre." 3) RVA 2015 - (Señor - Dios - Señor) "No guardaste el mandamiento que el SEÑOR tu Dios te dio. ¡Pues ahora el SEÑOR hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre!" 4) NVI - (Señor - Dios - Señor) "No has cumplido el mandato que te dio el Señor tu Dios. El Señor habría establecido tu reino sobre Israel para siempre," 5) BJ - (Yahveh - Dios - Yahveh) "si hubieras cumplido la orden que Yahveh tu Dios te ha dado, entonces Yahveh hubiera afianzado tu reino para siempre sobre Israel." 6) Biblia Textual IV - (YHVH - Elohim - YHVH) "No has guardado el mandamiento que YHVH tu Elohim te ordenó, pues ahora YHVH hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre."
* Las versiones de los incisos 1 al 5 coinciden en el término "Dios" * La Reina Valera no usa el término "Jehová" en la versión 2015 (en la 1960 sí lo usó) * Las versiones de los incisos 2, 3 y 4 usan el término "Señor" * La Biblia de Jerusalén coincide con la Biblia Textual al usar Yahveh (YHVH) y Dios (Elohim) - en nuestro video "Nombres y títulos de Dios" puede ver más información sobre este tema -
Para sorpresa de muchos, la versión Reina Valera 1960 está basada en manuscritos tardíos y pobres, la mejor prueba de esta afirmación es que ella misma ha hecho cambios significativos en la versión 2015. Curiosamente esta versión llegó para quedarse en la mayoría de iglesias que conozco, se resisten a usar otra versión, y lo peligroso es que algunos miembros afirman que esta es la única correcta.
Teól. Fernando Montes

A SOLAS CON CRISTO
A solas al huerto yo voy, Cuando duerme aún la floresta, Y en quietud y paz con Jesús estoy, Oyendo absorto allí Su voz.
Coro: Él conmigo está, puedo oír Su voz, Y que Suyo, dice, seré. Y el encanto que hallo en Él allí Con nadie tener podré.
Tan dulce es la voz del Señor Que las aves guardan silencio, Y tan solo se oye esa voz de amor Que inmensa paz al alma da.
Con Él encantado yo estoy, Aunque en torno lleguen las sombras, Mas me ordena ir, y a escuchar yo voy Su voz de acción para obrar.
Voz: Ramón Ayala
submitted by iglesiadecristocc to u/iglesiadecristocc [link] [comments]


2020.09.25 00:39 Virgilio9 Chacal - (Cuento)

La multitud se encontraba toda reunida en la plaza del pueblo. Todos murmuraban y la voz de él sobrepasaba por las demás. Alicia quien volvía de los deberes, supo de lo que se trataba de inmediato.
—Hijo de perra —soltó con furia y los pueblerinos voltearon ligeramente con la castaña.
Esta frunció el ceño y sujetó algo debajo de su camisa con fuerza, y se alejó de la gente. Cuando se escuchara el estruendo del arma, sería tiempo de moverse.
Miguel Venustiano era un asesino, un bastardo corpulento. Era un ejecutor el cual los locales lo miraban con respeto y sentían una especie de sumisión que los hacían tratarlo con benevolencia. Este no era el caso de Alicia claramente. Ella solo sentía desprecio a su persona, cosa que comentaba a sus más cercanos. Su madre se preocupaba por ello en muchas instancias y temía que algo le sucediese si seguía. Siempre se lo recordaba cada que salía de casa con esa mirada seria suya.
Todos en el pueblo sin excepción alguna, habían mirado como aquel tipo mataba a los hombres en la calle como si fuesen poco más que perros. Los hincaba amenazándoles empuñado su revólver contra sus frentes, a la par de que la multitud veía. Luego apretaba el gatillo y las aves volaban alejándose de los postes, la sangre corría por el camino empedrado y el silencio de muerte se propagaba ante la fatalidad.
Él se ponía en el centro y observaba a la multitud con seriedad uno a uno, veía el desviar y bajar de sus miradas temerosas, y oía algunas oraciones regadas junto al llorar de la viuda si es que se encontraba presente. Enfundaba su arma, bajaba su sombrero y después se alejaba de ahí dejando aquel muerto como si no fuera nada. Pronto terminaría en el bar más cercano, bebiendo con exuberancia e invitando tragos. También coqueteaba con las mujeres que había en el lugar. La mayoría le hacía caso algo que no se entendía del todo. La gente decía que era por el revólver, o con amenazas de por medio, pero igual, no era el caso con certeza.
Una vez se le vio cortejando a la viuda de un tipo que había ejecutado esa misma tarde. Se rumorea por los rincones y esquinas del pueblo que la mujer haya sido un tipo de cómplice en la muerte de su esposo el señor Orozco. No se supo más, ya que al día siguiente ella se fue a quien sabe donde.
Algo turbio habrá sucedido ahí. Algo malo debió de haber hecho Miguel.
Por donde lo viera Alicia, aquel era un ser asqueroso y pecador. Un borracho y drogadicto con un pasatiempo por quitar vidas y causar desgracias, sea con balas o navajas. Estaba harta y en más de una ocasión había fantaseado cómo ella misma le cortaba el cuello o le volaba la tapa de los sesos.
No existiera tal problema si hubiera una autoridad que le frenara. Alguien que le pusiera alto a las atrocidades deliberadas de aquel hombre, pero no había nadie. Los pueblerinos optaban por rezar y palidecer ante su presencia, a observar el arma con temor e inclinarse pidiéndole a una fuerza superior que detuviera las desgracias.
Cuando se escuchó el estruendo, la castaña miró hacia arriba. La parvada volaba alejándose en el cielo azul despejado. Volvió su mirada hacia al frente y corrió a la taberna que acostumbraba el chacal. Al entrar la encontró desierta, era temprano todavía. Camino por las tablas viejas de madera e hizo un ademán al barman canoso y él correspondió junto a un joven que barría. Ella se sentó en la barra y el de mayor edad se acercó a tomar su pedido.
—Una cerveza —pidió Alicia volteando brevemente hacia la entrada.
—Disculpe, ¿qué edad tiene? —pregunto el barman con voz calmada y ella lo miro de frente.
—Los suficientes —mintió seria e indiferente.
El canoso le creyó y fue a traerle la cerveza. Ella pago una vez que se la dio y sus ojos volvieron a la entrada del lugar. Pronto Miguel pasaría por debajo del marco de la puerta. Alicia volvió al frente y metió su mano por debajo de su camisa. Nunca había estado tan decidida en su vida.
Miguel terminó por tomarse un par de minutos más. Ella lo vio de reojo desde que entró, y el se dirigió a una pequeña mesa redonda en una de las esquinas, cerca de la salida.
—¡Muero de sed! ¡Un tarro por favor! —exclamó exhausto y se sentó haciendo un leve escándalo.
El se quitó el sombrero y lo puso en la mesa. Desabotonó un poco su camisa, se estiró y dirigió su mirada a la barra de madera polvorienta, y se centro en la espalda de Alicia. Le brillaron los ojos por un instante y se quedó observándola un rato. Se rascó su áspera barba y su mirada terminó en el joven mesero que ponía la bebida en la mesa.
—Increíble el clima, ¿no crees Raúl? —preguntó Miguel y tomó el tarro.
—Es muy agradable —soltó el jovencito.
—Claro que lo es. Arrímate una silla quieres. Bebe algo conmigo, no hay mucho que hacer en este pueblo como de costumbre.
Raúl sonrió y volteó a ver al hombre canoso de detrás de la barra. Este soltó un suspiro y asintió con la cabeza, dando por hecho de que todo era un número habitual.
—Ve por tu bebida y tráeme una a mí que está ya casi se me acaba —dijo aunque no había dado ni un sorbo a su tarro.
Aquel asintió y fue a la barra. Miguel agarro el tarro y bebió hasta que la cerveza se le acabo. Eructo y limpió su boca con el dorso de su mano, luego volvió su vista a la barra y se encontró con la mirada de la castaña.
El le sonrió y Alicia regresa al frente. Las náuseas se le vinieron y apretó de lo que guardaba en su pantalón.
No era el momento, tal vez en un rato más. Cuando la tarde ascienda y los cerros empiecen a oscurecer. Cuando la plaza y la fuente de piedra, yazcan ante la temprana luz de la luna y las estrellas. Sería sumamente lo adecuado, pero la paciencia de Alicia pende de un hilo, y entre más espera, más recuerda.
No hacía mucho había encontrado a su vecina, Constancia, en lágrimas arrastrando el cuerpo de su marido por las escaleras de la entrada de su casa.
"—¡Necesito un doctor! —le pidió entre sollozos —Le dispararon, mira... —dijo y señaló el hoyo que traía en la nuca el difunto —¡Ayúdame por favor! No sé qué hacer, ¡ayúdame! —pidió y comenzó a limpiarse las lágrimas que traía en el rostro."
Alicia se quedó atónita y las miradas se asomaban desde las ventanas. La gente paraba su andar y se acercaban preocupadas y curiosas.
"—¡Ayúdenme alguien por favor! —suplico y empezó a llorar aún más —Mis hijos llegarán dentro de poco. ¡No pueden verlo así se los pido! ¡Necesita un doctor! —gritó y abrazó el cadáver —¡Por favor, alguien! —exclamó con dolor y el llanto terminó de ganarle.”
Por fin soltó el cuerpo y lloró ante la imposibilidad de un arreglo. Ante la irremediable verdad de que para la muerte no hay solución.
Desde ese momento Constancia no volvió a ser la misma por supuesto, y un día abandonó el pueblo junto a sus niños. Los sollozos todavía se escuchan cada vez que Alicia abre la puerta de su casa y voltea a las escaleras de la casa continua.
Ella conocía de vista a la familia. Por lo que veía eran amables y trabajadores, con hijos poco problemáticos.
Nadie pidió justicia por lo acontecido, así como por los demás muertos. La gente se quedaba con los brazos cruzados y solo compadecían a las familias sufridas. Se sepultaba el cuerpo y todo volvía a la cotidianidad mientras el verdugo seguía paseándose entre la gente con altanería.
“Hijo de puta” pensó y las carcajadas del chacal la hicieron volver a la realidad. Reía con el joven mientras le daba un largo trago a su bebida, y en seguida sacaba de hierba de un contenedor y se enrolaba un frajo. Dio un par de caladas y sus ojos no tardaron en ponérseles rojos como un diablo, sus risas se hicieron más sonoras, y el rencor en ella aumentaba.
Pronto volvería a buscar del mango del cuchillo de cocina que traía bajo su camisa.
A fuera el atardecer yace en los tejados de las casas. Los niños vuelven a sus casas después de haber jugado con sus amigos todo el día. Las madres preparan la comida, se cierran las tiendas y la gente lentamente regresa a sus hogares.
Los bares no tienden a hacer eso en estas horas. Ellos no duermen, ni su gente. Solo beben o piensan en silencio. Deciden y fantasean con la mirada perdida en la nada.
—Raúl, ¿quien es la hermosa muchacha de la barra? —preguntó sonriente.
—No lo sé, nunca la había visto.
—Me atrae su aspecto, pero sus miradas no —soltó y río un poco, se cruzó de brazos y luego comentó con cierta fascinación —Me encanta su cabello.
—Es muy lindo —comentó aquel mirándola.
—Tranquilo muchacho que es mía —dijo y sonrió —Tú no te preocupes, ya tendrás alguna después, y debes de saber que a una mujer se le debe amar con intensidad cuando se tiene la oportunidad.
—¿Ha amado a muchas?
Miguel y Raúl voltearon hacia atrás. Alicia lo observaba desde la barra con aquella mirada suya, con su seriedad hostil. Inevitablemente había escuchado la platica.
Él le sonrió.
—Solo a las que me lo han permitido —dijo y agregó —¿No te gustaría un trago linda? —pregunto pero ella no respondió.
Lo ignoró y volvió al frente, tomó de un sorbo de su cerveza. Las advertencias de su madre fueron reproducidas en su mente.
—Igual es tímida, igual le mate a alguien —dijo serio y dio un gran sorbo a su bebida —Sabes Raúl, he pensado en irme de este pueblo. Las cosas no son como lo eran antes, y sé que nunca lo serán.
El joven Raúl lo miró con cierta tristeza y no dijo nada. Miguel por otra parte, se veía nostálgico, tenía los ojos brillantes y cristalinos debido al alcohol.
—¿Por qué la cara tan larga? —soltó y dejó el tarro en la mesa al ver a chico desanimado —Bebé un poco, no te preocupes de nada. Tu aún eres joven, te falto mucho por vivir, deja las tristezas para la gente vieja. Al igual que la muñeca de la barra —dijo y sonrió —Dime muñeca, ¿a caso te mate a alguien? —preguntó dirigiéndose a ella y se levantó de la silla tambaleándose un poco —¿O solo ves mal a la gente preciosa?
—No creo que...
—Espérame aquí —dijo el interrumpiéndole y camino hasta llegar a la barra.
Alicia sintió el olor a alcohol y yesca que traía a sus alrededores Miguel. Ella apretó el puño con fuerza, trato de ignóralo, y él se acercó a donde yacía ella.
—A ti también te falta vivir.
—Miguel —habló el canoso acercándose —No creo que debas...
—Tranquilo viejo, solo le comento algo —le responde sin mirarlo —Dime niña, ¿te gustaría vivir un poco?
"Vivir... " se dijo Alicia, y volvió a ver la muerte ante sus ojos. Vio a la sangre en la silla y al viejo desparramado en el suelo. Vio la hierba en la casa, y a su padre moribundo, presionando la herida en su estómago, tratando de que la sangre no se le saliese.
Ella se quedó quieta al verlo en ese entonces, y aunque esté con dificultad le hablara, ella ni siquiera podía responderle. Estaba congelada con el escenario, con el olor de la sangre, viendo a la muerte. No hizo nada, era una niña después de todo. Podría haber pedido ayuda, claro, pero ya era tarde. Él había dejado de respirar y ella no podía dejar llorar.
—Veo que no hay educación aquí —dijo él y se alejó un poco, vio al barman y continuó —Supongo que solo hay gente que... —se detuvo y sintió la punzada abriendo paso por su estómago, el sabor metálico llegó a su boca, volvió al frente y la sangre empezó esparcirse en su camisa. La vio a ella mirándolo llena de cólera.
Le había clavado el cuchillo, se lo retorció dentro de sus entrañas y se acercó para que él cuchillo de cocina arribara tan hondo como se pudiera.
—Muere hijo de perra —le murmuró con odio.
Intento sacarle el cuchillo pero el la detuvo mientras gritaba con dolor. La apartó empujándola con fuerza y cayó al suelo sin el cuchillo. Miguel trato de quedarse de pie, de apoyarse en alguno de los bancos, pero falló y terminó por caer. Acabo sentado, con la espalda contra la barra adolorido y sangrante. Enseguida buscó sacar su revólver, pero este había desaparecido.
Cuando volteó con ella, la encontró levantada con el arma entre las manos. Le apuntaba muy quieta y tranquila. Lo veía con seriedad.
Apretó del gatillo, el se sacudió abruptamente por el impacto y luego se quedó quieto. Acertó en la cabeza.
El silencio se propagó y él yacía muerto. La castaña observó los alrededores, el barman estaba escondido tras la barra, Raúl estaba en una de las esquinas, temblando y mirando el arma, congelado por completo.
Alicia lo miro a él, se acercó un poco y el joven sintió terror. Se cubrió la cara casi instintivas, y ella sin siquiera parpadear apretó nuevamente del gatillo. La sangre quedó salpicada entre el piso y la pared. El jovencito se retorció un poco en el suelo y gimoteó. La castaña dio un par de pasos y lo remató en el suelo.
—Dios mío... —se escuchó detrás de ella.
Alicia volteó hacia la barra. El barman veía la escena con la mirada llorosa aún medio protegiéndose en el mueble.
Ella lo miro en silencio, se apartó del muerto y se acercó a Miguel. Esculco sus bolsillos, le sacó una buena cantidad de dinero, tomó la funda y le quitó una caja de balas. También le sacó el cuchillo y se guardó un contenedor de metal.
Cuando dejo el cuerpo, observo al canoso que acercaba al cuerpo del joven. Tenía una que otra lágrima pasando por su mejilla. Le cerró los párpados y sostuvo su mano levemente.
Ella miró la escena por unos segundos. No era que sintiera tristeza, no era que de repente se había arrepentido. Solo pensó fugazmente en el viejo, y en lo que acontecería.
Un cuarto disparo se escuchó y ella salió por la entrada en calma, mirando a los alrededores. Luego corrió y se abrió paso por el pueblo.
A fuera la luna brillaba y las casas estaban oscuras. No había muchas luces por esos rumbos y la gente ya estaba asomándose desde sus casas impulsadas por las detonaciones del arma.
Un par de personas arribaron al bar y vieron los cuerpos entre asustados e impresionados. La madre del muchacho llegaría en un rato a soltar la lágrima. La mayoría se centró en el cuerpo de Miguel Venustiano ensangrentado y tieso. Buscaron el revólver de inmediato cuando vieron de quien se trataba, pero, no estaba. La incertidumbre reino por unas semanas, luego volvieron a escuchar el detonar del arma, y la desgracia cayó al pueblo de nuevo.
S.C.R.
submitted by Virgilio9 to escribir [link] [comments]


2020.09.23 22:44 Virgilio9 Chacal - (Cuento)

La multitud se encontraba toda reunida en la plaza del pueblo. Todos murmuraban y la voz de él sobrepasaba por las demás. Alicia quien volvía de los deberes, supo de lo que se trataba de inmediato.
—Hijo de perra —soltó con furia y los pueblerinos voltearon ligeramente con la castaña.
Esta frunció el ceño y sujetó algo debajo de su camisa con fuerza, y se alejó de la gente. Cuando se escuchara el estruendo del arma, sería tiempo de moverse.
Miguel Venustiano era un asesino, un bastardo corpulento. Era un ejecutor el cual los locales lo miraban con respeto y sentían una especie de sumisión que los hacían tratarlo con benevolencia. Este no era el caso de Alicia claramente. Ella solo sentía desprecio a su persona, cosa que comentaba a sus más cercanos. Su madre se preocupaba por ello en muchas instancias y temía que algo le sucediese si seguía. Siempre se lo recordaba cada que salía de casa con esa mirada seria suya.
Todos en el pueblo sin excepción alguna, habían mirado como aquel tipo mataba a los hombres en la calle como si fuesen poco más que perros. Los hincaba amenazándoles empuñado su revólver contra sus frentes, a la par de que la multitud veía. Luego apretaba el gatillo y las aves volaban alejándose de los postes, la sangre corría por el camino empedrado y el silencio de muerte se propagaba ante la fatalidad.
Él se ponía en el centro y observaba a la multitud con seriedad uno a uno, veía el desviar y bajar de sus miradas temerosas, y oía algunas oraciones regadas junto al llorar de la viuda si es que se encontraba presente. Enfundaba su arma, bajaba su sombrero y después se alejaba de ahí dejando aquel muerto como si no fuera nada. Pronto terminaría en el bar más cercano, bebiendo con exuberancia e invitando tragos. También coqueteaba con las mujeres que había en el lugar. La mayoría le hacía caso algo que no se entendía del todo. La gente decía que era por el revólver, o con amenazas de por medio, pero igual, no era el caso con certeza.
Una vez se le vio cortejando a la viuda de un tipo que había ejecutado esa misma tarde. Se rumorea por los rincones y esquinas del pueblo que la mujer haya sido un tipo de cómplice en la muerte de su esposo el señor Orozco. No se supo más, ya que al día siguiente ella se fue a quien sabe donde.
Algo turbio habrá sucedido ahí. Algo malo debió de haber hecho Miguel.
Por donde lo viera Alicia, aquel era un ser asqueroso y pecador. Un borracho y drogadicto con un pasatiempo por quitar vidas y causar desgracias, sea con balas o navajas. Estaba harta y en más de una ocasión había fantaseado cómo ella misma le cortaba el cuello o le volaba la tapa de los sesos.
No existiera tal problema si hubiera una autoridad que le frenara. Alguien que le pusiera alto a las atrocidades deliberadas de aquel hombre, pero no había nadie. Los pueblerinos optaban por rezar y palidecer ante su presencia, a observar el arma con temor e inclinarse pidiéndole a una fuerza superior que detuviera las desgracias.
Cuando se escuchó el estruendo, la castaña miró hacia arriba. La parvada volaba alejándose en el cielo azul despejado. Volvió su mirada hacia al frente y corrió a la taberna que acostumbraba el chacal. Al entrar la encontró desierta, era temprano todavía. Camino por las tablas viejas de madera e hizo un ademán al barman canoso y él correspondió junto a un joven que barría. Ella se sentó en la barra y el de mayor edad se acercó a tomar su pedido.
—Una cerveza —pidió Alicia volteando brevemente hacia la entrada.
—Disculpe, ¿qué edad tiene? —pregunto el barman con voz calmada y ella lo miro de frente.
—Los suficientes —mintió seria e indiferente.
El canoso le creyó y fue a traerle la cerveza. Ella pago una vez que se la dio y sus ojos volvieron a la entrada del lugar. Pronto Miguel pasaría por debajo del marco de la puerta. Alicia volvió al frente y metió su mano por debajo de su camisa. Nunca había estado tan decidida en su vida.
Miguel terminó por tomarse un par de minutos más. Ella lo vio de reojo desde que entró, y el se dirigió a una pequeña mesa redonda en una de las esquinas, cerca de la salida.
—¡Muero de sed! ¡Un tarro por favor! —exclamó exhausto y se sentó haciendo un leve escándalo.
El se quitó el sombrero y lo puso en la mesa. Desabotonó un poco su camisa, se estiró y dirigió su mirada a la barra de madera polvorienta, y se centro en la espalda de Alicia. Le brillaron los ojos por un instante y se quedó observándola un rato. Se rascó su áspera barba y su mirada terminó en el joven mesero que ponía la bebida en la mesa.
—Increíble el clima, ¿no crees Raúl? —preguntó Miguel y tomó el tarro.
—Es muy agradable —soltó el jovencito.
—Claro que lo es. Arrímate una silla quieres. Bebe algo conmigo, no hay mucho que hacer en este pueblo como de costumbre.
Raúl sonrió y volteó a ver al hombre canoso de detrás de la barra. Este soltó un suspiro y asintió con la cabeza, dando por hecho de que todo era un número habitual.
—Ve por tu bebida y tráeme una a mí que está ya casi se me acaba —dijo aunque no había dado ni un sorbo a su tarro.
Aquel asintió y fue a la barra. Miguel agarro el tarro y bebió hasta que la cerveza se le acabo. Eructo y limpió su boca con el dorso de su mano, luego volvió su vista a la barra y se encontró con la mirada de la castaña.
El le sonrió y Alicia regresa al frente. Las náuseas se le vinieron y apretó de lo que guardaba en su pantalón.
No era el momento, tal vez en un rato más. Cuando la tarde ascienda y los cerros empiecen a oscurecer. Cuando la plaza y la fuente de piedra, yazcan ante la temprana luz de la luna y las estrellas. Sería sumamente lo adecuado, pero la paciencia de Alicia pende de un hilo, y entre más espera, más recuerda.
No hacía mucho había encontrado a su vecina, Constancia, en lágrimas arrastrando el cuerpo de su marido por las escaleras de la entrada de su casa.
"—¡Necesito un doctor! —le pidió entre sollozos —Le dispararon, mira... —dijo y señaló el hoyo que traía en la nuca el difunto —¡Ayúdame por favor! No sé qué hacer, ¡ayúdame! —pidió y comenzó a limpiarse las lágrimas que traía en el rostro."
Alicia se quedó atónita y las miradas se asomaban desde las ventanas. La gente paraba su andar y se acercaban preocupadas y curiosas.
"—¡Ayúdenme alguien por favor! —suplico y empezó a llorar aún más —Mis hijos llegarán dentro de poco. ¡No pueden verlo así se los pido! ¡Necesita un doctor! —gritó y abrazó el cadáver —¡Por favor, alguien! —exclamó con dolor y el llanto terminó de ganarle.”
Por fin soltó el cuerpo y lloró ante la imposibilidad de un arreglo. Ante la irremediable verdad de que para la muerte no hay solución.
Desde ese momento Constancia no volvió a ser la misma por supuesto, y un día abandonó el pueblo junto a sus niños. Los sollozos todavía se escuchan cada vez que Alicia abre la puerta de su casa y voltea a las escaleras de la casa continua.
Ella conocía de vista a la familia. Por lo que veía eran amables y trabajadores, con hijos poco problemáticos.
Nadie pidió justicia por lo acontecido, así como por los demás muertos. La gente se quedaba con los brazos cruzados y solo compadecían a las familias sufridas. Se sepultaba el cuerpo y todo volvía a la cotidianidad mientras el verdugo seguía paseándose entre la gente con altanería.
“Hijo de puta” pensó y las carcajadas del chacal la hicieron volver a la realidad. Reía con el joven mientras le daba un largo trago a su bebida, y en seguida sacaba de hierba de un contenedor y se enrolaba un frajo. Dio un par de caladas y sus ojos no tardaron en ponérseles rojos como un diablo, sus risas se hicieron más sonoras, y el rencor en ella aumentaba.
Pronto volvería a buscar del mango del cuchillo de cocina que traía bajo su camisa.
A fuera el atardecer yace en los tejados de las casas. Los niños vuelven a sus casas después de haber jugado con sus amigos todo el día. Las madres preparan la comida, se cierran las tiendas y la gente lentamente regresa a sus hogares.
Los bares no tienden a hacer eso en estas horas. Ellos no duermen, ni su gente. Solo beben o piensan en silencio. Deciden y fantasean con la mirada perdida en la nada.
—Raúl, ¿quien es la hermosa muchacha de la barra? —preguntó sonriente.
—No lo sé, nunca la había visto.
—Me atrae su aspecto, pero sus miradas no —soltó y río un poco, se cruzó de brazos y luego comentó con cierta fascinación —Me encanta su cabello.
—Es muy lindo —comentó aquel mirándola.
—Tranquilo muchacho que es mía —dijo y sonrió —Tú no te preocupes, ya tendrás alguna después, y debes de saber que a una mujer se le debe amar con intensidad cuando se tiene la oportunidad.
—¿Ha amado a muchas?
Miguel y Raúl voltearon hacia atrás. Alicia lo observaba desde la barra con aquella mirada suya, con su seriedad hostil. Inevitablemente había escuchado la platica.
Él le sonrió.
—Solo a las que me lo han permitido —dijo y agregó —¿No te gustaría un trago linda? —pregunto pero ella no respondió.
Lo ignoró y volvió al frente, tomó de un sorbo de su cerveza. Las advertencias de su madre fueron reproducidas en su mente.
—Igual es tímida, igual le mate a alguien —dijo serio y dio un gran sorbo a su bebida —Sabes Raúl, he pensado en irme de este pueblo. Las cosas no son como lo eran antes, y sé que nunca lo serán.
El joven Raúl lo miró con cierta tristeza y no dijo nada. Miguel por otra parte, se veía nostálgico, tenía los ojos brillantes y cristalinos debido al alcohol.
—¿Por qué la cara tan larga? —soltó y dejó el tarro en la mesa al ver a chico desanimado —Bebé un poco, no te preocupes de nada. Tu aún eres joven, te falto mucho por vivir, deja las tristezas para la gente vieja. Al igual que la muñeca de la barra —dijo y sonrió —Dime muñeca, ¿a caso te mate a alguien? —preguntó dirigiéndose a ella y se levantó de la silla tambaleándose un poco —¿O solo ves mal a la gente preciosa?
—No creo que...
—Espérame aquí —dijo el interrumpiéndole y camino hasta llegar a la barra.
Alicia sintió el olor a alcohol y yesca que traía a sus alrededores Miguel. Ella apretó el puño con fuerza, trato de ignóralo, y él se acercó a donde yacía ella.
—A ti también te falta vivir.
—Miguel —habló el canoso acercándose —No creo que debas...
—Tranquilo viejo, solo le comento algo —le responde sin mirarlo —Dime niña, ¿te gustaría vivir un poco?
"Vivir... " se dijo Alicia, y volvió a ver la muerte ante sus ojos. Vio a la sangre en la silla y al viejo desparramado en el suelo. Vio la hierba en la casa, y a su padre moribundo, presionando la herida en su estómago, tratando de que la sangre no se le saliese.
Ella se quedó quieta al verlo en ese entonces, y aunque esté con dificultad le hablara, ella ni siquiera podía responderle. Estaba congelada con el escenario, con el olor de la sangre, viendo a la muerte. No hizo nada, era una niña después de todo. Podría haber pedido ayuda, claro, pero ya era tarde. Él había dejado de respirar y ella no podía dejar llorar.
—Veo que no hay educación aquí —dijo él y se alejó un poco, vio al barman y continuó —Supongo que solo hay gente que... —se detuvo y sintió la punzada abriendo paso por su estómago, el sabor metálico llegó a su boca, volvió al frente y la sangre empezó esparcirse en su camisa. La vio a ella mirándolo llena de cólera.
Le había clavado el cuchillo, se lo retorció dentro de sus entrañas y se acercó para que él cuchillo de cocina arribara tan hondo como se pudiera.
—Muere hijo de perra —le murmuró con odio.
Intento sacarle el cuchillo pero el la detuvo mientras gritaba con dolor. La apartó empujándola con fuerza y cayó al suelo sin el cuchillo. Miguel trato de quedarse de pie, de apoyarse en alguno de los bancos, pero falló y terminó por caer. Acabo sentado, con la espalda contra la barra adolorido y sangrante. Enseguida buscó sacar su revólver, pero este había desaparecido.
Cuando volteó con ella, la encontró levantada con el arma entre las manos. Le apuntaba muy quieta y tranquila. Lo veía con seriedad.
Apretó del gatillo, el se sacudió abruptamente por el impacto y luego se quedó quieto. Acertó en la cabeza.
El silencio se propagó y él yacía muerto. La castaña observó los alrededores, el barman estaba escondido tras la barra, Raúl estaba en una de las esquinas, temblando y mirando el arma, congelado por completo.
Alicia lo miro a él, se acercó un poco y el joven sintió terror. Se cubrió la cara casi instintivas, y ella sin siquiera parpadear apretó nuevamente del gatillo. La sangre quedó salpicada entre el piso y la pared. El jovencito se retorció un poco en el suelo y gimoteó. La castaña dio un par de pasos y lo remató en el suelo.
—Dios mío... —se escuchó detrás de ella.
Alicia volteó hacia la barra. El barman veía la escena con la mirada llorosa aún medio protegiéndose en el mueble.
Ella lo miro en silencio, se apartó del muerto y se acercó a Miguel. Esculco sus bolsillos, le sacó una buena cantidad de dinero, tomó la funda y le quitó una caja de balas. También le sacó el cuchillo y se guardó un contenedor de metal.
Cuando dejo el cuerpo, observo al canoso que acercaba al cuerpo del joven. Tenía una que otra lágrima pasando por su mejilla. Le cerró los párpados y sostuvo su mano levemente.
Ella miró la escena por unos segundos. No era que sintiera tristeza, no era que de repente se había arrepentido. Solo pensó fugazmente en el viejo, y en lo que acontecería.
Un cuarto disparo se escuchó y ella salió por la entrada en calma, mirando a los alrededores. Luego corrió y se abrió paso por el pueblo.
A fuera la luna brillaba y las casas estaban oscuras. No había muchas luces por esos rumbos y la gente ya estaba asomándose desde sus casas impulsadas por las detonaciones del arma.
Un par de personas arribaron al bar y vieron los cuerpos entre asustados e impresionados. La madre del muchacho llegaría en un rato a soltar la lágrima. La mayoría se centró en el cuerpo de Miguel Venustiano ensangrentado y tieso. Buscaron el revólver de inmediato cuando vieron de quien se trataba, pero, no estaba. La incertidumbre reino por unas semanas, luego volvieron a escuchar el detonar del arma, y la desgracia cayó al pueblo de nuevo.
S.C.R.
submitted by Virgilio9 to escritura [link] [comments]


2020.09.17 22:33 hectoryto Madre con derecho exige que su hijo tenga relaciones con la novia de mi primo

Segundo post, gracias por el apoyo anterior
Edit 1: si alguien quiere usarla para un video, mi condición es mandarme el link de este cuando se suba
Elenco:
Md: Karen madre con derecho (aprox 40)
AD: adolecente con derecho (como 16)
Mi primo: cinturón negro en karate (19)
Np: Novia de mi primo y chica amable y bonita (18)
Yo: que no ise mucho (12)
Contexto: mi primo y su novia soy muy cariñosos el uno con el otro y np le gusta vestirse con poca ropa (mini falda, enseña el estómago y escotado) y decidieron salir en una cita en la plaza (parque) mi madre me dijo que si quería ir para estirar las piernas, yo acepte ya que jugaba mucho Pokémon go y aún lo hago igual que mi primo. Iniciemos:
AD: hola preciosa, a qué hora habren esas piernas
(Al grano, maldito pervertido)
Np: disculpa, tengo novio y no soy prostituta
Primo: (molesto porque el amaba mucho a su novia y no tolerará comentarios así) a ver tu, eres muy pequeño para hacer comentarios asi, y no le puedes hablar así a una mujer.
Np: si, aparte no saldría contigo, no eres muy lindo que digamos
AD: MALDITOS bastardos, estoy en mi derecho de decir lo que quiera y le hablaré como me de la gana a esta chica, si no le gusta que le digan cosas bonitas que no se vista de forma provocativa.
Np: me visto así para mí novio y no morbosos como tú, pervertido.
AD sale corriendo y pensamos que es el final, pero si no el título no tiene sentido xd
Md: que le hicieron a mi bebé ( adolecente bebé???).
Primo: señora, su hijo le dijo algo muy desu.....
As: le pregunté si quería salir con migo y me dijo que no por pobre, vagabundo y me pegaron.
Yo pensando, oh, ya se que pasara, aunque me lo ví venir cuando se fue llorando AD
Np: eso no fue lo que pasó, su hijo insinuó que era prostituta y me dijo algo muy morboso (pervertido o asqueroso)
Primo: si y aparte mi novia nunca insulto a su bebé.
Md: se que mienten, mi hijo nunca diría algo así, el es puro y va a la iglesia.
AD: si, yo ni en sueños soy capas de pensar en una mujer sin ropa
Md: y tu, que te vistes como zorra, que solo puede ganar dinero prostituyendo se.
Np: a ver vieja puta, yo elijo que me coloco y su hijo es un pervertido.
Primo: estoy harto de su comportamiento, usted e....
Md: suficiente, llamaré a la policía si no accedes a tener relaciones sexuales con mi hijo
AD nalguea a np y va a tocarle los pechos
Mi primo le da una patada en la cara que lo deja sangrando enseguida, EPICO
MD: es todo, llamaré a la policia, llama y yo tengo la iniciativa de llamar a mis padres diciendo, no se preocupen si llegamos tarde les explicaré si puedo
Policía llega y lo llamaremos P.
P: que está sucediendo aqui
Md: gracias a dios que llegó, este hombre le pegó a mi hijo, tiene cautiva a su novia y le robó el celular
AD: si oficial arrestelo
El policía saca su arma y le apunta a mi primo
Np: señor oficial, están mintiendo, el se mi novio y ad me está haciendo comentarios morbosos por mi cuerpo.
Ad y md: están mintiendo
P: señora, la chica está diciendo que es su novio y..
Md: la amenazo con decir su lugar de trabajo ya que es prostituta.
Np: pare de decir que soy prostituta, soy una mesera y usted es la vieja puta que dice que es santa y va a la iglesia y quería que su hijo de 16 años tenga sexo con migo.
El policía queda impactado al escuchar esto y arresta a Karen y a su hijo de inmediato.
Karen pasará 8 años en prisión, al parecer nuestro caso fue el segundo en que explotó la bomba ( la gota que derramó el vaso.
Mi primo nos compro un helado por las molestias y al policía, que lo tomo muy bien y se llevó a md y ad
Ad, se va a un reformatorio y cuando cumpla 18 2 años y medio de cárcel porque había tenido un cargo de violación hace menos de una semana, y ganaron por falta de pruebas, esto comprueba ya que sería su segundo cargo por acoso y se notaba que era un completo pervertido.
Yo disfruté mi helado y mi historia de reddit.
P.D: se me olvidó colocar que yo grabe todo porque ya sabía que pasaria
submitted by hectoryto to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.08 18:24 mysterious_girl02 Karens from Argentina (Spanish)

Bueno, esta historia va principalmente para contar sobre una karen que quería hacerme tener relaciones sexuales con su hijo, pero aparece otra de relleno.
(Los nombres no son reales)
K1: Karen 1 K2: Karen 2 M: Mamá P: Papá K: Kevin Yo: Yo
Historia de fondo: Tengo 18 años y esta historia ocurrió cuando tenía 12, en el último año de primaria. Iba a una escuela religiosa, por lo que al ser el último año no nos dejaban festejar adentro de la escuela. Entonces nos hicieron festejar afuera, específicamente en la esquina de la cuadra continua para no manchar ni la vereda de la escuela.
Festejamos con espuma, agua, papel picado, harina, huevos, etc. Festejo común en Argentina cuando uno termina de estudiar.
Apenas estábamos a mitad de todo cuando aparece la K1.
K1: ¿¡QUÉ ESTÁN HACIENDO!?
El grito nos asustó, seguíamos siendo niños. Entonces muchos corrieron y otros, como yo, solo los seguimos pensando que había un peligro real (al no ver bien la situación). Justo estaba mí madre y nos defendió.
K1: ¡Mire lo que hicieron esos niños malcriados! ¡Son unos salvajes, llamaré a la policia!
M: Señora, entre esos salvajes está mí hija. Se les permitió hacer esto con la condición de limpiar todo, lo cual iban a hacer cuando—
K1: ¡Solo estás mintiendo! ¡Esos delincuentes corrieron y hasta intentaron asaltarme! ¡Llamaré a la policía, hay muchos niños aquí y siempre hacen ruido! (esta señora vive al lado de la escuela, se había mudado hace unos pocos años y aún le molestan los niños)
Mí mamá estaba poniéndose nerviosa, no es muy paciente. Justo pasa una profesora de la escuela y la llaman para aclarar todo.
Resumen de esta primera parte: Luego de esto, nos hicieron limpiar mientras K1 nos gritaba por ser unos "futuros asesinos" (por tirar harina, si claro). ¿Lo peor? Sigue haciendo cosas similares, al punto de conseguir que la policía vaya a la escuela a obligar a todos los niños de afuera a irse rápido, incluso llegando a negarle el paso a los autos que solo quieren buscar a sus hijos porque "Este es un barrio recidencial, no un club. No tienen nada importante que buscar que tengan que pasar en auto".
De camino a casa me dieron todo un sermón por haber corrido, diciéndome que tendría que haberme quedado y otras cosas. Pero yo era bajita y siempre me dieron miedo los gritos, entonces me asusté al escuchar a K1 gritar.
Al llegar a casa entré a Facebook para hablar con mis amigas, pero encontré mensakes disgustantes de mis compañeros que se fueron corriendo y no volvieron, con fotos de los pocos que se quedaron limpiando (incluyendome) y mensajes en modo de burlas por "Ser unas sirvientas".
Molesta, contesté: "No somos sirvientas ni teníamos miedo, hicimos un desastre y limpiamos lo que hicimos porque es lo correcto."
Obviamente las cosas siguieron escalando tras ese mensajes, todos peleaban entre sí hasta que, molesta, escribí: "Ustedes no saben aceptar sus errores, nosotros sí. Ustedes solo corrieron gaymente, miedosos." (la palabra "gaymente" la había escuchado en un video y la leí en un par de publicaciones de grupos "otakus", pero no sabía que se refería a la homosexualidad. Sí, era tonta.)
Dejé la conversación ahí al quedar los otros sin palabras, hablé con mis amigas y me fuí. Tres días más tarde, llaman a mí mamá al teléfono.
Un número desconocido.
M: ¿Hola?
K2: ¡TÚ HIJA LLAMÓ GAY A MÍ ANGEL!
Mí mamá parpadeó varias veces atónita, ya que el grito la descolocó.
M: Antes que nada, buenos días. ¿Quién es?
K2: Soy Karen2, la mamá de Kevin. ¿Vos sos la mamá de Yo?
M: Si, soy yo. ¿Qué ocurre?
K2: Tú hija es una maleducada, insultó a mí pobre bebé que ayudó a limpiar todo y ¡encima lo llamó GAY! ¡MÍ HIJO NO ES GAY!
Mí mamá, molesta por lo que escuchó, se volteó y me miro molesta.
M: ¿Es cierto que insultaste a Kevin y lo llamaste gay? (en el teléfono se escuchaba a Kevin y Karen diciendo cosas esperando que me castiguen)
Yo, indiferente, respondo: No lo llamé gay, él y otros chicos nos molestaban a los que limpiamos y les dije sus verdades.
M: ¿Y lo de gay es cierto?
Yo, que ya había aprendido lo que era gaymente, dije: Sí, pero le dije sin saber. Dije que ellos corrieron gaymente, no era para tratarlo a Kevin de gay.
Espere que me retaran, pero mí mamá soltó una carcajada.
K2: ¿¡DE QUÉ SE RÍE!? ¡ES INACEPTABLE!
M: Solo fueron ocurrencias de niños, mejor controle a su hijo. No le dijo gay solo a él y, si así hubiera sido, no tendría que haber problema.
K2: ¡Su hija le dijo puto gay a mí hijo! ¡Traela a mí casa así mí bebé le enseña que es un verdadero hombre!
Mí mamá, ya molesta, la insulta por lo que dijo y cuelga, bloquea su número y la bloquea en facebook.
Unos días más tarde, tuvimos que ir a la escuela a buscar nuestras notas y otras cosas. Allí estaba Kevin, hablamos y al final no hubieron rencores, por lo que cada uno siguió su camino.
El problema fué al salir. Ahí estaba Karen2 parada, cuando me vió corrió hacia mí con la intención de pegarme. Yo era solo una niña de 12 años de 1,45 temblando al ver a una mujer adulta, gorda, de 1,75 que casi corría hacia ella con intenciones de golpearla hasta que llegó mí madre y gritó, haciendo que K2 voltee.
M: ¿¡Qué haces, pedazo de puta!?
K2: ¡Le doy lo que no le das a la mañcriada y puta de tu hija! ¡Ella insultó a mí bebé!
Mí mamá, molesta, dió media vuelta y llamó a mí papá, quién mide 1,95 y es grandote.
P: ¿Qué pasó?
M: K2 quiere golpear a nuestra hija por un malentendido entre los niños.
Mí papá, tomó su teléfono y estuvo por llamar a la policía, cuando se dió cuenta que conocía al esposo de Karen.
P: Voy a llamar a tu esposo para solucionar las cosas con él, seguro es más decente que vos.
K2, roja de vergüenza, dijo: ¡No, no hace falta! ¡Vamos, bebé!
Kevin me pidió disculpas y se fué.
Ese día aprendí una lección muy importante: Nunca le digas gay a nadie, ni aunque sea en forma de broma. Nunca sabes cuándo una ballena llamada Karen va a querer golpearte por eso.
submitted by mysterious_girl02 to u/mysterious_girl02 [link] [comments]


2020.08.28 05:53 -MadeForStardust- Dejare esto aquí y desapareceré

Necesito decirle esto a alguien, pero como no se a quien entonces lo dejo aquí.
Nunca tuve el apoyo de mis padres, tampoco tuve demasiados amigos, cada cosa que hacia era pasada por una molestia o algo parecido, fue a los 13 cuando pensé que si hacia algo realmente espectacular tendría su atención, estudie realmente fuera de mis limites y me volví la primera de la clase con notas casi perfectas, estaba estresada, pero cuando llegara a casa y me felicitaran todo habría valido la pena, pero nunca lo hicieron, apenas si les importaba.
Les dije que iría al parque un rato, una vez allí empecé a llorar por todo, fue entonces cuando vi a este hombre siendo gritado por una mujer, no le di mucha importancia, pero parece que estaban rompiendo o algo, al segundo ya lo tenía a mi lado mirando al suelo, y entonces me pregunto que me había ocurrido, volví a mirar y su expresión de antes cambio a una de compasión.
"Nunca le hables a extraños", ya sabía eso, pero necesitaba hablar con alguien y ese era el momento, le conté todo sin excepción, por primera vez parecía que me estaban escuchando.
El respondió muy tranquilo que no era mi culpa, que mis padres estaban mal, que hice un gran trabajo y que mi esfuerzo no fue en vano, que me aferrara a algo que quisiera para continuar caminando, que el me admiraba por llegar a ser la primera en algo, pero sobre todo que necesitaba un descanso, y si me relajaba que aunque mis padres nunca estuviesen orgullosos de mi, el si lo estaría, volví a llorar como obsesa, habían tantas emociones juntas que no podía pensar en nada más que él sintiéndose orgulloso.
Cuando volví a ver él ya no estaba, me levante rápido y fui a buscarlo, tome y jale de su buzo haciendo que este se girara confundido, también estaba llorando pero por otros motivos, incluso en esas se limpio las lagrimas y volteo a verme con una sonrisa, le pedí su numero de teléfono y a día de hoy no me arrepiento.
Desde ese día empezamos a juntarnos, todo el tiempo me felicitaba por mis logros, todo era sobre mi en todo momento, pero el pasar de los días me hizo interesarme en el, que le gustaba y que le había pasado, el tenía 20 y yo 13, si alguien se hubiese enterado probablemente su vida se habría arruinado.
Su historia era algo similar, sus padres le prestaban poca atención, sus logros eran rebajados a nada a comparación de su hermano y cuando hacia algo mal siempre se lo echaban en cara, en cuanto a su vida amorosa, su primera novia (la de más arriba) lo engaño en otro hombre, el me explico que se le hacia raro que una mujer quisiera estar con él y aunque sabía que ese era el resultado más lógico todavía le dolía, eran palabras algo complicadas para mi mente de prepuber, pero entendía lo que quería decirme, y mi mente hizo "click" ya que yo era mujer y quería estar junto a él.
Dejamos de hablar de nuestro absurdo pasado y nos centramos en el ahora, fue una experiencia nueva escuchar música que fuera la misma cosa siempre pero con otra letra, cuando recompensaba mis buenas puntuaciones de exámenes con helado u otros postres, me sentía querida, no quería parar.
Varios meses pasaron y nuestra relación avanzaba, pero notaba cierto defecto en ella y es que él evitaba todo tipo de contacto físico, o trataba de no verme por mucho tiempo, tenia miedo de que algo me ocurriera así que decidí preguntarle, no obtuve una respuesta inmediata, evito el tema varias veces hasta que confeso.
Me pregunto si conocía sobre la pedofilia a lo que respondí que si, entonces me dijo que él era pedofilo, pero que no quería hacerme nada, no quería quitarme nada ni hacerme daño por ningún motivo y quería evitar en todo momento impulsos extraños, de nuevo mi mente sumo 1+1 y como resultado le pedí que fuera mi novio.
El se negó, pero tras insistir bastante pude conseguirlo y oficialmente eramos novios, cumplí 14, me estrese mucho al investigar sobre tantas cosas y obtener una sobre carga de información, nuestra vida como pareja no cambio mucho, siempre era yo quien tomaba la iniciativa, buscaba formas de seducir a un hombre con depresión o como salir con alguien así y como ayudarlo, descubrí de igual forma que el no tenía depresión sino un complejo de inferioridad, que era adicto a los antidepresivos y que su baja autoestima era muy volátil.
Era raro sentir que era una hormiga al lado de un gigante y que el gigante pensase que era la hormiga.
La primera vez que nos besamos tuvo una carga emocional muy fuerte hasta el punto de pensar que el cielo se caería, pero yo le dije estaría bien, que pasara lo que pasara no me apartaría de su lado.
Y así fue, el año paso con tranquilidad, nunca en mi vida me había sentido tan bien, empece a usar maquillaje muy básico, el en cambio dejo de encorvarse y empezó a caminar recto, si antes era un gigante ahora lo era un poco más (de siempre he sido algo más bajita que todos así que aun más todavía), su cara dolida paso a una de neutralidad alegre.
Nuestra relación como pareja no avanzo mucho aceptábamos besarnos en lugares un poco más abiertos, me gustaba la posibilidad de que nos descubrieran el poder gritarle al mundo que estoy en una relación de esas que él mundo odia, pero a él no le hacia ni pizca de gracia, siempre que pedía un beso se preocupaba mucho, más cuando le pedía que nos tiráramos piropos.
Sin embargo el me pedía besos cuando estábamos totalmente solos, nos acariciábamos las cabezas, el aprendió a hacerme coletas, me sentaba en sus piernas, de vez en cuando lo mimaba haciendo que usara mis piernas como almohada, esos días eran lo mejor, pero había algo que no cambiaba y era su forma de tratarme, siempre como una niña, ya no tenía 13, casi cumplía 15 era una mujer y quería que me tratara como tal.
Me estaba desarrollando de manera atrasada, pero según los doctores del instituto esto era levemente común y tendría que esperar un poco.
El año pasado en enero cumplí mis 15 y como resultado de una disputa familiar tuvimos que mudarnos para que mi padre arreglara cuentas cara a cara con su hermano, la ultima vez que nos vimos le pedí algo por mis 15, ese día tuvimos nuestra primera vez.
No mentiré, dolía como el demonio, pero verlo tan preocupado y comprensivo me hizo amarlo aun más y más, incluso cuando pedía que parasemos para que descansara, no fue una primera vez como lo imaginaba, pero sin duda lo disfrute, aunque la carga emocional de él fue tan pesada que se puso a llorar, por suerte al estarlo apoyando tanto no duro mucho.
Una vez lejos nos hablábamos constantemente, nos felicitábamos y tirábamos piropos constantemente, gracias a sus consejos entre bastante bien, pude hacer un grupo de verdaderos amigos, sorprendente mente agradables y comprensivos, uno de los cuales se enamoro de mi, sin embargo yo ya tenia a alguien, tenia miedo de que nuestra relación cambiara, pero fue muy comprensivo.
En todo ese año lo extrañe, el pecho me dolía algunas veces constantemente justo como él decía que soporto por años y años, pegue un estirón, ya no era tan pequeña como antes, tampoco mi pecho ni mi trasero, me estaba preocupando, si ya no era una niña de cuerpo tal vez dejaría de ser atractiva para el.
Antes dije que quería ser mujer, bueno, ahora quiero volver a ser niña, quiero que me mime como una, que su mano sea más grande que la mía, que me proteja cuando me abraza y que me haga coletas como antes.
El año paso y ahora tengo 16, por fin nos veríamos después de un largo año, pero no podía verlo, buscaba todo tipo de excusas para evitar encontrármelo, simplemente tenia miedo de como reaccionaria a mi cuerpo que ya no era plano.
Y entonces llego la cuarentena... no pensé que el deseo de que no me viera se volviera tan grave... mis padres me prohíben salir, por lo que estoy 24/7 en mi habitación, cambiando a la sala o la cocina sin hacer nada hasta que encuentro algo que hacer.
Hablamos por chat de seguido, a ninguno nos afecto realmente el estar encerrados, pero el dice que quiere hablar con alguien, que esta cansado de ver a su familia todo el tiempo, pero yo no puedo estar todo el tiempo para él, tengo cosas que hacer, igualmente el es comprensivo e intenta distraerse dibujando o escribiendo.
Pero un día me pidió una foto, el ya no lo aguantaba más, quería verme de una vez por todas, mis excusas fueron estúpidas tanto como para hacer que el pensara que le estoy escondiendo algo.
Al principio pensó que era maltrato, luego pensó que me había hecho daño en algún lado o que su sitio no era el mejor posible, todo tipo de cosas.
Luego me pregunto si me había aburrido de él, o si tal vez me había enamorado de alguien más, o si quizá lo estaba engañando con alguien que estaba constantemente a mi lado, justo envió estos mensajes cuando hacía las tareas.
Fui una estúpida, por no querer enseñarle mi cuerpo lo hice sentir como si ya no quisiera estar con él, incluso haciendo llegar a pensar que lo estaba engañando, ¡yo nunca haría algo como eso!, le respondí cientos de veces, pero ni siquiera a visto mis mensajes, esto fue hace dos días, empece a preocuparme y he decidido que mañana pienso verlo si o también.
Me da igual que digan mis padres o de que manera me van a castigar, necesito verlo o puede que lo pierda para siempre, si de verdad piensa eso que escribió probablemente este más que destrozado y por mis ovarios que no pienso dejar que se haga daño.
Hago esto por su salud mental, si el esta así es por mi culpa después de todo, tengo que hacerme responsable al igual que el tomo responsabilidad de mi los últimos tres años.
submitted by -MadeForStardust- to u/-MadeForStardust- [link] [comments]


2020.08.08 17:57 jesaes100 Consigue bienestar físico aunque tengas poco dinero

Un mayor bienestar de mente y cuerpo no tiene por qué requerir de clases de yoga extremadamente caras, costosos suplementos vitamínicos o prohibitivas vacaciones en spas y destinos de ensueño.

https://preview.redd.it/0tku9x2iwsf51.png?width=550&format=png&auto=webp&s=5e8fe30f79ca13a375d9fae2f9f31ad5fb5e313b
Si lo que buscas es bajar esos kilitos de mas, que hemos contraído de esta cuarentena, te invito a probar este método que les esta funcionando a millones de personas para bajar de peso, sin perder salud....http://tedigo-como.blogspot.com/2017/01/te-digo-metodo-gratuito-para-bajar-de.html

1. Llena tu casa de plantas

Se ha demostrado que las plantas en la casa ayudan a reducir el nivel de estrés y potencian la felicidad. ¿Cómo? A un nivel básico, las plantas te facilitan la respiración al aumentar el nivel de oxígeno en tu casa: absorben dióxido de carbono y producen oxígeno. Además, algunas plantas ayudan a purificar el aire, filtrando químicos dañinos. Y, por supuesto, los colores de las flores y las hojas de las plantas pueden iluminar una habitación y nuestro propio estado de ánimo. ¿A qué esperas?

2. Mantente hidratado

Estamos hechos de agua: este líquido conforma el 55% del cuerpo de una mujer adulta y el 60% del de un hombre. La necesitamos para funcionar, así que a nadie sorprenderá que mantenerse hidratado puede mejorar nuestra salud, elevar nuestros niveles de energía y mejorar nuestra capacidad de concentración. Si eres de los que no le provoca beber mucha agua, prueba a añadirle un toque de sabor natural con una cuña de limón, una rodaja de pepino o un poco de jengibre. Y si se te olvida beber agua hay aplicaciones que te lo recuerdan con una notificación en el celular.

3. Cuida el orden de tu casa

El estado de nuestra casa tiene un impacto enorme sobre nuestro estado de ánimo, lo bien que dormimos y sobre nuestros niveles de energía. Puedes empezar por el dormitorio: abre las ventanas para que circule aire fresco, deja que entre tanta luz natural y pon orden en los armarios y el espacio bajo la cama. Si quieres llevarlo al siguiente nivel puedes hojear un libro sobre la antigua tradición china del feng shui, que literalmente significa aire-agua. Elfeng shui sostiene que la salud y el bienestar se pueden promover examinando cómo la fuerza de la vida, llamada "qi", fluye a través de un espacio. Incluso si no sientes el "qi" acabarás con una casa más ordenada y mejor distribuida.

4. Reconsidera el color de las paredes

El color de las paredes de tu casa puede tener un impacto enorme sobre tu estado de ánimo. El verde, que representa a la naturaleza, puede promover el equilibrio, la armonía y la relajación. El azul es un color que tranquiliza, así que puede funcionar en un dormitorio. Evita el rojo, que puede contribuir a una respiración más rápida, vinculada a un corazón más acelerado y la hipertensión.

5. Escucha el canto de los pájaros

Puede sonar como algo anecdótico pero una investigación reciente de académicos de la universidad King´s College de Londres mostró que escuchar el canto de los pájaros puede mejorar nuestra sensación de bienestar durante varias horas. Los investigadores les pidieron a los voluntarios que registraran su estado de ánimo en una aplicación mientras caminaban por el paisaje urbano. Los resultados mostraron que la exposición al canto de los pájaros, los árboles y el cielo tenía un impacto positivo que estaba presente varias horas después. "La exposición a corto plazo a la naturaleza tiene un impacto beneficioso medible sobre nuestro bienestar mental", según la doctora Andrea Mechelli, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de esa universidad. Si no tienes pájaros a mano, prueba a escuchar una grabación de la naturaleza, con unos buenos auriculares mientras imaginas un paseo por la montaña.

6. Ríe más

Una buena carcajada puede liberar la tensión física de nuestros músculos, mejorar la circulación de la sangre y desencadenar la liberación del óxido nítrico, que potencia el sistema inmune. Una buena risotada también puede reducir las hormonas del estrés y hacer que se liberen endorfinas, el químico que nos hace sentir bien y actúa como un analgésico natural. Así que es cierto: las carcajadas pueden ser la mejor de las medicinas y de hecho hay terapias de la risa para mejorar la salud mental. Pasa tiempo con amigos que te hacen reír, sal a ver comedia, o, si no te sientes muy sociable, puedes ver videos en internet de gatos en monopatines y cosas por el estilo.

7. Aborda el trabajo con mentalidad escandinava

Los países escandinavos -Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia- siempre figuran entre los más felices del mundo. Y parecen tener en la manga algunos trucos geniales para promover la felicidad y el bienestar en el trabajo. Uno de ellos, sueco, es el hábito conocido como fika*,* que consiste en un descanso diario de café y torta -preferiblemente casera- con los compañeros de trabajo. Al parecer, el fika es prácticamente un ritual obligatorio en el trabajo. ¿Por qué no le sugieres lo mismo a tu jefe? Al fin y al cabo, un equipo feliz es un equipo productivo.

8. Duerme más

El descanso es tan importante para nuestra salud mental y física como lo es la dieta o el ejercicio. La falta de descanso puede contribuir a un sistema inmunológico debilitado, niveles más altos de hormonas del estrés, ansiedad y depresión. A la vez, mientras dormimos es cuando nuestro cuerpo se repara a sí mismo. Así que esfuérzate por dormir mejor: cuida tu dormitorio para que sea agradable y silencioso, evita hacer comidas pesadas muy tarde, reduce la cafeína en la segunda mitad del día y desconéctate de las pantallas antes de dormir: la luz azul del celular o de la tableta puede hacer que te mantengas en vilo.
submitted by jesaes100 to espanol [link] [comments]


2020.08.05 19:30 HelheimWolf Mi madre con derecho me arruino una relación con mi novia y ella piensa que tiene la razón, aunque fue ella la que provoco que todo se fuera al desastre

Bueno este sera mi primera historia de una madre con derecho quien como leyeron es mi madre, antes de empezar con esto solo un poco de introducción porque creo que es importante saber algunos detalles.
Me llamo Luis Alejandro, doy mi nombre porque dudo que alguien me que conozca use reddit (al menos que yo sepa), la razón por la que escribo esta historia es porque cuando vi un montón de historias con las madres con derecho, pensé mi madre merece estar aquí y que la gente sepa un poco de su verdadera naturaleza. Y tal vez espero que al compartir esto me ayude a a que algo cambie en mi vida al no guardarme tanto para mi solo.
Bueno esto ocurrió hace 3 años y 8 meses (llevo contando el tiempo porque es como importante llevar un conteo de esto y si llego olvidar esto solo miro el último mensaje que recibí de mi ex cuando me lo envió hace tanto tiempo). Pero para entender mejor la historia iremos un año aun más atrás hace 4 años y 8 meses, cuando había conocido a una chica muy especial y dulce quien me había hecho sentir más vivo que nunca y el hombre más afortunados de todos, hacíamos muchas cosas juntos, desde las tranquilas hasta alguna que otras locuras que recordáramos con alegría y risas. Siempre que ella estuviera cerca mio era como si el mundo brillara con hermosos colores y aunque ella tuviera un orgullo algo exagerado, tenía el corazón más dulce y cariñoso que pudiera ver.
Lastima que mi familia (aunque mejor dicho solo el lado materno) no lo viera de esa manera, ellos por alguna razón desde que tengo memoria, se la pasa buscando todo lo malo a una persona, era como una necesidad de que persona nueva que conociera, automáticamente debían ver su registro para buscar manchas de defectos y errores; todo porque ellos decían que en el mundo hay gente mala, lo cual entiendo perfectamente, se que afuera no es un parque rosado donde todos quieren ser tu amigo, pero así como hay maldad también hay gente buena y lo crean o no mi familia del lado paterno eran la representación de lo bueno en el mundo que yo sabía que había. Mi madre quien será mi protagonista malvada tenía un dicho el cual era que es mejor golpear y juzgar antes que a esperar el golpe de otros y es que ella tiene un carácter agresivo y duro, no le gusta ser pisoteada, es la máxima autoridad en la familia materna por sus logros y por lo tanto ella se considera una persona con los altos títulos y clase que alguien pudiera imaginar (no exagero, cada vez que discuto con ella, me echa su historia de como salio del lodo para tener todo lo que tiene hoy en día, lo cual es admirable al principio, pero lo usa como una especie de arma cuando no sigo sus ideales). El punto es que cuando algo no le gusta a ella, no sale como ella planifico o la pones a ella de segundo plano (sin necesidad de ser cruel); ella se molesta mucho y te grita y saca en cara todo lo que ha echo por ti y en mi caso que soy su hijo hasta mi nacimiento me lo echa en cara como si fuera una especie de deuda a pagar.
Se que uno diría que tal vez soy algo injusto con ella, pero si conocieran la mitad de su verdadero yo tendrían un nivel de entendimiento y yo les contaría muchas cosas de ella, pero sería para otra historia, desde que empece mi relación con "Chonejita" (un apodo para referirme a mi ex novia) mi familia y más mi madre no le agradaba porque ella vivía en una zona pobre y algo peligrosa si no sabes como moverte allí, siempre la miraban con desconfianza y len preguntaban muchas cosas de ella (por un momento creía que era por interés sana para conocer a mi pareja), pero Chonejita me decía que le hacía preguntas incomodas sobre su hogar y sus gustos en modo de buscar algo peligroso de ella o relacionado de ella y así usarlo para que yo terminara la relación (aunque no hubiera funcionado después de un tiempo de relación ya tanto ella como yo sabíamos muchas cosas del otro tanto lo bueno y lo malo porque queríamos apoyarnos mutuamente y ser esa persona que diera un efecto positivo por el otro). Mi madre por su lado ni siquiera le preguntaba nada, ya directamente iba a mi cuando ella no estaba y me decía muchas cosas malas de ella solo por vivir en una zona peligrosa, que esa gente suele ser ladrona y mentirosas por naturaleza y que mi madre había perdido su ropa interior (no se que habrá pasado) y automáticamente mi novia debía ser la única ladrona y eso que ella no iba a ninguna parte de mi casa sin mi al lado excepto el baño por obvias razones por lo cual le dije a mi madre dos cosas:
La primera fue que Chonejita no robo nada porque yo siempre estoy a su lado y al menos que dejaras tu ropa interior en el baño que es el único lugar que no puedo seguir a mi pareja, dudo mucho que Chonejita te haya tomado algo y segundo por qué tu ropa interior? ni que ella estuviera desesperada por tener ropa usada de una mujer mayor de 40 años.
Error mio porque solo la enfado mucho y me regaños por defender a una ladrona y de ser un p***jo por no desconfiar de ella. Una conversación incomoda que tuve con mi novia fue mencionarle ese pleito con mi madre y que la acusaba de robarle ropa interior sexy de ella, y si recuerdan el orgullo pues mi novia se molesto tanto porque ella no quería que nadie la mirara como una persona inferior, con malas mañas y mucho menos una desesperada por buscar ropa interior de una vieja loca. Paso un tiempo después de eso y las cosas no mejoraban ya que después del "robo", mi tía y primos maternos tuvieron un altercado con ella solo porque Chonejita conocía bien a mi familia y se ponía a veces nerviosa cuando ella estaba con ellos por mucho tiempo, pero la situación fue peor cuando tuve que dejarla sola porque ellos, esto debido a que durante una fiesta se había hecho de noche y la única forma de llevarla a casa era en carro y tuve que pedir favor a alguno de ellos para llevarnos directo a su casa, ellos aceptaron, solo si no iba yo porque en respuesta lógica solo están llevando a mi novia a su casa y yo estaba sobrando, pero como Chonejita desconfiaba de mi familia eso era lo último que quería y yo sabía eso (en aquellos momentos ya habíamos cumplido 18 años de edad por lo cual yo perfectamente podría quedarme en casa de mi novia y con la aprobación de su madre que Chonejita me garantizaba si le hacía el favor de ir con ella hasta su casa, trate de ir pero mi madre con su "perfectos argumentos" le explico a ella que ella estaba exagerando, que clase de novia no puede confiar en la familia de su novio (lo cual puede sonar lógico y hasta cierto punto yo concordaría con eso, si hubiera sucedido con mi familia paterna que con ellos si confío y jamás le hicieron nada malo a Chonejita), pero como era mi familia materna yo explique que no tenía problemas, que solo sera una noche allí y que la madre de Chonejita y yo tenemos buena relación por lo cual al ver que yo estoy cuidando como se debe a su hija, me permitirá dormir tranquilo en un cuarto o en un sofá sin problema.
Pobre de mi en pensar que con ellos podía confiar, aunque le explicáramos a mi madre como el resto de familia que solo porque alguien vive en una zona problemática, no quiere decir que necesariamente algo malo pasara solo porque yo pase una simple noche allí. Chonejita incluso dijo que mi familia materna en especial mi madre quien siempre presumía de sus logros, salieron del barro y lograron mucho, ¿por qué ellos si eran buena gente y Chonejita no? Esto enfado a mi madre, no grito ni armo una escena porque había invitados, pero pude ver y sentir que a penas el lugar quedara solo con la familia las cosas saldrían mal. Al final mi novia se fue sola con mi familia esa noche de regreso a casa mientras que yo recibiendo regaños y gritos por defender más a mi pareja que a mi propia familia. Esto solo empeoro la relación de Chonejita con mi familia y más con mi madre hasta que un día mi novia había terminado conmigo porque ya no aguanto más a mi familia, que intento con todo lo que pudo, pero que esto le hacía daño y que ya no podía estar conmigo más, eso me devasto porque ella era mi mundo y luz y trate de arreglar las cosas con ella y en mitad de mi desesperación le escribí un mensaje para tratar de que nos viéramos y habláramos al respeto, pero solo recibí un mensaje tan duro y agresivo el cual hoy en día lo sigo guardando como un doloroso recuerdo de lo que perdí y de la culpa que siento porque dando detalles del mensaje, Chonejita no sintió que yo la defendiera como era debido cuando era su novio y que yo era una persona débil el cual me dejaba pisotear por mi familia, pero lo que más me dolió fue lo último que decía que me merecía una familia de mier** como la que tengo. No mentiré en verdad sufrí por ese mensaje hasta tal punto que me corte el brazo con un cuchillo tratando de despertar de la pesadilla y de que nada era real. Estuve el primer año con una profunda depresión auto destructiva porque sentía que no valía nada y que un mier** como yo merecía ser miserable. Durante estos 3 años y 8 meses solo tuve de mi familia y más aun de mi madre una falsa solidaridad y cariño familiar, mi madre trato de "consolarme" diciendo frases como 'Vez yo tenía razón sobre ella', 'Eso pasa cuando buscas puras locas' o 'La próxima escúchame más y te evitaras esto'. Todo me dio un mal sabor de boca por no mencionar que sentía esa rabia característica de mi familia materna, incluso cuando defendí a Chonejita a pesar de que ya no era mi novia y que en el fondo ella no sentía realmente eso cuando me mando el mensaje mi madre con una cara de afligida como si ella no hubiera hecho nada malo me saco otra vez en cara todo lo que me dio y que si no hubiera sido por ella yo no hubiera nacido, solo para finalizar con una cara falsa de dolor me dijo que ya no me veía como un hijo que ella solo me trataba de cuidar (cuando era ella quien provocaba todo los problemas en primer lugar entre mi pareja y yo). Una semana después por seguir defendiendo a Chonejita, mi madre me echo de casa, quitándome las llaves de mi hogar y la casa de mi padre para asegurarse de que yo no fuera a otro lugar ya que debía experimentar el jo** mundo real para ser más agradecido con ella. Gracias a todo esto no confío en mi familia materna y mucho menos en mi madre aunque me permitió regresar a mi casa y regreso mis llaves (tanto de mi casa como la casa de mi padre) es como si ella hubiera olvidado todo lo malo porque me trata bien y me reconoce otra vez como su hijo solo cuando soy lo que ella y mi familia materna esperan que sea.

Algunos datos finales:
Antes de que alguno sienta ganas de decir algo de Chonejita, ya después de 3 años, nos volvimos a ver y hablar, reconocimos lo bueno y lo malo del otro, pero al final ella se arrepiente y pidió disculpa por el mensaje que guardo de ella, que estaba frustrada y dejo que su orgullo me lastimara, a lo que yo en lo personal nunca estuve molesto con ella por el mensaje, pero no negare que me hizo muy feliz escuchar esas palabras de disculpa y afecto de ella, como dije hablamos y arreglamos muchas cosas de nosotros en esa reunión, sin embargo no significa que hayamos vuelto.
Mi padre y familia paterna tuvo poca interacción con mi novia, aunque mi padre y ella no siempre se llevaban bien, él trato de respetar mi decisión y lo único que mi padre quería era mi felicidad, por lo cual él quería que funcionara la relación.
Desde hace tiempo mi relación con mi madre fue muriendo hasta tal punto que según algunos psicólogo desarrolle un desprecio instintivo a mi madre (no me acuerdo las palabras exactas, pero esto describe bien lo que diré) ya que con solo escucharla, verla y hasta oler su perfume siento que quiero que el infierno se la trague y le haga pagar y cuando la veo sufrir no siento empatia ni dolor por ella, es casi como natural en mi ese desinterés que ni yo me doy cuenta a veces.
Y hoy en día vivo el día a día lejos de ella, tratando de no rendirme en mis metas, pero siendo honesto razones para continuar me faltan y no tanto por perder una novia, es porque el mensaje aunque ella se disculpo es un recuerdo que no puedo soltar de mi como una basura que lo perdió todo y esto me ayuda a nunca bajar la guardia con nada ni nadie. Lo que trato de decir es que ahora no disfruto mucho la vida, ahora parece fría y rutinaria como si algo hubiera muerto y permanece allí pudriendo todo a su paso.

Bueno espero que hayan digamos disfrutar de mi historia y que si alguna vez encuentran ese alguien especial en sus vidas, sepan como protegerlo y no dejar que nadie aunque sea familia te arruine lo hermoso que tienes, tu familia esta para apoyarte y cuidarte, no lo niego e incluso con mi familia paterna tengo esa buena sensación familiar que mucho describirían, pero no significa que ellos te puedan poner obstáculos y hagan y digan lo que quieran de tu pareja solo porque ellos tengan sus prejuicios, como dice el dicho antes de juzgar, hay que leer la historia para tener mejor entendimiento de esta. Cualquier comentario que me quieran hacer o preguntas, con mucho gustos respondere los que pueda.
Muchas gracias por leer hasta el final

View Poll
submitted by HelheimWolf to padresconderecho [link] [comments]


2020.07.28 20:14 FormerAlex Historias de Hospital #3: Tarjeta 113

Cuando les conté a mis amigos que estaba recopilando las historias que me han pasado y he me han contado pasa subirlas a Reddit, algunas personas se han acercado a mí para contarme sus experiencias, supongo que en estos lugares todos queremos ser escuchados, sin embargo no todos se sienten cómodos de contar por las cosas que han pasado. hay muchas historias que parecerán Cliché; la típica enfermera que atiende a pacientes antes de morir; léase “La Planchada” o “La Dama de negro” que ven multitud de enfermos unas horas antes del último respiro, quizá más adelante tenga tiempo para contar esas historias porque realmente abundan.
Tarjeta 113.
Hoy me encontraba sentado en mi área de trabajo cuando un hombre se paró a mi lado al cual al instante reconocí. -Buenas noches Juan – Le dije cordialmente. Juan era un hombre de edad avanzada, supongo que debe estar cerca de los sesenta años o quizás más, que fungía como guardia de seguridad del hospital, lo había conocido por algunos meses y habíamos tenido algunas conversaciones, nada interesante solo cosas triviales de su trabajo y del mío. -Me dijeron que estas juntando historias – Me comentó Yo me quede en silencio por unos segundos pensando en quien estaba corriendo la voz sobre lo que estaba haciendo, no quería tener algún problema o incomodar a alguien al hacerlo, así que intente ser lo más prudente que pude serlo. -Si – le contesté – solo estoy escribiéndolas, quiero tener como un archivo de todas las cosas que pasan aquí. Se quedó en silencio por unos instantes, quizá se preguntaba si debía hablar conmigo o no y yo al instante supuse que tenía una historia que contarme, pero que primero se aseguraría si valdría la pena contarla. Muchas veces después de eventos paranormales lo que menos quieres es contarlo, hay gente que lo disfruta y lo hace como un tema más de conversación, sin embargo cuando la experiencia es traumática lo único que buscas es no volver a recodarla. -Cuando salgas búscame en la caseta – me dijo y después se fue. Salí a las nueve ese día como de costumbre, marque mi salida en el checador con mi huella dactilar. muy diferente a otros días que tomaba mi camino directo al estacionamiento esta vez me fui a la entrada, rumbo a la caseta de los guardias de seguridad. Toque la puerta de la pequeña caseta y me abrieron al instante, reconocí el rostro de juan y me di cuenta que se encontraba solo. -Buenas noches Juan – dije amablemente entrando sin ser invitado. –Bien – proseguí – ¿qué tienes para mí? -Juan titubeo un instante, miraba las cámaras de seguridad que tenía frente a él, no más de seis pantallas, el hospital no es un lugar tan grande para necesitar mas. -Como lo puedes notar, aquí me doy cuenta de muchas cosas – me dijo señalando a las pantallas que reflejaban la imagen de las cámaras de seguridad – no digo que solo cosas fantasmales, me doy cuenta de muchas cosas en realidad, pero sé que estas escribiendo sobre cosas extrañas, cosas de fantasmas y eso. -No exactamente – le conteste – realmente quisiera escuchar todas las historias, no importa si no son paranormales, hago una serie de relatos sobre el hospital, es todo. -Bueno, te contare. Hizo una pausa para dar un sorbo a su café, solo había una silla dentro de la pequeña oficina así que me quede de pie, esperando a que el hombre comenzara a hablar, Juan estaba tomándose su tiempo, quizás buscaba las palabras que más se acomodaran a lo que quería decir. - Ya tengo catorce años aquí, me tocó trabajar con tu madre muchos años – Yo lo sabía, mi madre me había hablado de el – y me ha tocado vivir muchas cosas, quizá podría darte material para escribir cuatro o cinco historias de tu libro. -No es un libro – le conteste – solo escribo las historias es todo, no planeo hacer negocio de esto. -En fin – prosiguió – no es como que me moleste, aunque creo que esta nadie te la va a creer, no tengo evidencia más que mi propia palabra. -Cuéntame – Le pedí
-Esto paso hace unos años – Me miraba fijamente mientras me contaba – aquí hay muchas historias, creo que no te hará falta quien te cuente algo aunque algunos lo hacen solamente por platicar algo, lo que yo te voy a contar no es algo que alguien me dijo que miró o que escucho; es algo que yo mire, que yo escuche. Una noche, no sé exactamente que día era pero supongo que era un fin de semana porque el hospital estaba especialmente vacío, me encontraba yo justo aquí – hizo una seña para que notara su posición – vigilando, quedándome un poco dormido como es costumbre – rio un poco – pero algo me llamo la atención. Apunto a las pantallas con su dedo índice mientras con los demás seguía sosteniendo su termo de café. - justo en esta pantalla – se veía un pasillo que identifique como el pasillo de personal – una mujer, a los dos o tres de la mañana no recuerdo, pensaras que no es nada raro una mujer despierta en un hospital a esa hora y tienes razón, las enfermeras y doctoras recorren los pasillos toda la noche con sus pacientes, pero me llamo la atención que era el pasillo de personal, ahí solamente está el checador y algunas oficinas que solo laboran durante el día. Mire la pantalla y el pasillo se encontraba concurrido y era normal, después de todo era la hora que el turno vespertino sale y el nocturno entra. -A las 10 de la noche ese lugar ya está solo – me confirmo lo que ya sabía – Pero una noche, estaba una mujer ahí. -Entiendo – le dije, animándolo a continuar -Mi trabajo me obliga a investigar toda clase de actividad que no parezca cotidiana ¿sabes? Gente deambulando en zonas que normalmente no son transitadas no es parte de lo cotidiano. Lo que me llamo la atención fue su vestimenta, no era como lo que miraba todos los días. – mire las cámaras para comprobar si la vestimenta era distinguible, aunque debía asumir que al tratarse de años atrás los sistemas de seguridad debían ser más arcaicos por lo tanto no sabía cómo darme una imagen de lo que el hombre me estaba contando. Mire una falda larga – dijo sin voltear a verme – una clase de capa de color oscuro y en su cabeza lo que yo distinguía como un trapo, no sé cómo darle explicación a como la mire por las cámaras. Pero llegare a eso más adelante. Entre al edificio y me dirigí hacia donde había visto a esa mujer, no voy a decir que no iba con miedo, aunque la mente siempre busca explicaciones lógicas. Mi pensamiento era que se trataba de una monja la cual estaba rezando por algún paciente y quería un poco de soledad para hacerlo tranquila, lo supuse debido a la vestimenta que había visto a través de la pantalla.
- Cuando llegue al pasillo entre en el con cautela – primero asome solamente mi cabeza, lo sé, pensaras que soy un cobarde pero a esas horas y en estos lugares todos lo somos. Me sorprendí de ver simplemente el pasillo vacío, existen puertas, como la de la salida al estacionamiento y salida a los jardines aunque esta última está cerrada. Pensé que quizá había salido por alguna de estas, así que entre al pasillo, camine hacia enfrente casi hasta llegar al final para asegurarme que las puertas de las oficinas estaban cerradas, una a una lo comprobé; todo cerrado. Al llegar final y la última puerta llegue al área de checador.
Hizo una pausa para beber un poco más de café, miraba a la pantalla yo notaba que no perdía de vista el pasillo que poco a poco se vaciaba. -Te contare esto porque es importante – dijo regresando a mí – En esos años no tenían un reloj checador digital como lo tienen ahora donde solamente pones tu huella y te registra, antes utilizaban relojes antiguos que marcaban tarjetas de cartón, había un organizador en esta zona – señalo la pantalla – ahí las tarjetas eran colocadas en orden numérico, cada quien tenía un numero asignado para encontrar rápidamente su tarjeta. -Si recuerdo eso – le comente, mi primer año como trabajador me toco utilizar este tipo de registro de entrada y salida. -Bien – prosiguió – fui hasta esa zona a investigar lo que había visto pero todo parecía estar bien, no había rastro de la mujer que había visto por las cámaras, quizás había regresado a las camas de hospitalización con su familiar aunque pensé que quizás había salido al estacionamiento, después de todo esa puerta siempre se mantiene abierta a todas horas. Hay otro guardia en esa zona, pero él no tiene cámaras para vigilar. Nuevamente pauso, sabia por instinto que estaba a punto de llegar a donde quiso llegar desde el inicio. -Pensé que quizás había salido al estacionamiento – repitió – me acerque a la puerta de cristal que da salida a este lugar, la puerta se abre hacia adentro, así que la jale de espaldas al checador – Respiró profundo – Entonces la mire, por el reflejo del cristal. La mujer que había visto por las caramas ahora la estaba mirando a través de un reflejo a no más de 2 metros atrás de mí. Ella no me miraba – pausaba, yo notaba que no era tan fácil para el contar – simplemente estaba parada frente al organizador como buscando una tarjeta. Comprobé su vestimenta, una falda blanca y una capa color verde oscuro que casi llegaba a sus tobillos, en la cabeza, no sé cómo explicarlo, una clase de velo, un trapo no sé, Simplemente no sé cómo describirla.
Yo intentaba hacerme una imagen de lo que el hombre intentaba describir y entendía por qué le había confundido con una monja. -¿Volteaste? – Pregunte – ¿o que hiciste? -No pude – contesto sin mirarme ni ver a las pantallas, simplemente su mirada agachada
– ya tenía la puerta abierta así que salí al estacionamiento, mis piernas débiles me fallaron tuve que mantenerme de pie con ayuda de un automóvil. De la seguridad de la lejanía voltee la mirada hacia el pasillo para ver si por las ventanas podría comprobar lo que había visto en el reflejo de la puerta pero no mire nada. Con mi lámpara hice señas al guardia de la entrada del estacionamiento y este llego corriendo unos pocos segundos después. -El noto mi tono agitado – De mijo – quizás mi rostro pálido, me dijo que lo esperara mientras el entraba a revisar y lo hizo, yo no le dije lo que había visto. Lo mire con su linterna prendida aun cuando la luz no faltaba, me sentí con fuerza para caminar así que lo seguí, entre con la cautela requerida ante tal situación, al abrir la puerta no había nada, mi compañero checaba todas las puertas y ventanas, yo cerré la puerta para no tener contacto con reflejo e intente no ver ningún cristal de las ventanas, pero hubo algo que llamo mi atención; en el suelo estaba una tarjeta, la tarjeta con el número 113, la tome para comprobar que era el nombre de un Dr. El cual conocía de vista. La volví a colocar en su sitio y me dirigí hacia la entrada. Yo estaba en silencio escuchando atentamente, en realidad la historia me había interesado y más por ver el rostro de ese hombre, podía saber, sentir, que lo que él me decía era real. -Esa noche la pase en urgencias – había regresado su mirada a enfrente – Recuerdo que me sentía mal así que me medicaron, pero más que eso era que realmente no quería estar solo. Me pusieron algo que me ayudo a dormir y mientras lo hice solamente miraba a esa mujer, sueño tras sueño ella hacia su aparición, creo que en cierta forma ella se molestó de que yo le hubiera visto o hicimos una clase de conexión no lo sé. Al día siguiente pedí a mis superiores revisar los videos para comprobar que no estaba loco y si ahí estaba ella. Justo como la había visto, aunque por las políticas de empresa es ilegal sacar cualquier tipo de material de ahí si no es parte de una investigación seria, así que se quedó en ese lugar olvidado para siempre. -Cuando la miraste por el reflejo – le comente - ¿Qué aparece en el video? -Nada – contesto serio – simplemente mi rostro de petrificación. Nada más. -¿Y la tarjeta? – Pregunte - Pregunte, pero nadie tiene idea de quienes fueron las tarjetas antes de ellos, no hay un registro de tal cosa en este lugar. Le agradecí su historia y me fui.
Intente preguntar a más personas si habían tenido contacto con esa mujer pero nadie más me hizo pensar que lo habían hecho, esa noche hice mis investigaciones en internet después de todo este hospital tiene casi noventa años de haber sido construido, busque vestimentas que coincidieran con lo que él me describió, encontré esta foto; fui con juan se la mostré y note en su rostro antes de que me lo confirmara.
Si, justo así- me dijo.


https://preview.redd.it/mypd1s563nd51.png?width=212&format=png&auto=webp&s=52954d004605998d3bb60ebc7cd14bb9d6d55566
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.15 00:07 changhat Mi experiencia con las psicofonias

Hace mucho tiempo, mientras vagaba por YouTube, me encontré con un video sobre psicofonias (creo que de dross o triline). Para los que no lo saben, las psicofonias son grabaciones de un ruido blanco o silencio en las que se escuchan voces que no se saben de donde provienen. Son fáciles de hacer, solo grabas, haces unas preguntas dejando un tiempo para que algo responda y listo. Me pareció una buena idea intentar hacer unas, así que se lo explique a mi mejor amigo y nos pusimos manos a la obra.
Teníamos un equipo muy rústico, solo grababamos con la grabadora de mi celular y después nos turnábamos para escuchar el resultado con auriculares. Solíamos anotar donde es que escuchábamos cosas "extrañas" y después intentábamos descifrar que decían. Con prueba y error nos dimos cuenta que se podía escuchar mejor las "voces" si poníamos la grabación en una velocidad más lenta. A partir de ese momento las cosas comenzaron a tornarse casa vez más "extrañas".
Al inicio escuchábamos algunos sonidos o voces pero en realidad podían ser explicadas por el ruido de fondo (porque solíamos grabar en el buffet de la escuela) así que decidimos ir a lugares más silenciosos para asegurarnos de que lo que se escuchara, además de nuestras voces, no sea provocado por algo natural. Los primeros resultados fueron pésimos, pero todo cambió cuando en una grabación escuchamos un canto. Ese fue el inicio, nos sorprendió tener resultados y estábamos emocionados. Se escuchaba un canto como de una mujer (era bastante melodioso pero no profesional) y se lo escuchaba cerca. Ciertamente, si hubiera una mujer cantando cerca nuestro lo habríamos notado. Además estábamos solos en un parque vacío, no podía ser del fondo.
A partir de aquí comenzamos a hacer preguntas. Recibíamos respuestas cortas: Si, no, mal... y también recibíamos frases sueltas como: están?, por (y otras más que no recuerdo bien). La verdad, se sentía genial. Ambos estábamos entusiasmados, eran grabaciones bastante claras pero no lo suficiente como para convencer a nadie (creían que eran preparadas). No quisimos involucrar a más gente pues las personas con las que teníamos confianza no nos creían. No valían el esfuerzo.
Llegamos a hacer muchas grabaciones, era adictivo, pero poco a poco, en nuestra vida diaria, íbamos notando... cosas. Tanto mi amigo como yo habíamos vivido antes experiencias inexplicables, pero esta vez comenzaban a pasarnos más seguido. Una puerta se cierra cuando no hay viento ni ventanas abiertas, una sombra que pasa por el pasillo, escuchar un susurro muy cerca de la oreja, etc.
Un día mi amigo me mandó un mensaje diciendo que mientras escuchaba música en su casa algo le levantó su campera y lo mantuvo en el aire por unos segundos muy largos desde su punto de vista. Comenzábamos a asustarnos en serio pero la adicción a las grabaciones nos tiraba más fuerte que el miedo. Solo son voces, que es lo peor que podría pasar?
Al seguir con las grabaciones notabamos un entorno más hostil en las voces que se escuchaban. Llego al punto de que en una grabación la voz como de un hombre comenzó a llamarme "puta". Se sentía como una amenaza y la sensación de tener a alguien cerca que quiere hacerte daño pero no lo puedes ver, es de lo más espantoso que he experimentado. Luego de eso, decidimos con mi amigo el dejar definitivamente lo de las grabaciones.
Pese a que lo habíamos dejado, las cosas extrañas continuaban. En mi caso, no podía dormir bien debido a la sensación de tener a alguien observandome y un día me harté de la situación y borre la mayoría de las grabaciones con la esperanza de que de esa forma tuviéramos un poco de paz. Al final dio resultado.
Pasa el tiempo y mi celular comenzaba a fallar, por lo que tuve que comprarme otro. Hace unos días recordé toda esta situación de las psicofonias y pensé en buscar en mi celular viejo para ver si encontraba alguna grabación que se haya salvado. Efectivamente, las más interesantes eran las que más temor me causaban por lo que fueron las primeras en ser borradas. Pero unas dos grabaciones en las que claramente se escucha algo se salvaron.
Estaba pensando en hacer un video corto mostrando lo que se escucha en las grabaciones. Porque si, esta no es una historia inventada, es algo que me paso en verdad. Aún así, se que hay gente que no me va a creer porque esto de que borre las grabaciones es mucha "coincidencia" pero pónganse en mi lugar, no podía dormir y realmente estaba asustada. La mayoría de estas evidencias no son creídas por casi nadie y en esa época no conocía (sin contar a mi amigo) gente dispuesta a creer en estas cosas. Para todos eran ediciones baratas.
Así que díganme si les parece buena idea hacer lo del video. Y gracias por leer todo esto.
submitted by changhat to espanol [link] [comments]


2020.07.14 22:10 changhat Mi experiencia con las psicofonias

Hace mucho tiempo, mientras vagaba por YouTube, me encontré con un video sobre psicofonias (creo que de dross o triline). Para los que no lo saben, las psicofonias son grabaciones de un ruido blanco o silencio en las que se escuchan voces que no se saben de donde provienen. Son fáciles de hacer, solo grabas, haces unas preguntas dejando un tiempo para que algo responda y listo. Me pareció una buena idea intentar hacer unas, así que se lo explique a mi mejor amigo y nos pusimos manos a la obra.
Teníamos un equipo muy rústico, solo grababamos con la grabadora de mi celular y después nos turnábamos para escuchar el resultado con auriculares. Solíamos anotar donde es que escuchábamos cosas "extrañas" y después intentábamos descifrar que decían. Con prueba y error nos dimos cuenta que se podía escuchar mejor las "voces" si poníamos la grabación en una velocidad más lenta. A partir de ese momento las cosas comenzaron a tornarse casa vez más "extrañas".
Al inicio escuchábamos algunos sonidos o voces pero en realidad podían ser explicadas por el ruido de fondo (porque solíamos grabar en el buffet de la escuela) así que decidimos ir a lugares más silenciosos para asegurarnos de que lo que se escuchara, además de nuestras voces, no sea provocado por algo natural. Los primeros resultados fueron pésimos, pero todo cambió cuando en una grabación escuchamos un canto. Ese fue el inicio, nos sorprendió tener resultados y estábamos emocionados. Se escuchaba un canto como de una mujer (era bastante melodioso pero no profesional) y se lo escuchaba cerca. Ciertamente, si hubiera una mujer cantando cerca nuestro lo habríamos notado. Además estábamos solos en un parque vacío, no podía ser del fondo.
A partir de aquí comenzamos a hacer preguntas. Recibíamos respuestas cortas: Si, no, mal... y también recibíamos frases sueltas como: están?, por (y otras más que no recuerdo bien). La verdad, se sentía genial. Ambos estábamos entusiasmados, eran grabaciones bastante claras pero no lo suficiente como para convencer a nadie (creían que eran preparadas). No quisimos involucrar a más gente pues las personas con las que teníamos confianza no nos creían. No valían el esfuerzo.
Llegamos a hacer muchas grabaciones, era adictivo, pero poco a poco, en nuestra vida diaria, íbamos notando... cosas. Tanto mi amigo como yo habíamos vivido antes experiencias inexplicables, pero esta vez comenzaban a pasarnos más seguido. Una puerta se cierra cuando no hay viento ni ventanas abiertas, una sombra que pasa por el pasillo, escuchar un susurro muy cerca de la oreja, etc.
Un día mi amigo me mandó un mensaje diciendo que mientras escuchaba música en su casa algo le levantó su campera y lo mantuvo en el aire por unos segundos muy largos desde su punto de vista. Comenzábamos a asustarnos en serio pero la adicción a las grabaciones nos tiraba más fuerte que el miedo. Solo son voces, que es lo peor que podría pasar?
Al seguir con las grabaciones notabamos un entorno más hostil en las voces que se escuchaban. Llego al punto de que en una grabación la voz como de un hombre comenzó a llamarme "puta". Se sentía como una amenaza y la sensación de tener a alguien cerca que quiere hacerte daño pero no lo puedes ver, es de lo más espantoso que he experimentado. Luego de eso, decidimos con mi amigo el dejar definitivamente lo de las grabaciones.
Pese a que lo habíamos dejado, las cosas extrañas continuaban. En mi caso, no podía dormir bien debido a la sensación de tener a alguien observandome y un día me harté de la situación y borre la mayoría de las grabaciones con la esperanza de que de esa forma tuviéramos un poco de paz. Al final dio resultado.
Pasa el tiempo y mi celular comenzaba a fallar, por lo que tuve que comprarme otro. Hace unos días recordé toda esta situación de las psicofonias y pensé en buscar en mi celular viejo para ver si encontraba alguna grabación que se haya salvado. Efectivamente, las más interesantes eran las que más temor me causaban por lo que fueron las primeras en ser borradas. Pero unas dos grabaciones en las que claramente se escucha algo se salvaron.
Estaba pensando en hacer un video corto mostrando lo que se escucha en las grabaciones. Porque si, esta no es una historia inventada, es algo que me paso en verdad. Aún así, se que hay gente que no me va a creer porque esto de que borre las grabaciones es mucha "coincidencia" pero pónganse en mi lugar, no podía dormir y realmente estaba asustada. La mayoría de estas evidencias no son creídas por casi nadie y en esa época no conocía (sin contar a mi amigo) gente dispuesta a creer en estas cosas. Para todos eran ediciones baratas.
Así que díganme si les parece buena idea hacer lo del video. Y gracias por leer todo esto.
submitted by changhat to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.14 22:10 changhat Mi experiencia con las psicofonias

Hace mucho tiempo, mientras vagaba por YouTube, me encontré con un video sobre psicofonias (creo que de dross o triline). Para los que no lo saben, las psicofonias son grabaciones de un ruido blanco o silencio en las que se escuchan voces que no se saben de donde provienen. Son fáciles de hacer, solo grabas, haces unas preguntas dejando un tiempo para que algo responda y listo. Me pareció una buena idea intentar hacer unas, así que se lo explique a mi mejor amigo y nos pusimos manos a la obra.
Teníamos un equipo muy rústico, solo grababamos con la grabadora de mi celular y después nos turnábamos para escuchar el resultado con auriculares. Solíamos anotar donde es que escuchábamos cosas "extrañas" y después intentábamos descifrar que decían. Con prueba y error nos dimos cuenta que se podía escuchar mejor las "voces" si poníamos la grabación en una velocidad más lenta. A partir de ese momento las cosas comenzaron a tornarse casa vez más "extrañas".
Al inicio escuchábamos algunos sonidos o voces pero en realidad podían ser explicadas por el ruido de fondo (porque solíamos grabar en el buffet de la escuela) así que decidimos ir a lugares más silenciosos para asegurarnos de que lo que se escuchara, además de nuestras voces, no sea provocado por algo natural. Los primeros resultados fueron pésimos, pero todo cambió cuando en una grabación escuchamos un canto. Ese fue el inicio, nos sorprendió tener resultados y estábamos emocionados. Se escuchaba un canto como de una mujer (era bastante melodioso pero no profesional) y se lo escuchaba cerca. Ciertamente, si hubiera una mujer cantando cerca nuestro lo habríamos notado. Además estábamos solos en un parque vacío, no podía ser del fondo.
A partir de aquí comenzamos a hacer preguntas. Recibíamos respuestas cortas: Si, no, mal... y también recibíamos frases sueltas como: están?, por (y otras más que no recuerdo bien). La verdad, se sentía genial. Ambos estábamos entusiasmados, eran grabaciones bastante claras pero no lo suficiente como para convencer a nadie (creían que eran preparadas). No quisimos involucrar a más gente pues las personas con las que teníamos confianza no nos creían. No valían el esfuerzo.
Llegamos a hacer muchas grabaciones, era adictivo, pero poco a poco, en nuestra vida diaria, íbamos notando... cosas. Tanto mi amigo como yo habíamos vivido antes experiencias inexplicables, pero esta vez comenzaban a pasarnos más seguido. Una puerta se cierra cuando no hay viento ni ventanas abiertas, una sombra que pasa por el pasillo, escuchar un susurro muy cerca de la oreja, etc.
Un día mi amigo me mandó un mensaje diciendo que mientras escuchaba música en su casa algo le levantó su campera y lo mantuvo en el aire por unos segundos muy largos desde su punto de vista. Comenzábamos a asustarnos en serio pero la adicción a las grabaciones nos tiraba más fuerte que el miedo. Solo son voces, que es lo peor que podría pasar?
Al seguir con las grabaciones notabamos un entorno más hostil en las voces que se escuchaban. Llego al punto de que en una grabación la voz como de un hombre comenzó a llamarme "puta". Se sentía como una amenaza y la sensación de tener a alguien cerca que quiere hacerte daño pero no lo puedes ver, es de lo más espantoso que he experimentado. Luego de eso, decidimos con mi amigo el dejar definitivamente lo de las grabaciones.
Pese a que lo habíamos dejado, las cosas extrañas continuaban. En mi caso, no podía dormir bien debido a la sensación de tener a alguien observandome y un día me harté de la situación y borre la mayoría de las grabaciones con la esperanza de que de esa forma tuviéramos un poco de paz. Al final dio resultado.
Pasa el tiempo y mi celular comenzaba a fallar, por lo que tuve que comprarme otro. Hace unos días recordé toda esta situación de las psicofonias y pensé en buscar en mi celular viejo para ver si encontraba alguna grabación que se haya salvado. Efectivamente, las más interesantes eran las que más temor me causaban por lo que fueron las primeras en ser borradas. Pero unas dos grabaciones en las que claramente se escucha algo se salvaron.
Estaba pensando en hacer un video corto mostrando lo que se escucha en las grabaciones. Porque si, esta no es una historia inventada, es algo que me paso en verdad. Aún así, se que hay gente que no me va a creer porque esto de que borre las grabaciones es mucha "coincidencia" pero pónganse en mi lugar, no podía dormir y realmente estaba asustada. La mayoría de estas evidencias no son creídas por casi nadie y en esa época no conocía (sin contar a mi amigo) gente dispuesta a creer en estas cosas. Para todos eran ediciones baratas.
Así que díganme si les parece buena idea hacer lo del video. Y gracias por leer todo esto.
submitted by changhat to Miedo [link] [comments]


2020.07.14 22:09 changhat Mi experiencia con las psicofonias

Hace mucho tiempo, mientras vagaba por YouTube, me encontré con un video sobre psicofonias (creo que de dross o triline). Para los que no lo saben, las psicofonias son grabaciones de un ruido blanco o silencio en las que se escuchan voces que no se saben de donde provienen. Son fáciles de hacer, solo grabas, haces unas preguntas dejando un tiempo para que algo responda y listo. Me pareció una buena idea intentar hacer unas, así que se lo explique a mi mejor amigo y nos pusimos manos a la obra.
Teníamos un equipo muy rústico, solo grababamos con la grabadora de mi celular y después nos turnábamos para escuchar el resultado con auriculares. Solíamos anotar donde es que escuchábamos cosas "extrañas" y después intentábamos descifrar que decían. Con prueba y error nos dimos cuenta que se podía escuchar mejor las "voces" si poníamos la grabación en una velocidad más lenta. A partir de ese momento las cosas comenzaron a tornarse casa vez más "extrañas".
Al inicio escuchábamos algunos sonidos o voces pero en realidad podían ser explicadas por el ruido de fondo (porque solíamos grabar en el buffet de la escuela) así que decidimos ir a lugares más silenciosos para asegurarnos de que lo que se escuchara, además de nuestras voces, no sea provocado por algo natural. Los primeros resultados fueron pésimos, pero todo cambió cuando en una grabación escuchamos un canto. Ese fue el inicio, nos sorprendió tener resultados y estábamos emocionados. Se escuchaba un canto como de una mujer (era bastante melodioso pero no profesional) y se lo escuchaba cerca. Ciertamente, si hubiera una mujer cantando cerca nuestro lo habríamos notado. Además estábamos solos en un parque vacío, no podía ser del fondo.
A partir de aquí comenzamos a hacer preguntas. Recibíamos respuestas cortas: Si, no, mal... y también recibíamos frases sueltas como: están?, por (y otras más que no recuerdo bien). La verdad, se sentía genial. Ambos estábamos entusiasmados, eran grabaciones bastante claras pero no lo suficiente como para convencer a nadie (creían que eran preparadas). No quisimos involucrar a más gente pues las personas con las que teníamos confianza no nos creían. No valían el esfuerzo.
Llegamos a hacer muchas grabaciones, era adictivo, pero poco a poco, en nuestra vida diaria, íbamos notando... cosas. Tanto mi amigo como yo habíamos vivido antes experiencias inexplicables, pero esta vez comenzaban a pasarnos más seguido. Una puerta se cierra cuando no hay viento ni ventanas abiertas, una sombra que pasa por el pasillo, escuchar un susurro muy cerca de la oreja, etc.
Un día mi amigo me mandó un mensaje diciendo que mientras escuchaba música en su casa algo le levantó su campera y lo mantuvo en el aire por unos segundos muy largos desde su punto de vista. Comenzábamos a asustarnos en serio pero la adicción a las grabaciones nos tiraba más fuerte que el miedo. Solo son voces, que es lo peor que podría pasar?
Al seguir con las grabaciones notabamos un entorno más hostil en las voces que se escuchaban. Llego al punto de que en una grabación la voz como de un hombre comenzó a llamarme "puta". Se sentía como una amenaza y la sensación de tener a alguien cerca que quiere hacerte daño pero no lo puedes ver, es de lo más espantoso que he experimentado. Luego de eso, decidimos con mi amigo el dejar definitivamente lo de las grabaciones.
Pese a que lo habíamos dejado, las cosas extrañas continuaban. En mi caso, no podía dormir bien debido a la sensación de tener a alguien observandome y un día me harté de la situación y borre la mayoría de las grabaciones con la esperanza de que de esa forma tuviéramos un poco de paz. Al final dio resultado.
Pasa el tiempo y mi celular comenzaba a fallar, por lo que tuve que comprarme otro. Hace unos días recordé toda esta situación de las psicofonias y pensé en buscar en mi celular viejo para ver si encontraba alguna grabación que se haya salvado. Efectivamente, las más interesantes eran las que más temor me causaban por lo que fueron las primeras en ser borradas. Pero unas dos grabaciones en las que claramente se escucha algo se salvaron.
Estaba pensando en hacer un video corto mostrando lo que se escucha en las grabaciones. Porque si, esta no es una historia inventada, es algo que me paso en verdad. Aún así, se que hay gente que no me va a creer porque esto de que borre las grabaciones es mucha "coincidencia" pero pónganse en mi lugar, no podía dormir y realmente estaba asustada. La mayoría de estas evidencias no son creídas por casi nadie y en esa época no conocía (sin contar a mi amigo) gente dispuesta a creer en estas cosas. Para todos eran ediciones baratas.
Así que díganme si les parece buena idea hacer lo del video. Y gracias por leer todo esto.
submitted by changhat to terrorterrorifico [link] [comments]


2020.06.24 01:11 jesaes100 8 consejos para mejorar tu bienestar físico y mental con poco dinero

Un mayor bienestar de mente y cuerpo no tiene por qué requerir de clases de yoga extremadamente caras, costosos suplementos vitamínicos o prohibitivas vacaciones en spas y destinos de ensueño.

https://preview.redd.it/sunl1gb5sq651.jpg?width=550&format=pjpg&auto=webp&s=a2d54fa2de0f7cb9db96cd6872a4f6b8755d9bfb
Si lo que buscas es bajar esos kilitos de mas, que hemos contraído de esta cuarentena, te invito a probar este método que les esta funcionando a millones de personas para bajar de peso, sin perder salud....http://tedigo-como.blogspot.com/2017/01/te-digo-metodo-gratuito-para-bajar-de.html

1. Llena tu casa de plantas

Se ha demostrado que las plantas en la casa ayudan a reducir el nivel de estrés y potencian la felicidad.
¿Cómo? A un nivel básico, las plantas te facilitan la respiración al aumentar el nivel de oxígeno en tu casa: absorben dióxido de carbono y producen oxígeno. Además, algunas plantas ayudan a purificar el aire, filtrando químicos dañinos.
Y, por supuesto, los colores de las flores y las hojas de las plantas pueden iluminar una habitación y nuestro propio estado de ánimo. ¿A qué esperas?

2. Mantente hidratado

Estamos hechos de agua: este líquido conforma el 55% del cuerpo de una mujer adulta y el 60% del de un hombre. La necesitamos para funcionar, así que a nadie sorprenderá que mantenerse hidratado puede mejorar nuestra salud, elevar nuestros niveles de energía y mejorar nuestra capacidad de concentración.
Si eres de los que no le provoca beber mucha agua, prueba a añadirle un toque de sabor natural con una cuña de limón, una rodaja de pepino o un poco de jengibre. Y si se te olvida beber agua hay aplicaciones que te lo recuerdan con una notificación en el celular.

3. Cuida el orden de tu casa

El estado de nuestra casa tiene un impacto enorme sobre nuestro estado de ánimo, lo bien que dormimos y sobre nuestros niveles de energía.
Puedes empezar por el dormitorio: abre las ventanas para que circule aire fresco, deja que entre tanta luz natural y pon orden en los armarios y el espacio bajo la cama. Si quieres llevarlo al siguiente nivel puedes hojear un libro sobre la antigua tradición china del feng shui, que literalmente significa aire-agua. Elfeng shui sostiene que la salud y el bienestar se pueden promover examinando cómo la fuerza de la vida, llamada "qi", fluye a través de un espacio. Incluso si no sientes el "qi" acabarás con una casa más ordenada y mejor distribuida.

4. Reconsidera el color de las paredes

El color de las paredes de tu casa puede tener un impacto enorme sobre tu estado de ánimo.
El verde, que representa a la naturaleza, puede promover el equilibrio, la armonía y la relajación. El azul es un color que tranquiliza, así que puede funcionar en un dormitorio. Evita el rojo, que puede contribuir a una respiración más rápida, vinculada a un corazón más acelerado y la hipertensión.

5. Escucha el canto de los pájaros

Puede sonar como algo anecdótico pero una investigación reciente de académicos de la universidad King´s College de Londres mostró que escuchar el canto de los pájaros puede mejorar nuestra sensación de bienestar durante varias horas.
Los investigadores les pidieron a los voluntarios que registraran su estado de ánimo en una aplicación mientras caminaban por el paisaje urbano. Los resultados mostraron que la exposición al canto de los pájaros, los árboles y el cielo tenía un impacto positivo que estaba presente varias horas después. "La exposición a corto plazo a la naturaleza tiene un impacto beneficioso medible sobre nuestro bienestar mental", según la doctora Andrea Mechelli, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de esa universidad. Si no tienes pájaros a mano, prueba a escuchar una grabación de la naturaleza, con unos buenos auriculares mientras imaginas un paseo por la montaña.

6. Ríe más

Una buena carcajada puede liberar la tensión física de nuestros músculos, mejorar la circulación de la sangre y desencadenar la liberación del óxido nítrico, que potencia el sistema inmune.
Una buena risotada también puede reducir las hormonas del estrés y hacer que se liberen endorfinas, el químico que nos hace sentir bien y actúa como un analgésico natural. Así que es cierto: las carcajadas pueden ser la mejor de las medicinas y de hecho hay terapias de la risa para mejorar la salud mental. Pasa tiempo con amigos que te hacen reír, sal a ver comedia, o, si no te sientes muy sociable, puedes ver videos en internet de gatos en monopatines y cosas por el estilo.

7. Aborda el trabajo con mentalidad escandinava

Los países escandinavos -Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia- siempre figuran entre los más felices del mundo. Y parecen tener en la manga algunos trucos geniales para promover la felicidad y el bienestar en el trabajo.
Uno de ellos, sueco, es el hábito conocido como fika*,* que consiste en un descanso diario de café y torta -preferiblemente casera- con los compañeros de trabajo. Al parecer, el fika es prácticamente un ritual obligatorio en el trabajo. ¿Por qué no le sugieres lo mismo a tu jefe? Al fin y al cabo, un equipo feliz es un equipo productivo.

8. Duerme más

El descanso es tan importante para nuestra salud mental y física como lo es la dieta o el ejercicio.
La falta de descanso puede contribuir a un sistema inmunológico debilitado, niveles más altos de hormonas del estrés, ansiedad y depresión. A la vez, mientras dormimos es cuando nuestro cuerpo se repara a sí mismo. Así que esfuérzate por dormir mejor: cuida tu dormitorio para que sea agradable y silencioso, evita hacer comidas pesadas muy tarde, reduce la cafeína en la segunda mitad del día y desconéctate de las pantallas antes de dormir: la luz azul del celular o de la tableta puede hacer que te mantengas en vilo.
submitted by jesaes100 to espanol [link] [comments]


2020.06.17 12:48 R3N6Y No busco simpatia, solo quiero desahogarme

como ya habran leido no busco consejos simpatia solo deseo desahogarme.
me gustaria empezar con algo sobre mi.
mi nombre es henry y tengo una hermana y una madre ya que mi padre fallecio ademas tengo 25 años soy alcoholico y fumo demasiado ( no me gusta el sabor del alcohol pero me ayuda a olvidar por unos momentos) soy un perdedor. yo no creo ser amado por mi familia mis tios no me felicitan para mi cumpleaños ni tampoco yo lo hago ya que yo no existo para ellos.
no celebro mi cumpleaños porque a nadie parece importarle. me he tratado de suicidar 2 veces porque no encuentro manera de avanzar soy hombre y fui violado 2 veces por otro hombre algo de lo cual no me gusta recordar mi madre es una fiel creyente de la iglesia tanto que siempre me dejaba en casa para ir a los cultos ya que no habia que comer ( somos pobres) era dificil y eso que mi padre el cual se habia ido de la casa ganaba 5000$ o mas al mes para un pais como el mio (panama) es bastante dinero sin enbargo solo aportaba lo necesario para pagar la escuela lo otro era para que el fuera a fiestas con sus amigos y consentir a mi hermana la queriada niña de papa. debido a eso ella crecio ciendo una diva consentida mi madre por otro lado me hechaba la culpa porque mi papa no regresaba a casa ademas me pedia que yo le dijera a papa cosas como ( porque tomas?,cuando vuelves? y cosas asi) claro que no pude evitarme ganarme su odio y debido a los problemas en casa los vecinos alejaban a sus hijos de mi o de mi casa LOL , mi madre es la reina del drama ella le hace caso a cualquier persona menos a su propio hijo y solo me hecha la culpa de las acciones de mi hermana porque ella salio? y ovio me recalca que todo lo malo que ella hace lo aprendio de mi JAJAJAJA que gran chiste solo lei novelas y escuche musica en esos dias .un dia a los 16 años mi madre quiso irse a honduras para predicar su evangelio y yo decidi quedarme con mi papa por una semana ( gran error) el hombre llego borracho a su apartamento un dia y me saco a patadas me rompio la cabeza y no sabia porque era luego al salir del apartamento descubri que era porque deseaba tener sexo con una chica muy guapa
ya que era de noche y estaba en el sofa viendo peliculas solo cargaba puesto un pantalon simple y un sueter simple sin calzado alguno.
luego del suseso me dijo que me fuera de su casa( en la ciudad) hasta la casa de mi madre que se encontraba a 25km de distancia yo no sabia que hacer asi que trate de entrar al apartamento pero me seguia golpeando cuando lo intentaba trate por lo menos de tomar mi calzado pero ni eso me dejo recuerdo haber caminado unos 8 km aproximandamente por la noche pidiendo dinero de aquellos que vi por la calle, ya que solo habia podido recaudar 85 centavos y el pasaje costaba 50 para ir a la terminal y 75 para irme a casa decidi caminar hasta la terminaly pedir el bus.
al llegar a casa con los pies adoloridos jure jamas volver a verlo igual yo no le importaba a el, el seguia llegando a la casa como si nada de vez en cuando para ver a su preciosa hija pero a mi no me diriguia la palabra incluso llego a meterse a mi cuarto a empujarme e incitarme a pelear.
luego de su muerte mi vida no hizo mas que empeorar ya que solo llego gente a casa pidiendo dinero y la gente en la cual confiamos nos traiciono solo por miseros dolares ya tontamente me gaste el dinero de mi herencia que no era mucho ya que solo nos dieron alrededor de 17mil dolares lo demas se lo robaron mi abuela paterna y esas personas. mi madre nunca quiso verificarlo con la ley a pesar que se lo dije, ella seguia creyendo en las palabras y consejos de otros debido a que me e puesto a aprender en mis trabajos e logrado conocimiento de computacion e ingles y algo de programacion pero cada vez que gano dinero mi madre me grita y me hace un drama para que me lo gaste en lo que ella quiere ya que no le alcanza el dinero( ovio se lo gasta en diesmos, ofrendas, ayudando hermanas, comprando mercancia de avon, herbalife o incluso negocios PIRAMIDALES) sin retorno de ganancia cuando no le quieren comprar me pide que se lo compre a ella para que ella lo use o como muchas veces se queda en una esquina tomando polvo. me reclama por cualquier cencillo que yo le pida prestado pero ella me sigue pidiendo plata para la gasolina, pagar deudas de su carro, deudas que le tiene con sus compañeros de trabajo o de la casa y vaya que pide dinero pero cuando le pido que me lo devuelva siempre me dice que no recientemente me dice que vaya a la corregiduria a poner un reclamo si en caso esta abierto JAJAJAJA en cuarentena y sin ningun dato escrito en pagares o contratos nada escrito en papel que chiste.
estoy comprando la comida 1 vez al mes un super completo mientras que ella compra lo faltante y cuando me ve tomando me grita que me ire al infierno, que soy una decepcion y en otras me dice que porque tengo dinero para alcohol y cigarrillos y no tengo para ayudarla (CON SUS PUTAS CUENTAS) que debe noc a quien
ella sin conocer a las amistades que hago lo primero que hace es llorar y esperar que yo llege para gritarle al primero que vea que se large que es una mala influencia y que no lo quiere ver en mi casa ( amistades del trabajo o nuevas amistades las cuales no llevo mucho de conocer). e tratado de irme de la casa 2 veces pero ella siempre me llama o escribe que esta mal o que algo paso una vez se tiro en un centro comercial y mi hermana se fue solo quede yo pasando pena solo para que me dijera que era para ver que haciamos REALLY cada vez que le cuento mi sueños sobre ser millonario o incluso viajar por el mundo ella se molesta y me dice en pocas palabras ( ahi va de nuevo, porque no te conformas ) aveces me averguenza salir de la caza por la pena y solo me entran ganaz de fumar y eso que solo cuento una pequeña casi minima parte de mi vida.
debido a mis malas acciones perdi mi carro y estoy endeudado hasta la zapatilla con mas de 20 mil en deudas pero no importa que haga no logro salir lo unico que oigo es DIOS ES BUENO jajajajaja por donde si dios es tan bueno porque me trata de esa forma acaso fui hittler en mi vida pasada o algo mas.
aun considero ceriamente el suicidarme
ojala los cuentos o novelas que leo sobre pactos con el diablo, dios o alguna entidad por dinero fueran reales
asi me alejaria de todo eso cambiar mi numero, pagar mis deudas e irme a vivir al campo en soledad lejos de esta vida.a pesar de que me gustan las mujeres creo que estoy llegando a odiarlas a todas.

PD: si alquien lo lee quiero darle gracias por escuchar la historia de un perdedor anonimo y espero que sus vidas sean mejores que esta basura.
submitted by R3N6Y to self [link] [comments]


2020.05.29 01:05 SonicKaweii MADRE CON DERECHO se enoja por no salir sin tapabocas, escupe en el mío, termina arrestada.

Si soy honesto jamás en mi vida me había encontrado con una Karen así que es mi primera vez lamento los errores, esto me sucedió hace unos días pero leer y escuchar tantas historias me hizo querer publicarlo acá.
Elenco:
Yo: Humano Con perro
MD: Madre con Derecho
ND: Niño con Derecho
P: Policía
Historia:
Era una Tarde tranquila, con todo lo de la cuarentena nacional para lo único que salgo es para pasear a mi perro (un labrador puro) en un parque cercano a mi casa, es divertido por que me da un respiro del encierro, esta tarde cuando llegue al parque vi a una mujer gritándole a un hombre por "asustar a su angelito" por llevar tapabocas diciendo que el coronavirus es mentira y que solo es una invención para sacar dinero a la gente (cabe resaltar que ND y MD no llevaban el tapabocas), el caso es que cuando termina de discutir se va y se sienta en uno de los banquillos del parque y se pone a mirar su celular, el parque estaba relativamente vacío así que si MD quiera molestar a alguien seria a 5 personas presentes, lo triste es que me eligió a mi, yo vigilaba a mi perro cuando siento que alguien me mira y era MD que estaba haciendo una llamada, cuando termina se me acerca y empieza a hablar, la conversación fue la siguiente:
MD: Oye tu
Yo: Umm... Si hola ¿Qué necesita?.
MD: Quiero que te quites ese tapabocas esta asustando a mi "bebe"
Yo: Lo siento pero lo tengo que llevar puesto por lo del Covid
MD: Esa cosa es mentira solo quiere asustar a la gente.
Yo: (Pensando como la gente puede ser tan ignorante)
MD: Quítatelo o le diré a la policía que me lo robaste
Yo: ... (Me di cuenta que la llamada que hizo fue a la policía)
MD: Están en camino en este momento
Yo: No, no me voy a quitar el tapabocas por que a su hijo no le guste, además usted también deberia cuidarse si tanto ama a ese niño
MD: No me hables así mocoso!!
MD en ese momento me arrebata el tapabocas de la cara y lo escupe, unos minutos después llega la policía mientras que Yo sostenía mi tapabocas con saliva.
P: Buenas tardes recibí una llamada de abuso, me pueden decir que esta pasando aquí.
MD hace la escena de "me quiere matar ese tipo, arréstelo"
MD: Ese tipo me amenazo, dijo que el Covid es mentira, y escupió en mi tapabocas
P: Bueno, y tu chico cual es tu versión.
Yo Conte la historia y resalte que había testigos presentes.
Los testigos dijeron lo mismo que yo le Conte al policía y como MD me grito y esculpió en mi tapabocas, MD estaba pálida como una hoja, y trato de escapar con el niño pero fue inmovilizada y arrestada con los cargos de falso testimonio, incumplimiento de las medidas de seguridad contra el Covid, negligencia infantil (al parecer que el niño no tenga tapabocas es un delito) e intento de fuga, y el policía me dejo ir con mi perro a casa, al llegar me toco tirar el tapabocas, y desinfectarme todo lo que pude.
Adivinen quien tendrá un juicio virtual el lunes de la próxima semana, mantendré editado el post si pasa algo.
Cuídense!
Edit1: Buenas gente como están, así que hoy es el día del juicio iré actualizando la publicación conforme vayan ocurriendo las cosas así que manténganse atentos!
Edit2: Hola gente como están, el juicio a terminado a salido a mi favor y como la historia sirve para un nuevo post la resumiré, para empezar Karen quedo con 3 años de arresto domiciliario (debido al Covid), en el juicio dio falso testimonio de como la agredí a ella y a su hijo, como quería que me arrestaran por abuso verbal y psicológico, me insulto con todas las posibles malas palabras que existen en un diccionario y que no se debe tratar así a una mujer, el problema es que ella no contaba con que una de las casas cerca del parque tuvieran cámaras de seguridad, así que además de los cargos imputados el miércoles, le pusieron cargos de mentirle a un juez (al parecer eso es ilegal), la Reunión quedo grabada así que si la quieren ver preguntare si me la dejan a mi, bueno ese es todo el resumen.
Cuídense y lávense las manos!
submitted by SonicKaweii to PadresConDerechos [link] [comments]


2020.05.29 00:58 SonicKaweii MADRE CON DERECHO se enoja por no salir sin tapabocas, escupe en el mío, termina arrestada.

Si soy honesto jamás en mi vida me había encontrado con una Karen así que es mi primera vez lamento los errores, esto me sucedió hace unos días pero leer y escuchar tantas historias me hizo querer publicarlo acá.
Elenco:
Yo: Humano Con perro
MD: Madre con Derecho
ND: Niño con Derecho
P: Policía
Historia:
Era una Tarde tranquila, con todo lo de la cuarentena nacional para lo único que salgo es para pasear a mi perro (un labrador puro) en un parque cercano a mi casa, es divertido por que me da un respiro del encierro, esta tarde cuando llegue al parque vi a una mujer gritándole a un hombre por "asustar a su angelito" por llevar tapabocas diciendo que el coronavirus es mentira y que solo es una invención para sacar dinero a la gente (cabe resaltar que ND y MD no llevaban el tapabocas), el caso es que cuando termina de discutir se va y se sienta en uno de los banquillos del parque y se pone a mirar su celular, el parque estaba relativamente vacío así que si MD quiera molestar a alguien seria a 5 personas presentes, lo triste es que me eligió a mi, yo vigilaba a mi perro cuando siento que alguien me mira y era MD que estaba haciendo una llamada, cuando termina se me acerca y empieza a hablar, la conversación fue la siguiente:
MD: Oye tu
Yo: Umm... Si hola ¿Qué necesita?.
MD: Quiero que te quites ese tapabocas esta asustando a mi "bebe"
Yo: Lo siento pero lo tengo que llevar puesto por lo del Covid
MD: Esa cosa es mentira solo quiere asustar a la gente.
Yo: (Pensando como la gente puede ser tan ignorante)
MD: Quítatelo o le diré a la policía que me lo robaste
Yo: ... (Me di cuenta que la llamada que hizo fue a la policía)
MD: Están en camino en este momento
Yo: No, no me voy a quitar el tapabocas por que a su hijo no le guste, además usted también deberia cuidarse si tanto ama a ese niño
MD: No me hables así mocoso!!
MD en ese momento me arrebata el tapabocas de la cara y lo escupe, unos minutos después llega la policía mientras que Yo sostenía mi tapabocas con saliva.
P: Buenas tardes recibí una llamada de abuso, me pueden decir que esta pasando aquí.
MD hace la escena de "me quiere matar ese tipo, arréstelo"
MD: Ese tipo me amenazo, dijo que el Covid es mentira, y escupió en mi tapabocas
P: Bueno, y tu chico cual es tu versión.
Yo Conte la historia y resalte que había testigos presentes.
Los testigos dijeron lo mismo que yo le Conte al policía y como MD me grito y esculpió en mi tapabocas, MD estaba pálida como una hoja, y trato de escapar con el niño pero fue inmovilizada y arrestada con los cargos de falso testimonio, incumplimiento de las medidas de seguridad contra el Covid, negligencia infantil (al parecer que el niño no tenga tapabocas es un delito) e intento de fuga, y el policía me dejo ir con mi perro a casa, al llegar me toco tirar el tapabocas, y desinfectarme todo lo que pude.

Adivinen quien tendrá un juicio virtual el lunes de la próxima semana, mantendré editado el post si pasa algo.
Cuídense!
Edit 1: Buenas gente como están, así que hoy es el día del juicio iré actualizando la publicación conforme vayan ocurriendo las cosas así que manténganse atentos! Edit2: Hola gente como están, el juicio a terminado a salido a mi favor y como la historia sirve para un nuevo post la resumiré, para empezar Karen quedo con 3 años de arresto domiciliario (debido al Covid), en el juicio dio falso testimonio de como la agredí a ella y a su hijo, como quería que me arrestaran por abuso verbal y psicológico, me insulto con todas las posibles malas palabras que existen en un diccionario y que no se debe tratar así a una mujer, el problema es que ella no contaba con que una de las casas cerca del parque tuvieran cámaras de seguridad, así que además de los cargos imputados el miércoles, le pusieron cargos de mentirle a un juez (al parecer eso es ilegal), la Reunión quedo grabada así que si la quieren ver preguntare si me la dejan a mi, bueno ese es todo el resumen.
Cuídense y lávense las manos!
submitted by SonicKaweii to padresconderecho [link] [comments]


2020.05.13 20:13 junco1996 Estoy escribiendo un libro. Y me gustaría que me dieran su opiniones para poder mejorar

Este es una parte del capitulo 1
Caminos de un futuro la historia de
dominic
El poema de lo desconocido
Como olvidar el camino a donde estoy hoy en día, Es impresionante cuando me veo al espejo con traje y corbata todo elegante, a punto de recibir el mayor de los honores para un escritor como lo es el NOBEL.
Por un momento llore en silencio ya que no fue un camino fácil, no todo sobreviven, no todos salen de la depresión y lograr superarse en el camino aprendiendo a sobrevivir y salir de la miseria. ya que muchos se rinden o mueren en el camino.
Pero aquí estoy, escuchando como el presentador da una breve descripción de mí y escucho al publico aplaudir, como si recibieran a un héroe de guerra. que a pesar de haberlo perdido todo sigue luchando por sobrevivir, En mi corazón llevo la esperanza por vivir y la fe que me une a mi Dios y a lo imposible y por último en mi mente llevo el conocimiento para guiar otros por el camino correcto y puedan encontrar su inspiración.
Ya es momento de subir al auditorio y saludar al presentador y dar una breve charla para al final poder recibir el premio el cual será el símbolo de una gran obra nacida de mi corazón que surgió como poema para toda una nueva generación, Mientras camino por mi mente de repente aparecen imágenes de mi pasado, En mi mano derecha llevo una carta que conservo desde niño y anhelo fresco que recorre todo mi ser y una voz como poema que dice TE AMO Y SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO, Mientras una lagrima recorre mi mejilla, En ese momento pienso que no cambio mi vida por nada sin importar todo lo que haya pasado pues eso me llevo a donde estoy hoy en día, dándome la posibilidad de redimir mi camino al lado de esas personas que me han amado desde siempre y mi Dios que ha estado conmigo cuidándome como un niño,
Es poético todo, el significado de la vida y la muerte, como un pensamiento de lo imposible y deseable un valiente contra todo desgarrando su alma, al limpiar mis lagrimas me dirijo por una pequeña escalera hacia el auditorio.
Y ciento que estoy caminando en cámara lenta y comienzo a recordar como inicio todo.
De mi madre no tenia muchos recuerdos, ya que nos había abandonado cuando yo era de unos 4 años y mi hermana de 9 años, De mi padre recuerdo que era una persona agresiva y tosca aparte el alcohol lo estaba consumiendo eso después que mi madre se fue y nos comenzó a culpar por todo y su trágica vida.
Con el tiempo consiguió una nueva pareja la cual tenía un hijo, ella era una mujer de tes blanca y cabello oscuro y ojos café claros, Su nombre era Mariand Leblanc y su hijo era trigueño de ojos café oscuro su nombre era Thomas Leblanc, Contrastaba con mi padre quien era de tes oscura ojos café negros y cabello negro y su nombre era charles Rossi en ese momento él tenía alrededor de 30 años. Ella me pareció una persona amable y su hijo nos miró con odio desde el primer día,
Me acuerdo de que mi padre nos presentó,
-Estos son mis hijos Sara y Dominic- (charles)
-no se parecen mucho a ti su color de tes de diferente jeje- miriand
Mi padre se echó a reír de una forma intranquila, en ese momento mi hermana me abraza y se presenta adecuadamente.
-Cuanto año tienes pequeña- Mariand
-Tengo 13 años- sara
Me acuerdo de que, Mi hermana siempre se mostró muy segura de sí misma y que miriand me había preguntado la edad y yo me oculte detrás de mi hermana y ella le dice que tenía 8 años, después de eso nos fuimos a comer un helado. Mi hermanastro me metió la pata tropecé y me caí al piso derramando mi helado, y mi padre me miro mal y Mariand me ayuda serie y me limpia y seguimos caminando mi hermana se quedó con mala cara hacia Thomas. mi padre se casaría con el tiempo
Al pasar los días no mudamos a una zona rural del país y con el tiempo mostró su verdadera cara, todo el tiempo se iba a tomar y regresaba tarde en la noche pero una noche en especial llego demasiado borracho.
Thomas estaba dormido y escucho una discusión y me dirijo a la sala y miriand le grita, y veo cuando charles le pega una cachetada fuerte que la tira al piso
-Eres una desgraciada, mal agradecida después de todo lo que echo por ti me respondes de esa manera – le dice charles mientras le agarra el rostro
-Se te caerá la mano por lo que acabas de hacer charles no se te olvide donde estas malnacido- miriand
-Quiere que te de pegue de nuevo dime si eres capaz de hacer algo eres una cobarde y te aprovechas de tu lastima para conseguir lo que deseas-charles
Me preguntaba por qué estaban discutiendo y si se iría como lo hizo mi mama cuando de repente mi hermana me jala del brazo
-No veas, no dañes tus ojos con la violencia de los adultos –sara
Nos fuimos de ese lugar a nuestra habitación y mientras mi hermana me abrazaba se escuchaba el ruido al fondo, no alcanzaba a comprender todo lo que pasaba solo sentía la presión en mi pecho como si quisiera llorar, pero no me salía las lagrimas.
-eres un perro desgraciado ni a ti ni a tus hijas le alcanzara la vida para poder pagarme todo lo que me has hecho- le dice miriand desde la cama del hospital
Lo que paso esa noche cambiaría más las cosas ya que a consecuencia de los golpes miriand perdería a su hija no nato de tres meses.
Los días posteriores fueron de incertidumbre y un silencio escalofriante estaba en el ambiente, mi padre caería aún mas en las drogas y el alcohol y esta vez seria para siempre ya no se veía su rostro en la casa y si lo veía era en un estado deplorable
Una ves que mi madrastra regreso del hospital, llegaron dos primos políticos, uno era delgado de tes blanca y ojos café y cabello negro, tenía 14 años y se llamaba Paul Leblanc, y este traía las maletas mientras su hermano mayor era grueso de tes blanca y cabello negro y ojos de diferentes colores, Tenia heterocromia su nombre era Nicolas Leblanc.
daba un aire de incomodidad la verdad no me agradaba me daba miedo los dos y más Nicolas.
Después de que acomodáramos a Mariand en la habitación mi hermana fue a ayudar pues la estaban mirando mal.
Y cuando regresa tiene un morado que sobresale del brazo debajo de su manga derecha
-que tienes en el brazo- Dominic
-Nada-sara
-¿Y ese morado que sobresale de tu brazo? - Dominic
-No es nada deberías ir a estudiar antes de que llegue papa-sara
Mi hermana serie y pensé en que siempre la veía así y me hacía sentir feliz, mientras estudiaba entro Thomas a mi habitación me quita la libreta y arranca lo que había echo y tira todo al piso
-Eres un idiota ignorante igual que tu padre no se para que gastas tu tiempo estudiando por que ni tu ni tu hermana llegaran a nada en la vida y eso lo sabes – Thomas
Mi hermana entra a la habitación y me ve llorando recoge los papeles me mira y limpia mis lagrima con esa sonrisa en su cara y me dice
-Mientras el mundo este en tu contra debes enfrentarlo con una sonrisa, así que no llores porque el mundo tiene gente que está triste todo el tiempo y necita gente que sepa sonreír – sara
Y yo al escuchar sus palabras me puse feliz pues sabía que era muy afortunado de que ella estuviera a mi lado.
Mi padre llega poco después tomado y tambaleante, y en su cara se notaba marcado por la tristeza no parecía tener sentido. al dirigirse a su habitación se tropieza con migo y al yo caerme el me mira con desprecio pues tenia el rostro de mi madre, al igual que mi hermana no me dirigió una sola palabra y retomo su camino, sabia que pasaba algo entre el y mi madrastra, ya que estando en mi habitación se escuchaba el ruido de sus discusiones y cosas que se rompían en la pared, era tonto me pregunte por que los adultos se comportan como animales sin corazón aparente, esa noche, me dormí con mi hermana.
Todos los días nos levantábamos a las cuatro de la mañana pues había mucho por hacer antes de ir al colegio, como ir a recoger el ganado y ordeñar las vacas, yo no sabía pero veía y me parecía increíble yo jugaba con esos animales y era feliz y no lo sabía, mi hermana preparaba el desayuno mientras Mariand y mi padre se iban a trabajar al maizal, Thomas y Paul con Nicolás se iban a una finca vecina a trabajar
A las seis de la mañana salíamos para ir a el colegio, los profesores eran muy buenos conmigo, yo no prestaba atención y me preguntaban que me pasaba por que no estaba atento a lo que ellos me decían, les Conté lo que había pasado la noche anterior, con mi madrastra y mi padre, les dije que me sentía mal por verlos de esa manera.
Ese día le preguntaron a mi hermana que estaba pasando, por que estaban nuestros padres discutiendo, pero ella no dijo nada, la maestra dijo que no nos preocupáramos que si pasaba algo se buscarían otros familiares para que intervengan por nosotros, y llamaron ala casa para una reunión, solo me acuerdo que Mariand llego con mala cara y miro feo a mi hermana y yo me adelanto a la casa, y como algo y veo a Thomas saliendo del cuarto de Mariand.
-No has visto nada Dominic, no quieres que se enojen contigo, no dirás nada- Thomas
-No me interesa lo que hagas- Dominic
Y me retire a mi habitación, cuando de repente entra mi hermana llorando de tal manera que nunca lo había visto así, al verme se limpio la cara y sonrió al decirme que no pasaba nada, la abrace sin pensarlo, luego de un minuto abrazados me toma de la manos y salimos de la casa y nos dirigimos caminando por el maizal, al verla sabia que no era consciente de lo que le pasaba, solo sentía una presión en el pecho que no se iba, llegamos a un árbol grande y nos subimos en sus ramas y nos quedamos viendo el paisaje que tenia un hermoso atardecer de fondo, ella me mira fijamente.
- Sabes más allá de lo que puedes ver hay un mundo de posibilidades que me gustaría que vieras desde principio a fin y así salir de este lugar, pero no creas que será fácil. Habrá personas que aran lo posible por derrumbarte y hacer que te rindas, pero no importa lo que pase estaré contigo- sara
-por qué me dices eso, sabes no entiendo todo, pero me gustaría hacerlo entender el mundo en el que viven los mayores y ayudarlos a que sean felices - Dominic
Mi hermana sonríe en ese momento y pone su mano a través de mi espalda y nos quedamos viendo el horizonte, al regresar a casa, Mariand y los demás estaban sentados en la mesa de la sala esperando a que regresáramos, cuando de repente un aire frió como el hielo cruzo mi cuerpo y mi hermana aprieta mi mano y la de ella estaba igual de fría, al sentarnos apenas me había dado cuenta de que Mariand fumaba era raro verla así, se notaba segura y con un rostro de malicia.
-tengo algo que decirles a los dos, escuchen bien las cosas van a cambiar de ahora en adelante, estarán bajo mi cargo directo, ya que el alcohólico de su padre los abandono, se fue y no volverá ustedes no le importaron jamás en toda su vida- Mariand
El rostro de mi hermana cambia, por completo algo se partido en su mirada, ella quería gritar, pero no podía,
-NO, NO, esto no puede ser cierto el no pudo hacernos esto- dice mi hermana llena en llanto silencioso
-ustedes fueron siempre una carga para el además era de esperarse de alguien como el- Mariand
Mi rostro se llenó de dolor no aguantaba todo lo que paso, mi hermana se marchó a la habitación.
-No te preocupes, cuidaremos bien de ustedes. especialmente de ti Dominic sabes que son parte de la familia – Paul
Mariand llamo a mi hermana de nuevo pues no había terminado de hablar esa noche fue dura
-quien te crees tu aquí, tú no tienes ni voz ni voto. no lo tenias cuando estaba tu padre y menos ahora- miriand
-Ya es suficiente de charlas mañana hay mucho por hacer- Mariand
Me acuerdo de que mi hermana se sintió impotente, me di cuenta con solo verla.
Yo me dirigía a la habitación y la vi sin que ella se diera cuenta, estaba llorando amarga mente, dentro de mi inocencia sabia que todo esto estaba mal, pues la persona más feliz que conocía estaba llorando sin quien la consolara y no podía hacer nada.
-toma este es mi juguete favorito, cuando estoy triste lo abrazo y me hace sentir mejor y pienso en como seria el rostro de mama si la hubiera conocido además yo estoy contigo por eso no llores más porque si mama viene y te ve así se pondrá mal- Dominic
Ella sonrió y nos quedamos dormidos juntos, es extraño pues tenía unos sueños repetitivos, sobre un hombre sentado sobre un trono de oro y rodeado de ángeles que al verme sonreía y señalaba a las estrellas luego me hablaba en un idioma extraño y de repente me despertaba.
Ese día como siempre nos levantamos a las cuatro de la mañana y me toco ir con mis primos a la finca vecina a recolectar maíz mientras mi hermana se encargaba de la casa, Thomas y Mariand se fueron para la ciudad, mi hermana no confiaba en ninguno de ellos, era de esperarse pues de tanto tiempo seguía sintiendo miedo y ellos lo sabían
submitted by junco1996 to escritura [link] [comments]


2020.05.03 21:51 B44RU Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)

Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)
Historia original de u/Mandahrkhttps://n9.cl/idwg
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg
Desde que tengo memoria, mi padre ha tenido irracionalmente miedo a los mimos. Lo he visto reducido a un lío sudoroso y tembloroso al verlos. Nadie sabía por qué esto era así, ya que siempre lo ignoraba enojado cada vez que lo interrogaban y fingía que no lo afectaban en absoluto.

Si bien esto se había convertido en una broma corriente en la familia, siempre tuve curiosidad acerca de la razón detrás de esta extraña peculiaridad suya. Bueno, esta Navidad finalmente conseguí hacerlo hablar después de llenar su estómago con abundantes cantidades de pastel y vino, y me contó su historia, casi palabra por palabra...

¿Realmente quieres publicar esto en internet? Suena extremadamente increíble, así que no te sorprendas si te acusan de inventar todo esto, ¿de acuerdo? Dios, ¿por dónde empiezo?

Entonces, sabes que vine a este país a principios de los 90, ¿verdad? Pasaron un par de años antes de conocer y casarme con tu madre. Los tiempos eran difíciles para alguien como yo en aquel entonces, tuve que trabajar en dos empleos a la vez solo para poner comida en la mesa y tener un techo sobre mi cabeza. Incluso entonces, todo lo que podía permitirme era el apartamento más ruidoso de ese viejo y decrépito edificio en un barrio infestado de crimen. Era tan malo que no podías dormir bien sin escuchar al menos un disparo cada noche. Solo un lugar mohoso y desmoronado para vivir.

Ahora mi segundo trabajo era básicamente un fin de semana en el que trabajaba como barman en el club de striptease local. Se llamaba The Rear End. Era basura, y no es algo de lo que me sienta particularmente orgulloso, pero trabajar en un club nocturno es mejor que dormir en las calles, puedo asegurarte eso.

No quiero que tu madre se entere de eso, asi que simplemente no hablemos de esa parte de mi vida. No me mires así, esas mujeres fueron algunas de las personas más valientes y honorables que he conocido.

De todos modos, mi trabajo significaba que regresaría a mi apartamento tarde, quiero decir 2 o 3 de la madrugada. Necesito que entiendas lo tarde que solían ser esas noches, para que realmente puedas apreciar cuán extraño fue lo que vi en el ascensor ese día.

Era un sábado por la noche, lo recuerdo bien. Estaba exhausto y solo quería volver a mi habitación lo más rápido posible. Entré en mi edificio, subí pesadamente al elevador y vi a un maldito mimo esperándome allí, ya sabes, maquillaje, cara blanca, labios rojo sangre, camisa a rayas, todo el asunto. Estaba sosteniendo una cuerda atada a un globo en una mano y saludando con la otra a algo en la distancia con esta sonrisa extraña y sin vida plasmada en su rostro. Y su mano tampoco se movía naturalmente, tenía esta extraña cualidad robótica, como si fuera algo mecánico, ¿sabes? Sacudió su mano, izquierda, derecha, izquierda, derecha, solo sonriendo a algo lejos en la distancia detrás de mí con estos ojos abiertos y sin parpadear.
Oh sí, absolutamente solo había una pared detrás de mí. Nada más, que eso lo hizo tan espeluznante. Quiero decir, he visto todo tipo de mierda extraña en este país, pero nada estuvo cerca de ver un mimo en el elevador de mi edificio de apartamentos a las 3:30 de la madrugada. No hace falta decir que estaba completamente asustado y decidí subir las escaleras a mi apartamento en el noveno piso. En realidad no tenía este gordo estomago en ese entonces, estaba en buena forma, por lo que subir las escaleras, aunque agotador, no era imposible. A veces incluso subía y bajaba esas escaleras, solo para hacer ejercicio. Supongo que lo que estoy tratando de decir es que no me preocupaba subir hasta el noveno piso, por lo que tomar la decisión de usar las escaleras no fue muy difícil.

Creo que había llegado al 4° o 5° piso cuando noté que algo se movía por el rabillo de mi ojo. Me detuve, me di la vuelta, y allí estaba él, subiendo las escaleras un par de pisos debajo de mí. ¿Alguna vez has visto esas viejas películas mudas? ¿Alguna vez has visto a un personaje caminar de puntillas de manera exagerada cuando intentan hacer evidente lo importante que es el silencio? Así es como caminaba, con las manos frente a él y trepando con estas zancadas tremendamente largas, saltando sobre varios escalones a la vez, solo usando las puntas de los dedos de los pies para levantarse.
Se congeló cuando lo vi, a mitad de camino, como una estatua con una pierna suspendida en el aire mientras permanecía precariamente. Esperaba que se volcara y cayera hacia atrás en cualquier momento, pero no se movió ni una pulgada. Era como si se hubiera convertido en piedra. Tenía esa extraña expresión en su rostro, casi como cuando a un niño mamá le sorprende robando las galletas de nuevo, y sus ojos se movieron rápidamente, negándose a reconocer mi presencia. Estaba tan cerca de perder mi mierda, pero me puse nervioso y hablé.

"Hombre. Ya basta". Me reí nerviosamente. "Me tienes hombre. Esta mierda es hilarante".

Esto me lo dije más a mí mismo que a él, para pensar que no era más que una broma, o una actuación de práctica o algo así, ya sabes.

"No tengo dinero, hombre". Añadí. "Soy muy pobre. Entonces, eh ... Puedes detenerte ahora".

Con eso, aceleré y comencé a correr escaleras arriba. Se me heló la sangre cuando lo escuché comenzar a moverse de nuevo, mucho, mucho más rápido esta vez, pero exactamente con el mismo movimiento. Miré detrás de mí otra vez. Mierda. Estaba solo un piso debajo de mí, nuevamente se habia detenido en esta mierda de estatua viviente. Pero él estaba tan cerca de mí esta vez que podía ver el blanco de sus ojos mientras miraba a lo lejos.

Fue muy extraño. Ni siquiera sabía si todo esto era malicioso o no, ¿sabes? ¿Estaba este mimo tratando de lastimarme? Creo que saber que era un loco psicópata habría facilitado el trato. ¿Pero esto? Fue irracional. El miedo que sentía era insoportable, sacudiéndome hasta la espina.

Le grité.

"¿Qué mierda quieres?" Grité a toda velocidad, sin importarme quién se despertara, no, en realidad esperando que alguien lo hiciera.
"Déjame solo gilipollas. ¡A la mierda!"

Su expresión cambió instantáneamente ante eso. Parecía ... triste casi, pero era terriblemente falso, como si estuviera haciendo un espectáculo. Se le cayó la cara y levantó la mano para limpiarse una lágrima inexistente. Vi en aturdido silencio mientras él procedía a subir la barandilla de las escaleras y saltar antes de que pudiera abrir la boca.

Grité y rápidamente me incliné sobre las escaleras para ver qué diablos pasó. Estaba tumbado en el suelo, seis pisos más abajo, las extremidades retorcidas en ángulos extraños y acostado en un charco de sangre.

Debo haber pasado casi un minuto solo mirando su cuerpo sin vida, preguntándome qué demonios acaba de pasar. En el fondo de mi mente, sabía que tenía que llamar a la policía o algo así, pero estaba demasiado conmocionado como para moverme. Fue una sensación de hormigueo en mi columna que me trajo de vuelta a la realidad. Esta extraña sensación de ser observado, como miles de hormigas corriendo por tu espalda.
Miré hacia las escaleras encima de mí y no bromeo hijo, allí estaba, ese maldito mimo, mirando su propio cadáver con esta expresión de sorpresa en su rostro. Estaba sosteniendo sus mejillas como esa pintura de 'grito' y su boca se había abierto con los ojos amenazando con salir de sus cuencas. Su cara estaba a solo centímetros de la mía, y, en verdad, casi me orino en los pantalones.

¿Ves mis manos ahora? ¿Ves cómo están temblando, solo pensando en esa noche? Imagina cuán aterrorizado debí haber estado en aquel entonces. Mi cuerpo acababa de apagarse, negándose a moverse, y los dos estábamos parados allí, como estatuas, como una jodida instalación de arte viviente.

Él fue quien se movió. Después de aproximadamente medio minuto de estar completamente quieto, sus ojos se movieron y finalmente se encontraron con los míos por primera vez esa noche. Un escalofrío recorrió mi columna vertebral mientras miraba esos pozos profundos de la nada, pero el hechizo se rompió y pude mover mi cuerpo nuevamente. Tropecé y caí hacia atrás, pero rápidamente me puse de pie y corrí. Y seguí corriendo hasta que salí del edificio, sin atreverme a mirar si aún me seguía y haciendo todo lo posible para mantenerme alejado del cuerpo tendido en la planta baja.
Estuve despierto toda la noche, tomando un café en la primera cafetería que se abrió al amanecer. Llamé anónimamente a la policía desde un teléfono público por la mañana y, por supuesto, no había ningún cuerpo en el edificio cuando la policía apareció más tarde. No soy un hombre muy religioso, pero sabía que esa mierda no era algo que la lógica pudiera explicar. Durante la semana siguiente me mantuve alejado de mi apartamento tanto como pude, solo fui a ducharme y a cambiarme de ropa, pasé las noches en casa de mis amigos después de poner las excusas más débiles imaginables.

No. No se lo dije a nadie. ¿Estas loco? ¿Quién me creería? Y no, no habían camaras en ese edificio.

La pobreza es jodidamente cruel, hijo. Ya no podía imponerme a mis amigos y no quería ir al refugio para personas sin hogar, así que decidí volver a dormir en mi departamento. Traté de engañarme y pensar que lo que había experimentado no era real, que lo había soñado todo. Como si todo fuera solo una alucinación. Pero en lo profundo de mí, sabía que era real. Todo ello. Y que probablemente volvería a suceder.
Una sensación de tremendo temor me invadió cuando me paré afuera de mi edificio 8 noches después de que me topé con ese mimo. De nuevo era bastante tarde, casi al mismo tiempo cuando me topé con él la última vez. Con el corazón encogido, caminé penosamente hacia el elevador, tratando de evitar pensar en el miedo y apretando mi corazón. Ni siquiera podía mirar el lugar donde había caído y elegí alejarme de él.

El elevador se abrió con un ruido suave y solté un suspiro de alivio al ver que estaba vacío.

¿Por qué no solo tomé las escaleras? Joder, no. Demasiado trauma asociado con ese lugar. Es mejor estar apretado dentro de un elevador de rápido movimiento que arriesgarse a subir las escaleras y encontrarse con el mimo suicida del infierno.

Creo que debería estar agradecido de que mi viaje en ascensor fuera pacífico. No creo que hubiera sobrevivido si él hubiera aparecido allí. Un ataque al corazón me habría matado mucho antes de que él pudiera cortarme la cabeza o algo así, no lo sé.

Jugueteé con mis llaves, pero rápidamente entré y cerré la puerta detrás de mí. Quitándome los zapatos, corrí inmediatamente hacia la comodidad de mi manta y me acurruqué allí, tratando de conciliar el sueño, pero me mantuve despierto como un maldito búho.

Entonces este apartamento era bastante pequeño, ¿verdad? Solo dos habitaciones, excluyendo el baño. Para que pueda escuchar lo que esté sucediendo en cualquier rincón del piso. ¿Entiendes a donde voy con esto?

No. No estaba en la casa, pero estaba fuera de ella. Escuché algo crujir afuera de mi puerta principal e instintivamente supe que era él. Al principio pensé que me quedaría allí en mi cama, pero el susurro no se detuvo. El miedo seguía creciendo dentro de mí, y se estaba volviendo insoportable quedarse allí. Mi corazón latía tan rápido que temía que saliera de mi boca.

A la mierda, me susurré a mí mismo y me levanté para investigar. Golpeé mi dedo del pie contra la cama y grité, con los sonidos del exterior cesando casi al instante. Después de controlar el dolor, caminé hacia la puerta, tan suavemente como pude, y miré a través de la mirilla.
Ahogué un lamento cuando mis temores fueron confirmados. Allí estaba él, ese maldito mimo, de espaldas a la pared frente a mí, atento, como un maldito cadete del ejército. Creo que debe haber sentido que lo observaba, porque tan pronto como miré a través de la mirilla, se inclinó hacia adelante, de modo que la parte superior de su cuerpo estaba casi paralela al piso. Sus labios rojos como la sangre se estiraron en esta sonrisa viciosa y comenzó a mirarme directamente.

No sé cómo, pero de alguna manera me estaba mirando directamente. No, él no estaba en ninguna parte cerca de la mirilla, así que no sé cómo, pero sabía que me estaba mirando. Sentí sus ojos perforar mi alma, burlándose de mí, haciéndome saber que estaba jugando conmigo y que podía matarme cuando quisiera.

Acercó las palmas a los lados de la cara, abrió la boca y comenzó a chasquear la lengua. Excepto que nunca escuché el clic. Lo que escuché fue un golpe, y mi puerta comenzó a temblar.

Toc, toc, toc.
Me caí de miedo. Sabes, él no estaba cerca de la puerta, pero todavía golpeaba. No sé qué demonios estaba pasando, pero sabía que no podía quedarme allí ni por un segundo. Salí de mi ventana y comencé a descender usando las escaleras de hierro de salida de emergencia unidas al costado del edificio.

Escuché algo increíblemente grande y fuerte golpear contra la puerta de mi casa cuando comencé a bajar esa desvencijada escalera de hierro. Mi puerta cedió con un crujido dolorosamente fuerte y casi me caigo.

¿Por qué nadie salió a comprobar qué estaba pasando? Bueno, la mayoría de las personas se preocupaban por sus propios asuntos. Las invasiones de casas, los asesinatos, los tratos de drogas salieron mal, podría ser jodidamente cualquier cosa. No necesariamente algo demoníaco.

En un momento en mi camino hacia abajo, consideré simplemente saltar y terminar con mi vida, estaba tan aterrorizado. Pero sacudí la cabeza y seguí luchando por mi supervivencia.
Pronto fui libre. Estaba fuera de ese edificio infernal y jadeaba y recuperaba el aliento en las calles de abajo. Volví a mirar hacia donde estaba mi departamento y lo vi por última vez en mi vida.

Estaba parado en la barandilla de las escaleras de emergencia, justo afuera de mi habitación, sin ninguna preocupación en el mundo. No sé cómo diablos se equilibró con esa cosa, pero se quedó allí, mirándome con esa jodida sonrisa en su rostro. Teatralmente levantó las manos y aplaudió.

Vi en silencio aterrorizado como una por una, las luces en todos los apartamentos comenzaron a encenderse. Él estaba allí, en cada maldito apartamento en las ventanas que podía ver. Era él. Jesús, estaba actuando, si eso tiene algún sentido. En una casa imitaba beber té, en otra haciendo malabares con bolas invisibles,una vista jodida por decir lo menos.

Pero el original continuó mirándome y luego, con otro aplauso, apagó todas las luces del edificio y desapareció, dejándome temblando en la oscuridad.
"Jesús, jodido Cristo, papá". Susurré. "¿Eso realmente sucedió?"

"Eso depende de ti creerlo." Respondió. "Sé lo que vi".

"Entonces, ¿volviste allí de nuevo?" Pregunté.

Sacudió la cabeza con furia. "Nunca en la noche. Nunca jamás. Me mudé tan pronto como encontré otro lugar".

"¿Qué pasó con ese edificio?"

Él suspiró. "Aveces pasaba solo para verlo; finalmente el propietario tenía que venderlo a un constructor. Simplemente ya no era rentable; hubo un montón de suicidios allí, como 2-3 cada año durante media década. Mal augurio en todas partes. El nuevo propietario lo derribó y construyó un centro comercial allí "

"¿Un centro comercial? ¿Cuál?" Pregunte. Me miró sin comprender.

"No quieres decir ..." Mi sangre se congeló cuando lo comprendí. "Pero ... ¡Tienen una actuación de mimo en el anfiteatro allí cada mes!"

Él asintió.
-----------------------------
Historía traducida de ''This is why Mimes are much more terrifying than Clowns''https://n9.cl/idwg con el permiso de u/Mandahrk
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg

https://preview.redd.it/b3sdx4k5afx41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=e60422a194e4b57b13c10393133f9df18133764c
submitted by B44RU to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.04.12 02:41 paxacutic BUJO (Historia Corta)

Le pedí a mis seguidores en IG que propusieran premisas para escribir 15 historias cortas en 15 dias. en total fueron 25 premisas, esta es la primera de ellas elegida por un randomizer en la web, cada dia publicaré una y comenzare a escribir otra.
Premisa: Te despiertas con dolor de cabeza, vas a tu trabajo y todos estan sorprendidos de verte, llevas desaparecido 3 años
Tiempo: 4 horas y 4 minutos
Revisiones: 2

-------------------------------------------------------------------------------------------
BUJO
de: David Main
Mientras se disipaba la neblina de mis ojos al amanecer, trataba de descifrar una serie de números escritos en la pantalla de mi teléfono, no lo tenía registrado y el mensaje que había llegado unos 40 minutos antes leía: “sé que dijimos que nunca más, pero necesito que lo hagamos una última vez”. Limpie mi rostro y me encontré con la ausencia de Verónica a mi lado, hasta su olor se había ido antes de que yo me despertara, cada día siento que se lleva tajos más grandes de sí misma, aunque su ausencia me permitió volver a leer aquel mensaje con más calma.
Traté de recordar ese orden particular de números añadidos a algún contacto que pudiera haber borrado en los últimos meses mientras entablaba mi amistad y ahora relación con Vero, pero nadie me venía a la mente, al menos nadie que mereciera una segunda oportunidad. Al borrar el mensaje pude ver la hora y tiré mi celular a un lado para poder revolcarme en la miseria de que la alarma había sonado 45 minutos antes y ya no había tiempo para el desayuno.
Tome una ducha revoloteando entre el afeitado, el cepillado y el colirio en los ojos para sustituir superficialmente la taza de café que podría calmar este dolor de cabeza que no me deja pensar. Llegaría a la oficina y luego de los saludos respectivos iría a calentarme una taza en el microondas… no debí borrar el mensaje, pude haber averiguado quien era, seguro era un numero equivocado, pero igual, a lo mejor esa persona piensa que el verdadero receptor la está ignorando y no es justo, no debí borrarlo, y ¿si era para mí?, Verónica se ha vuelto una rutina agotadora de fingir interés en sus insignificancias extrapoladas por tanta carencia afectiva… Quizá pueda encontrarlo en alguna carpeta de mensajes borrados, y llamo al número, solo por ayudar, solo por sacar de dudas a esa persona.
Me tiré encima la camisa blanca y la corbata amarilla de los martes, me pareció curioso que el olor a naftalina hubiera penetrado tanto mi ropa desde la última ronda de lavandería hace solo dos días y tuve que pasarle un pañito húmedo a mis cuatro pares de zapatos para quitarles el polvo que opacaba ese brillo aplicado religiosamente los domingos. Hice el chequeo correspondiente en cada uno de mis bolsillos para que no se me olvidara nada en el apuro del retraso, cartera en el bolsillo derecho del pantalón, pañuelo que hace juego con la corbata en el interno del saco a la derecha, tome mi cuaderno de apuntes y revise el celular por mensajes que me dieran pistas de la rutina del día, la pantalla estaba iluminada por un número desconocido y sus 4 llamadas perdidas, ¿es ella, o es un el?, ella seguramente, aunque “necesito que lo hagamos una última vez” suena más a él, a hombre intenso pidiendo una última oportunidad para un polvo de lastima, más tarde le escribo, en la hora del almuerzo, a lo mejor le saco un buen rato a todo esto.
Encontré dos mensajes relevantes, uno de mi padre pidiéndome dinero para comprar sus pastillas y uno de Vero diciéndome con su versión pegajosa del amor que no olvidara la harina de trigo, ayer no la anoté, así que la había olvidado, pero escribí ambas peticiones en mi diario del día, guardé el celular en el bolsillo interno a la izquierda de mi saco y el diario con mis tareas en el izquierdo del pantalón junto a mi bolígrafo y su tapa.
Revisé que todo excepto la nevera estuviera no solo apagado si no desenchufado y salí tan rápido como pude sin agitarme demasiado.
En el camino le escribí a Vero, guardada entre mis contactos simplemente como Amor, me sentí tentado como tantas otras veces a cambiar ese calificativo a su nombre de pila, quizá eso haga que el final sea más sencillo, cuando se vaya no tendré que cambiarlo, y cuando venga la siguiente no tendré que explicarle por qué en lugar de crear el contacto “amor” solo modifique los datos, no quiero dejarla, eso sería demasiado ruido, quiero que se vaya, que tome la decisión propia de recoger sus maletas e irse un día dejando solo una nota de adiós firmada dramáticamente con un par de lágrimas, pero su baja autoestima le permite aguantar tantos abusos y además se culpa por ellos, ha sido imposible zafarme de esto, pero pensare en eso cuando la cabeza deje de dolerme, después del café, por ahora un mensaje de buenos días será suficiente, y un “te extrañe esta mañana cuando me desperté y no estabas a mi lado”, a ella le gustan esas cosas, yo las encuentro innecesarias, quizá sea esa la razón, quizá por eso termine de irse, quizá sería mejor si borro esa última parte.
Al entrar al vestíbulo saludé de nombre a algunas personas que no me regresaron la cortesía y algunas otras me saludaron de una forma tan efusiva que me pareció exagerado. Me tuve que detener en la entrada de la oficina cuando mi tarjeta magnética no me dio el acceso, y fue una mujer joven que no había visto antes quien con una sonrisa amable y un carnet igual al mío me invito a pasar antes que ella. Le agradecí el gesto con una sonrisa y la típica línea de “cuando uno anda más apurado…”.
Los pasillos me eran familiares pero las cámaras de seguridad no, había algunas decoraciones que no recordaba y tantos rostros nuevos que por un momento pensé haberme equivocado de piso. Continúe mi recorrido hasta el cubículo a la izquierda del medio donde iba a pasar las próximas 8 horas de mi vida y al llegar había un hombre de pie recostado de mi escritorio mientras hablaba con la vecina del cubículo contiguo, le pedí disculpas y el me ofreció ayuda, le pregunte que si había algo malo con mi computadora y el hombre dijo que no, entonces le pedí permiso para poder sentarme y este me respondió que no podía sentarme allí porque ese era su puesto de trabajo, sonreí buscando alrededor a alguien que pudiera aprobar el humor en la situación pero solo vi un mar de rostros apáticos.
- ¿nos cambiaron de puestos?
Pero aquel hombre respondió que no sabía que decirme, que él había estado sentándose en ese puesto por… y miraba a su vecina de cubículo… ¿dos años? Y ella asentía con cada palabra. Puede ser el dolor de cabeza o la falta de café, miré alrededor para ubicarme mejor y reconocí la vista a mi derecha, los edificios más altos donde seguro había gente con mejores trabajos que el mío y mejores sueldos que el mío y con vidas menos aburridas que la mía. Y pude ver que aquel hombre entro en modo defensivo cuando dejo de recostarse del escritorio y se paró pecho a pecho frente a mí, una avalancha tibia comenzó a recorrer mi cuerpo desde el abdomen en todas direcciones y sentí el impulso de cerrar mis puños. En lugar de eso, abrí mis palmas a la altura de mi pecho y hacia el.
- No hay problema – le dije manteniendo un tono amable – voy a recursos humanos para que me digan que fue lo que pasó, no hay problema.
La oficina de recursos humanos estaba al final del pasillo, detallé a cada persona y cada conversación sin escuchar familiaridad en ninguna de esas voces o rostros, pero supe que estaba en el lugar correcto porque reconocía las oficinas donde entraba a robarme grapadoras y mouse pads solo para sentir ese aventón de energía en la boca del estómago que nunca pude descifrar, pero tenía el encanto incomodo de insertar un hisopo profundo en mi oído.
Aún estaba cerrada, antes de seguir dando vueltas preferí ir directo al área del comedor, me tomaría una pastilla y una taza de café, seguramente es un error mío, siempre se me olvida todo, por eso me gusta usar los diarios, cada vez que necesito hacer memoria solo tengo que revisarlos, año, mes, día, todo está ahí, al punto de que si no los tuviera guardados desde hace más de 10 años estoy seguro que no recordaría lo que paso ayer.
Tomé una pastilla para el dolor de cabeza con un poco de agua en vaso de papel y me senté a masajear mis sienes con los ojos cerrados esperando que el café diera sus vueltas respectivas durante un minuto en el microondas, y un dolor que tiño la oscuridad de mis ojos cerrados con rojo se apodero de mi al sentir una palmada en el hombro derecho, solté un quejido y encontré colgada en el aire la disculpa de una voz que por fin sonaba familiar.
- Coño disculpa ¿Tatuaje nuevo?
- ¿Cómo? - Le respondí a Henry, es quien maneja Recursos Humanos, seguramente estaba en el baño aprovechando el momento en que todos están socializando en sus cubículos para estar solo en su templo
- En el hombro ¿o es alguna lesión?
- No, no sé, pero me desperté con un dolor de cabeza horrible y ahora me duele el hombro
- ¿Y aquí vienes a liberar la tensión?
Ambos sonreímos pero dudo que haya sido por las mismas razones, cuando sonó el pitido del microondas le ofrecí café pero no acepto, le hable sobre el hombre sentado en mi puesto de trabajo y Henry me contesto que sí, que era “Marquitos”, y cuando le pregunte que hacía “Marquitos” en mi puesto de trabajo, Henry me contesto “tu trabajo, pero mejor”, y mientras soltaba una de sus risas corporativas sentí la vibración de mi celular iluminado con un “Número desconocido, 9 llamadas perdidas”, me apresure a escribir un mensaje de respuesta diciendo simplemente “Numero equivocado”, quise aclarar lo del tal Marcos estaba haciendo mi trabajo pero Henry hablo antes que yo.
- ¿Qué has hecho últimamente?
- ¿Ultimamen…? - - ¿desde ayer? – y sentí que mi tono no fue tan amistoso en esa última parte
- Si bueno, últimamente, o... ¿Qué vienes a hacer por aquí? ¿andas buscando trabajo?
Por su expresión, seguramente levante la voz, el dolor de cabeza empeoraba y aquella lava que parecía recorrer mi cuerpo en calma apilaba unos vapores que presionaban contra mis cuerdas vocales, quería gritarle y sabía exactamente que decirle, con el pulso firme me lleve las manos al rostro y sin mirarlo directamente intente hablar en el tono más monótono que pude.
- ¿Me botaste y la manera de decírmelo es poniendo a otro a trabajar en mi puesto sin avisarme? – pero seguramente levante la voz…
Henry buscaba en mi mirada algo que le diera continuación a nuestro intercambio amigable, pero lo que hallo fue una ira creciente que perfumaba el ambiente en bilis y cianuro, se puso de pie y me lanzo una de sus sonrisas condescendientes y me hizo la sugerencia de que me terminara el café y que cuando me calmara un poco pasara por su oficina, antes de irse me dijo que era un placer volverme a ver mientras me extendía la mano, le regrese el gesto sin levantarme del asiento.
Pasaron unos 10 minutos y volví a revisar mi teléfono
[No es un numero equivocado, Víctor, ¡te necesito!]
Bueno, sea quien sea sabe mi nombre
[Quién es?]
Deje el teléfono en la mesa esperando la respuesta y presioné mis ojos con los pulgares para disipar el efecto que la luz blanca tenía sobre mis ojos sensibles. No hubo respuesta inmediata, respire profundo y me dirigí a la oficina de Henry y por allá a lo lejos escuche otra voz familiar llamando mi nombre
- Víctor!
Y me preguntó que como estaba en medio de un abrazo fuerte, ella había empezado hacia unos meses y me toco a mi enseñarle donde estaba cada cosa en la oficina, los nombres, lugares cercanos para comer, nunca hemos entablado conversación fuera del entorno laboral, pero parecía muy feliz de verme, preguntó que cómo estaba, que cómo me había ido, que en qué andaba y yo trataba de responder con una sonrisa y un “bien, bien, todo bien” a cada una de sus preguntas que incrementaban exponencialmente mi propia duda de estar en el lugar correcto, hasta que se me ocurrió preguntarle…
- Vicky, ¿hace cuánto que no nos vemos?
El frio que recorrió mi espina encontró un aliado en la vibración del celular en mi pecho y aquel número desconocido
- Cómo… ¿3 años? Más o menos.
Me aleje de ella con la excusa de tener que atender la llamada entrante y la promesa de pasar a verla antes de irme, deslice el circulo en la pantalla hacia el icono verde y escuche un apresurado
- ¡No vayas a colgar!
Era una ella, ¿quién eres? Fue la pregunta más apropiada pero nuevamente el dolor punzante en mi hombro fue alborotado por una palmada de saludo, esta vez me doblé del dolor y escuché a Henry nuevamente disculparse
- ¡Coño marico es que se me olvida!
- Tranquilo – diciéndole también a la mujer al otro lado del teléfono que no iba a colgar, que me esperara un momento
- ¿Todo bien? - Cuestiono Vicky con mas preocupación que duda
- Si, dame chance y voy al baño a ver qué es lo que tengo en el hombro que me duele tanto, ya vengo
Frente al espejo prístino de aquel baño con luces automáticas y lavamanos con sensores de movimiento, pude ver los vasos rotos que el colirio no pudo disimular en mis ojos, enjuagué mis manos hasta que estuvieran lo suficientemente frías para pasarlas por el rostro y cuello secándolas con el pañuelo amarillo antes de recoger el teléfono a un lado del lavamanos y continuar con la conversación
- Aquí estoy
Dijo mi nombre completo seguido de la dirección exacta de mi apartamento, describió mi cabello castaño hasta el último detalle del corte barato, el marrón de mis ojos con una precisión pantone y mis comidas favoritas dependiendo del humor y la ocasión. Yo iba quitándome el saco y aflojando la corbata hasta notar una forma diminuta de X en puntillismo que había penetrado la tela de mi camisa blanca. Desabroché suficientes botones para poder llegar a distinguir claramente una serie de diminutos puntos equidistantes en mi espalda cruzados con una X, todos menos uno. Con el pañuelo húmedo limpié la sangre del penúltimo que estaba tan fresco, hinchado y mal curado que no pudo haber tenido más de 24 horas en mi piel, solté un quejido de dolor inesperado y ella al otro lado del teléfono se detuvo.
- ¿Paso algo?
- Tengo… algo en la espalda
- Los tatuajes – respondió ella sin dudar un segundo. Sin perder detalles en como tenía tanta información sobre mi le pregunte cuales eran sus intenciones
- Hoy no sabes quién soy, pero ayer lo sabias, y tienes que venir porque necesito que seas quien eras ayer
El silencio era la única respuesta aceptable en ese momento y ella seguía insistiendo, llamándome por mi nombre, mi nombre que sonaba tan extraño en esa voz que no había escuchado jamás y al darle mi mejor discurso de “no sé quién eres o que quieres, pero si me vuelves a llamar voy a llamar a la policía” ella interrumpió para decirme
- Tus diarios, los tengo todos
- ¿Cuáles diarios?
- Los que has estado llevando durante los últimos 3 años – respondió cortante y segura – no tienes que creerme a mi Víctor, pero puedes creerte a ti mismo
Salí corriendo del baño y hacia la puerta, el vestíbulo, la calle, el metro, mi casa. No supe si le conteste a Henry su comentario de “que no vuelvan a pasar 3 años…” y le escribí a Vero un mensaje de “dónde estás?” seguido de otro preguntándole si había recibido alguna llamada extraña el día de hoy. Subí a revisar mi caja de diarios pasados, todos estaban allí, semana a semana, mes a mes, año a año, mis rutinas, mis canciones descubiertas, mis metas logradas y las que fueron dando paso a cosas que requerían menos esfuerzo y compromiso, la pantalla de mi teléfono aun brillaba con el “Número desconocido, 15 llamadas perdidas” y en la numero 16 conteste
- Todos están aquí, mis diarios, no falta ninguno
A lo que ella respondió con un simple y lapidario
- Revisa las fechas – y colgó
Estaban ahí todos, 2010, 12 meses, 2011, 12 meses, 2012, 2013, 2014, 15, 16 y 2017 con sus 7 meses hasta el presente que es el octavo, no falta uno solo, agosto 2017 leí en la portada del que estaba usando en ese momento, comprar harina de trigo y transferirle a papá, no hay error, yo no cometo errores, para eso son los diarios.
Tomé nuevamente el teléfono para llamar a aquella mujer y poner en evidencia su error cuando en la pantalla de bloqueo pude leer la fecha y la hora de hoy, 10:45am, martes 7 de abril, 2020.
Mi estómago se hizo un nudo que se deshizo al instante en un líquido frio y denso que congeló todo rastro viscoso de lava hasta la planta de mis pies, 3 años, 2017 al 2020, 3 años, debe ser un error, pero al encender la computadora me lo confirmó, intente llamar a Verónica, pero en el momento volvió a brillar mi pantalla con aquel “número desconocido”, que comenzó a recitar:
Agosto 2017, Quiero tomar toda esa amalgama de pensamientos que me invaden y exteriorizarlos.
Y continuó:
Entrenamos nuestras mentes para perdonar, para aceptar, para olvidar. Pero yo, yo no tengo nada que olvidar, que perdonar, pero si mucho que aceptar, he estado vigilado desde siempre, padres, maestros, jefes, cuya autoridad me ha mantenido caminando por esta línea recta de moralidad, la estabilidad y la normalidad. A tal punto que cuando ellos no están me vigilo yo mismo con sus propios métodos, sin voz ni decisión sobre mi propia vida ni mis propios actos, tomando cualquier oportunidad por insignificante que sea para darme una pequeña dosis de lo que podría ser. Pero de ahora en adelante, lo que podría ser, ¡será!
Y concluyó diciendo:
- ¿Suena a algo que escribirías tú?
Inmediatamente partí a la dirección que me había dado, me tomó poco más de hora y media encontrar el lugar y otra hora y media antes de armarme de valor para entrar en aquel edificio que albergaba el apartamento 11-B con vista al oeste.
Cuando abrió la puerta me sorprendió su fragilidad, no más de 26 años, delgada, cabello recogido, en shorts y franela de pijama. Entré en silencio asegurándome de no ver alguna sombra extraña o escuchar algún sonido que indicara la presencia de un tercero, ella cerró la puerta detrás de mi sonriendo “no hay nadie” dijo mientras leía mis pensamientos como si hubiese entrado en un lugar familiar para ella. Se presentó como Adriana, aunque sospeche que no era su nombre verdadero, me ofreció café a lo que me negué pidiéndole de inmediato que me mostrara los diarios si no era problema, apuntó a un pasillo a la derecha que conducía a uno más breve que se bifurcaba en dos cuartos, uno usado como habitación y el otro como estudio.
Entré en el estudio y me acerqué a una caja endeble llena páginas y páginas en orden de días, meses y años, a veces incluso horas, páginas y páginas enteras de narrativa intensa que detallaba desde el color de ojos hasta las medias de personas que nunca había conocido, la lectura de labios de conversaciones que nunca había tenido y canciones para armar playlists sugerentes que me hicieran entrar en el humor y la conciencia de aquellos personajes.
Encontré de mi puño y letra palabras que destilaban sangre y una crueldad sin límites. Mientras ella me explicaba, yo estaba maravillado con aquel sistema que aún no entendía, pero mi naturaleza de hábitos sentía orgasmos al ver las calificaciones de 0 a 5 estrellitas debajo de cada nombre inédito en la portada, “Sancho” se leía en uno, 3 estrellas, “Homero” en otro, 2 estrellas. Adriana me explico que la calificación era dictada por el nivel de dificultad y disfrute del proyecto, 1 estrella era una experiencia vacía y demasiado fácil, 5 estrellas eran ideales, pero según ella solo lo logramos una vez. todos estaban identificados por numero en la parte de atrás, encontré niveles de sadismo y tortura que devengaban en una corriente de éxtasis catártico al centro mismo de mi sexo, y entonces, ella.
Ella que venía a limpiar el desastre, ella que venía a degustar en donde fuera y en cualquier entonces aquel torrente de excitación enfermiza que deslizaba en su lengua despertando cada una de las papilas gustativas de su morbo, ella con sus ojos inmensos que hiperventilaba y sufría taquicardias de gusto al ver como yo terminaba una vida tras otra después de que su encanto de sirena en tierra las atraía, ella que disfrutaba saber que yo era capaz de hacerle esas cosas a cualquier persona, incluyéndola, ella que me pedía que la ahorcara como en el diario de septiembre del 2018 que tenía una calificación de 4 estrellas, ella que me pedía que me riera mientras la dejaba amarrada a la cama, llorando, cubierta de mi saliva y su sangre, supurando en hematomas y quemaduras de cigarrillo como en mayo del 2019 con calificación de 3 estrellas, ella que me pedía que le pusiera el cuchillo entre las piernas y la dejara sentir el filo rozando su piel como en febrero del 2018, ella que quería vivir en la incertidumbre de si la muerte le permitiría renacer una vez más entre mis brazos.
Era yo en todas y cada una de esas líneas, ese yo que finalmente podía leer sus propias vísceras para complacerlas en cada capricho, era yo en cada página, y me perdí tanto en la lectura que devore casi la mitad de los diarios en la caja antes de poder reaccionar y hacer una cuenta mental, hay solo 19, dijiste que eran 3 años, 3 años son 36 meses, y ella me contesto que en total habían 28, de esos 28 solo 27 estaban terminados, pero que las condiciones nunca fueron ideales para el numero 28, por eso a tu ultimo puntito en la espalda le falta la X
- ¿Pero y donde están los demás? ¿Dónde está el numero 1? – sentía ese aventón enérgico mezclado con el vapor acumulándose en la parte de atrás de mi garganta
- Vienen en camino
Me quiero quedar con ellos, todos y cada uno de ellos, los quiero, son míos, y quiero el número 1, quiero saber cuál fue esa experiencia de 5 estrellas que nunca pude repetir con nadie más, Adriana no puso objeción alguna, pero si una condición, yo tenía que convencer al hombre que venía en camino de dármelos, pues él los quería también.
En lo que a mi concernía todo aquello era ficción, pura ficción, yo no soy capaz de esas cosas, no tengo en mi la falta de humanidad para arrancarle la yugular a un hombre de un tajo con mis dientes solo porque el azar lo puso ese mes frente a Adriana y este cometió el pecado mortal de devolverle una sonrisa, yo no soy esta persona descrita en los 19 diarios. Pero ella insista que sí con una sonrisa de calma y me invito a seguir leyendo mientras iba a preparar café.
- Pero ¿cómo es que no recuerdo nada de esto?
- Para eso son los diarios, escribes para recordar, si no los tienes no recuerdas
Fue entonces cuando sonó el timbre, Adriana responde a la puerta y escucho un intercambio de voces que se fueron intensificando y fluctuaban entre una conversación íntima y una discusión de la que no quieres que tus vecinos se enteren. Entre la duda de si debía salir o esperar algún tipo de señal me volví a desaparecer en la lectura de aquellos códigos, un signo para tareas pendientes, otro para tareas no completadas, había formas de conectar eventos con un simple trazo, debí estar realmente inspirado para lograr semejante simplicidad, entonces la discusión dominada por el hombre llamado Cristian empezó a ser más evidente, al igual que sus razones, él estaba fraguando un chantaje por los diarios, y Adriana no se los iba a dar, todos queríamos aquel material, el para explotarlo, ella para fantasear y yo para conocer de lo que soy capaz, traté de absorber cada línea disponible a mis ojos antes de que la inminente acción se hiciera obligatoria, y tuve que estar de acuerdo con aquella voz que se colaba por los espacios voyeristas entre el marco y la puerta cuando dijo “no sé cómo eres capaz de semejantes cosas y además de protegerlas como si fueran sagradas”.
Adriana trataba de distraerlo negociando, la mitad para ti y la mitad para mí, 24 y 24, pero Cristian no aceptaba, era todo o la policía, y pude escuchar a Adriana cuando le dijo en voz fuerte y clara “¡Ay está bien Coño! ¡Llévatelos todos! Están aquí en el estudio, ven”
Y entendí su plan, como siempre, ella los atrae, yo… me encargo de lo demás
El dolor de cabeza había desaparecido por completo, mis ojos podían detallar un cabello a 20 kilómetros, sentía cada paso que daban en mi dirección y la compresión y expansión de sus pulmones inhalando y exhalando lo que él no sabía eran sus últimas bocanadas de aire.
Lleve mi mano al bolsillo izquierdo del pantalón y le quite la tapa al bolígrafo, la boca de mi estómago se había abierto hambrienta y salivaba tanto que tuve que usar la manga de mi camisa para limpiarme la barbilla, podía sentir la sangre hirviendo desde la planta de mis pies llenando de un vapor que escapaba de mi cuerpo a una velocidad inmedible por cada uno de mis poros. Pasó solo un segundo desde que la mano de Adriana giro el pomo en la puerta hasta que mi bolígrafo azul estuvo clavado a la derecha de la tráquea de Cristian, que sacaba la lengua y abría sus ojos hasta que se desorbitaron de sus cuencas, que giraba sobre su propio eje tratando de coordinar sus manos para quitar aquel objeto que era mi emisario para robarle la vida. Mi espalda estaba contra el muro y la duda desapareció de mí, puse mi mano en su frente mientras Adriana expectante mordía sus labios y lengua exhalando como un toro sobre estimulado antes de la faena, lo lleve contra el muro y ante su intento de pelear solo tuve que esquivar sus manos torpes, retire el bolígrafo de un tirón y volví a insertarlo del otro lado de su tráquea, los orificios excitados por el aire apresurado tratando de llegar a ninguna parte expedían chorros de sangre que se achicaban y se agrandaban como el espectáculo de una fuente, boqueaba y sentí su temperatura cambiando en la palma de mi mano, sus labios transitaron del blanco al morado y sus ojos se perdieron en algún lugar detrás de su cabeza, lo deje caer y mientras su cuerpo inerte se derramaba a mis pies. Le die a Adriana
- los quiero todos
- te hago la última X si me dejas el 28 –respondió- yo puedo terminar de escribirlo
Al llegar a mi apartamento, sin terminar de limpiarme de lo que había sucedido un par de horas antes y temiendo que la mañana se vuelva a robar mis recuerdos, saque los 27 tomos y los tiré sobre la cama buscando desesperadamente primero, di vuelta a cada uno para buscar el número que los identificaba hasta que, al fin, allí estaba, aquella descripción que mi cuerpo ansiaba, salte directamente a la última página para leer:
No pensé que fuera tan sencillo, escribirle después de 7 meses para pedirle que habláramos con aquel cliché de que teníamos que cerrar ese ciclo definitivamente. Llegó a mi apartamento y entro a la habitación, Vero esperaba detrás de la puerta…
Cerré el diario inmediatamente y escrito en bolígrafo azul sobre un desgastado cartón amarillo, en mi puño y letra, y con calificación de 5 estrellas, estaba aquel nombre que había resumido simplemente a la palabra “Amor”.
-----------------------------------------------------------------

Proxima Premisa: Relato Erótico
submitted by paxacutic to escritores [link] [comments]


6 señales de que una mujer necesita sexo urgente... ¿te ... 3 Things That Women Look For In A Man In A Relationship 10 COSAS que los hombres AMAMOS de las MUJERES (sin duda) 8 cosas que los hombres buscan en una mujer - YouTube 10 Formas Favoritas De Una Mujer ¡PARA MANIPULAR HOMBRES ... Lo que toda mujer quiere de un hombre ❤ 5 COSAS QUE LAS MUJERES ADORAN EN SECRETO de los HOMBRES ... 10 COSAS QUE LAS MUJERES HACEN Y A LOS HOMBRES LES ENCANTA 10 cosas que mujeres AMAMOS de los HOMBRES - YouTube

Elogios que los hombres quieren recibir de las mujeres

  1. 6 señales de que una mujer necesita sexo urgente... ¿te ...
  2. 3 Things That Women Look For In A Man In A Relationship
  3. 10 COSAS que los hombres AMAMOS de las MUJERES (sin duda)
  4. 8 cosas que los hombres buscan en una mujer - YouTube
  5. 10 Formas Favoritas De Una Mujer ¡PARA MANIPULAR HOMBRES ...
  6. Lo que toda mujer quiere de un hombre ❤
  7. 5 COSAS QUE LAS MUJERES ADORAN EN SECRETO de los HOMBRES ...
  8. 10 COSAS QUE LAS MUJERES HACEN Y A LOS HOMBRES LES ENCANTA
  9. 10 cosas que mujeres AMAMOS de los HOMBRES - YouTube

----- APP ONEFOOTBALL (GRATIS): https://tinyurl.com/BetterCallJoel-2 -----... Lo que toda mujer quiere de un hombre Risitas Ortiz. ... 8 cosas que toda mujer desea de su novio - Duration: ... 2:34. Como Atraer A Una Mujer - Que Es Lo Que Quiere Una Mujer - Duration: 10:48. ¿Qué señales pueden ayudarte a saber si una mujer te desea sexualmente? En este vídeo descubrirás 6 signos de que esa chica necesita sexo urgente. Suscríbete... Estas son las 5 Cosas que las Mujeres Adoran en Secreto de los Hombres Comenzamos... ------------------------------------------------------------------------... Hola familia espero esten muy bien hoy les traigo Cosas que las mujeres haces y a los hombres les encanta Sigueme en mis redes sociales: FACEBOOK: https://ww... 8. Cuerpos naturales Aunque muchas mujeres podrian pensar que los hombres aman a las chicas voluptuosas Según diversas encuestas, los hombres prefieren a las... Que NO Hacer Para Que Una Mujer Se Enamore De Ti. 20 Errores Que ... Conecta Con Ella 2,367,960 views. 10:02. QUE BUSCA UNA MUJER EN UN HOMBRE ... ¿Listo Para Escuchar Lo Que Nadie Quiere Decirte 10 Formas Favoritas De Una Mujer ¡PARA MANIPULAR HOMBRES! LIBRO GRATIS 30 errores peligrosos que espantan a una mujer: http://atraccionla.com/youtube/ Curso ... ¿QUIERES AYUDA? APLICA PARA UNA CONSULTA 100% GRATIS CON NUESTRO EQUIPO DE EXPERTOS AQUÍ: http://atraccionla.com/lp/consulta-gratis-2020 10 cosas que mujeres...